GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




8.848. Clama Everest

La novela de Jorge M. Mier, ganadora del Premio Desnivel de Literatura 2018, es la historia de un hombre que nació para perderse entre las montañas y que de pronto se encuentra solo. Su ascenso será una lucha interna, un enfrentamiento con su pasado y un conflicto entre dos formas de comprender el alpinismo.

11 de febrero de 2019

Cuando he llegado a la última página –sin haber podido abandonarlo, por cierto, desde que lo comencé– me he preguntado muchas cosas; pero, sobre todo, ¿qué es lo que cuenta de verdad este libro?, ¿qué es lo que nos está diciendo Jorge Mier entre las líneas? Y tras darle unas cuantas vueltas tomándome mi tiempo y volver sobre algunos párrafos, me ha parecido entender que todo lo que acababa de leer había sido escrito para poder hablar de héroes trágicos que, siempre perseguidos de cerca por fantasmas, se mantienen firmes con la vista puesta en las alturas. También he creído que si Jorge había puesto este libro en nuestras manos era para mostrarnos un universo de seres mitológicos que vagan solitarios por el Valle del Silencio mientras sufren las visiones de la falta de oxígeno. En definitiva, para armar buenas historias con esos pequeños espectros, con esos tipos minúsculos que caminan entre tremendos vendavales espiados por gigantes, pero con los pies hundidos en la tierra. Sí, hundidos en la tierra y bien unidos a ella, porque casi todos los que aparecen en esta novela conviven con los conflictos que lleva consigo la familia, y están tan aferrados al hueco tremendo dejado por los ausentes como a la naturaleza. Henry –el personaje de Henry– es en cierto modo una reflexión acerca de la obediencia y la búsqueda del propio camino frente a quienes nos precedieron.

Pero, además de lo dicho, en el libro hay montañas. Enormes montañas que aquí aparecen cargadas de nieve pero también de símbolos, de invitaciones al recuerdo, a rendir homenaje y a plantearnos cuestiones. Y digo esto porque, para mí, en la novela se alcanzan dos puntos culminantes: el primero se produce el 25 de diciembre de 1999, cuando Henry Robert Stefansson pone sus pies sobre la cumbre del Everest, algo con lo que Jorge parece recordar que diecinueve años antes –un 17 de febrero de 1980– Cichy y Wielicki se plantaron por vez primera en invierno en la cumbre de la Tierra, pero con lo que también puede que busque subrayar las diferencias entre unos y otros, ya que el alpinista del libro sube auspiciado por un proyecto publicitario absurdo –o falto de sentido– que recibe el nombre de “Navidad en el techo del mundo”. Está claro que el mundo ha cambiado… Más de un siglo en diecinueve años…

8.848 Clama Everest

El segundo punto es espeluznante literalmente pone los pelos de punta y cuenta un rescate fallido en el Annapurna. Las horas y los días que van pasando y que no vaticinan nada bueno. O, mejor dicho, la certeza terrible de que todo acabará mal. Los que van desde muy lejos ofreciendo su ayuda, los que se arriesgan… Un mes de mayo… la dexametasona… Ya muchas páginas antes, uno de los protagonistas dice: “Todos salimos a salvo excepto Kruger, a quien no hemos podido encontrar. Hoy, hemos dado su vida por perdida y desistido de su búsqueda. He intentado escribir algo en mi diario sobre él pero, por algún motivo, he echado de menos a mis padres. He preferido pensar en el mar, en mi madre, en Rip Van Winkle y en la carne de cetáceo. El mundo no volverá a ser igual”.

Todo en la obra de Mier encaja, todo tiene explicación o sentido e invita a mantener la cabeza alta, a creer con esperanza en que haremos bien en esperar algo mejor, en confiar aunque sepamos que solo a veces llega. Y que, solo de tarde en tarde, llega a tiempo.

8.848 clama everest, jorge mier, Libros de montaña, premio desnivel

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Libros relacionados con  8.848. Clama Everest

Comentarios sobre  8.848. Clama Everest

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.