GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

Histórico noticias



8.848. Clama Everest

La novela de Jorge M. Mier, ganadora del Premio Desnivel de Literatura 2018, es la historia de un hombre que nació para perderse entre las montañas y que de pronto se encuentra solo. Su ascenso será una lucha interna, un enfrentamiento con su pasado y un conflicto entre dos formas de comprender el alpinismo.

11 de febrero de 2019

Cuando he llegado a la última página –sin haber podido abandonarlo, por cierto, desde que lo comencé– me he preguntado muchas cosas; pero, sobre todo, ¿qué es lo que cuenta de verdad este libro?, ¿qué es lo que nos está diciendo Jorge Mier entre las líneas? Y tras darle unas cuantas vueltas tomándome mi tiempo y volver sobre algunos párrafos, me ha parecido entender que todo lo que acababa de leer había sido escrito para poder hablar de héroes trágicos que, siempre perseguidos de cerca por fantasmas, se mantienen firmes con la vista puesta en las alturas. También he creído que si Jorge había puesto este libro en nuestras manos era para mostrarnos un universo de seres mitológicos que vagan solitarios por el Valle del Silencio mientras sufren las visiones de la falta de oxígeno. En definitiva, para armar buenas historias con esos pequeños espectros, con esos tipos minúsculos que caminan entre tremendos vendavales espiados por gigantes, pero con los pies hundidos en la tierra. Sí, hundidos en la tierra y bien unidos a ella, porque casi todos los que aparecen en esta novela conviven con los conflictos que lleva consigo la familia, y están tan aferrados al hueco tremendo dejado por los ausentes como a la naturaleza. Henry –el personaje de Henry– es en cierto modo una reflexión acerca de la obediencia y la búsqueda del propio camino frente a quienes nos precedieron.

Pero, además de lo dicho, en el libro hay montañas. Enormes montañas que aquí aparecen cargadas de nieve pero también de símbolos, de invitaciones al recuerdo, a rendir homenaje y a plantearnos cuestiones. Y digo esto porque, para mí, en la novela se alcanzan dos puntos culminantes: el primero se produce el 25 de diciembre de 1999, cuando Henry Robert Stefansson pone sus pies sobre la cumbre del Everest, algo con lo que Jorge parece recordar que diecinueve años antes –un 17 de febrero de 1980– Cichy y Wielicki se plantaron por vez primera en invierno en la cumbre de la Tierra, pero con lo que también puede que busque subrayar las diferencias entre unos y otros, ya que el alpinista del libro sube auspiciado por un proyecto publicitario absurdo –o falto de sentido– que recibe el nombre de “Navidad en el techo del mundo”. Está claro que el mundo ha cambiado… Más de un siglo en diecinueve años…

8.848 Clama Everest

El segundo punto es espeluznante literalmente pone los pelos de punta y cuenta un rescate fallido en el Annapurna. Las horas y los días que van pasando y que no vaticinan nada bueno. O, mejor dicho, la certeza terrible de que todo acabará mal. Los que van desde muy lejos ofreciendo su ayuda, los que se arriesgan… Un mes de mayo… la dexametasona… Ya muchas páginas antes, uno de los protagonistas dice: “Todos salimos a salvo excepto Kruger, a quien no hemos podido encontrar. Hoy, hemos dado su vida por perdida y desistido de su búsqueda. He intentado escribir algo en mi diario sobre él pero, por algún motivo, he echado de menos a mis padres. He preferido pensar en el mar, en mi madre, en Rip Van Winkle y en la carne de cetáceo. El mundo no volverá a ser igual”.

Todo en la obra de Mier encaja, todo tiene explicación o sentido e invita a mantener la cabeza alta, a creer con esperanza en que haremos bien en esperar algo mejor, en confiar aunque sepamos que solo a veces llega. Y que, solo de tarde en tarde, llega a tiempo.

8.848 clama everest, jorge mier, Libros de montaña, premio desnivel

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Libros relacionados con  8.848. Clama Everest

Comentarios sobre  8.848. Clama Everest

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.