Azímut

17 de enero de 2018
“Allá donde nacimos, las cosas y los hombres han gastado sus fisonomías, y sus rostros ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Nansen, maestro de la exploración polar

El científico que llegó a Premio Nobel de la Paz

JAVIER CACHO GOMEZ

Editorial: FORCOLA
Lugar: MADRID
Año: 0
Páginas: 520
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Ya nos cae bien por esas fotos en las que queda claro que era un bellezón, pero también porque era una persona bella en toda su expresión. Nansen ocupa un lugar sagrado en el podio de los grandes exploradores polares y otro igual de destacado entre los personajes que contribuyeron a hacer del siglo XX, un tiempo más humano. Javier Cacho cierra su trilogía de retratos polares con este hombre superlativo que, tras dejar trineos y esquís, trabajó para la Sociedad de Naciones y creó el Pasaporte Nansen a favor de los refugiados a quienes dedicó su vida. Y fue Premio Nobel de la Paz en 1922. ¡Ahí es nada!  
Noticias en la Línea
  • Felicidades, Capitán Cook

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    250 aniversario del capitán CookHace 250 años, James Cook emprendió su legendario primer viaje de descubrimiento al Pacífico, Australia y Nueva Zelanda a bordo del HMS Endeavour. Hazaña que recordarán diferentes localidades británicas vinculadas al Capitán, como Whitby, Plymouth o Greenwich.

  • chance & change

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    herman de vries (él escribe su nombre así, todo en minúsculas, como rechazo a cualquier jerarquía) abandonó progresivamente su trabajo de naturalista para ligarse a la naturaleza a través del arte y destacar con su obra la universalidad del paisaje. "Nos hemos alejado tanto de la naturaleza, la hemos modificado tanto, manipulado, destruido... que nos hemos olvidado de que ella es el arte por excelencia. Solo otro artificio, el del arte humano, puede ayudarnos a reencontrarla", explicaba el...[Leer más]

  • La conquista del aire

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Centro Conde Duque de MadridA Juan Olivert Serra le llamaban el volaoret en Cullera, apodo justificado desde que el rentista valenciano se construyera un aeroplano y el 5 de septiembre de 1909 realizara el primer intento de vuelo motorizado en España. Su historia y la de otros pioneros de la aviación española fascinados por dar alas a sus sueños se cuenta en la exposición La conquista del aire, abierta al público hasta el 4 de marzo en el Centro Conde Duque de Madrid.

  • Mariano Fortuny, pintor y viajero

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo del PradoMariano Fortuny fue un pintor cosmopolita que visitó muchos países y vivió en muchas ciudades; pero su brújula creativa señalaba tres puntos cardinales: Roma, donde se formó; Marruecos, donde pintó la batalla de Wad Rass y sucumbió a la luz africana, y Granada, donde se refugió para desconectar de un éxito internacional. El Museo del Prado reúne 169 obras del artista (12 de ellas nunca antes mostradas en público), en una exposición antológica que puede verse hasta el 18 de marzo.

  • Halide Edip Adivar y Alphonse Mucha

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición sobre Alphonse Mucha en Madrid.La escritora y activista Halide Edip Adivar luchó por la revolución turca con el mismo ímpetu que por la revolución feminista, y ha sido una sorpresa y un placer estético encontrarla retratada en la exposición sobre Alphonse Mucha que puede verse hasta el 25 de febrero en el Palacio Gaviria de Madrid (donde no solo hay chicas art nouveau). Ambos eran amigos, y se debieron de conocer cuando la líder nacionalista se vio condenada al exilio.

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Viaje a las naturalezas simples II

El viaje siempre encierra alguna tristeza y algún miedo. No hay viajes sin derrumbamientos, ni viajes inocentes. Cuando el miedo toca las células humanas, se ensaña, sobre todo, con los órganos frágiles del cuerpo, y el más frágil es un corazón que sueña, un corazón viajero.

19 de junio de 2017

Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra alguna tristeza. No hay viaje sin algún derrumbamiento.

De las naturalezas simples se aprende lo fundamental de la existencia; por ejemplo, que a veces somos como nubes negras apunto de descargar en tormenta y otras, cielos despejados que doran las pieles más finas.

El ser humano parece hecho para oscilar entre el gozo y el desánimo. Cada momento contiene su porcentaje de alegría y de pena. Todo lo que salga con el sello de la humanidad se carga de felicidad y desencanto.

Las aventuras empiezan en el estómago, con un hormigueo o una bengala que estalla cuando el aire nos trae la palabra cambio, el nombre de un lugar o el roce de una geografía deseada que imaginamos liberadora. Con el tiempo, muchos de esos viajes idealizados se congelan, se olvidan, se sueñan sin interrupciones y, al final, con suerte y en ocasiones aún sin ella, se realizan.

Pensamiento y viaje

Pensamiento y viaje

La tristeza es un componente de la caducidad; por eso, la contienen los viajes. Viendo de cerca las naturalezas simples, uno entiende rápido que todo lo que tiene un principio, tiene un fin, y que la clausura de un trayecto en el que fuimos dichosos guarda un poso de abatimiento.

En unas pocas semanas, cualquier flor de este parque curva el tallo, pierde los pétalos, cede su belleza y se posa en el suelo; es una derrota aceptada y, por ello, serena. Pienso, entonces, que me gustaría saber perder como ellas, reconocer mi fecha de vencimiento y, sin más, soltarme de la rama cuando llegue el momento. Hacer que ese vuelo, el último, sea un viaje liviano, un roce leve contra el agua o la tierra.

De las naturalezas simples, uno aprende que casi siempre hay belleza en las cosas tristes, y sé que podría escribir en la frase anterior siempre, borrar casi, sin equivocarme.

Pensamiento y viaje
Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra algún miedo. No hay viajes inocentes.

Cuando el miedo toca las células humanas, se ensaña, sobre todo, con los órganos frágiles del cuerpo y el más frágil, es un corazón que sueña; que es capaz de vivir donde no llega la mente, y de esperar lo que sabe con certeza no vendrá nunca. Y dentro de lo frágil, el más delicado es un corazón viajero, pero también el más fuerte, y de esto imparten una clase magistral las naturalezas simples.

Al observarlas, uno despierta al gigante que duerme en lo minúsculo, y ese titán ya no vuelve a acostarse de nuevo. Uno se asoma a la pequeña terraza de lo casi invisible e ilumina con su atención lo diminuto, y es allí, donde aparecen las rutas infinitas, las enormes pampas policromadas, las cumbres no coronadas, los bosques inexplorados, el mar virgen y, en definitiva, el soplo más tangible del fecundo universo.

Pensamiento y viaje
Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra alguna tristeza y algún miedo. No hay viajes sin derrumbamientos, ni viajes inocentes.

Preparar una maleta nos pellizca la membrana de la ilusión y la incertidumbre, hace que el líquido corporal desate la marea alta y pase a ser marea baja en pocos segundos, hace que la cabeza se llene de imágenes y archivos descargados, de la letra pequeña de una guía de viajes, de la previsión de sabores que el paladar aún no ha descubierto. No hay nada más evocador e inquietante que una maleta que espera en el pasillo o en la puerta, el minuto justo, el grito de acción, el golpe de un gong, las señales de humo que anuncian la salida.

Hay viajes que no logramos realizar, y eso nos desilusiona. Hay viajes que se materializan y también nos desilusionan. Las partidas y regresos pueden ser momentos de alivio o de tensión, de placer o desconsuelo. Y las naturalezas simples lo saben; por eso, ellas hacen que el movimiento sea una forma de quietud y la quietud una forma de movimiento; porque todos los viajes son ese único viaje vital y letal, y cada día es una aventura común y extraordinaria.

Pensamiento y viaje

Experiencia de Viaje, Filosofía

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Belén Alvaro

Comentarios sobre  Viaje a las naturalezas simples II

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.