Azímut

26 de mayo de 2018
“Para surcar mejores aguas despliega ahora las velas la navecilla de mi ingenio, que deja ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Cómo yo atravesé África

ALEXANDRE SERPA PINTO

Editorial: EL VIENTO
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 368
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Nos vamos a aquellas décadas prodigiosas, las de las grandes expediciones coloniales a África Central en la segunda mitad del XIX. Antes, como ahora, los relatos de aquellos exploradores, que se adentraban en el continente negro, suscitaban pasiones lectoras y verdadera exaltación. Si además se unía una prosa atractiva y buena capacidad de observación, el éxito estaba asegurado. Este relato del portugués Serpa Pinto, a los territorios entre las colonias portuguesas de Angola y Mozambique gozó en su tiempo de un éxito notable.
Noticias en la Línea
  • Avifauna perdida

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El 40% de las más de 11.000 especies de aves que habitan el planeta están en retroceso poblacional y una de cada ocho en situación de amenaza; entre ellas, algunas tan populares como la tórtola europea, el frailecillo atlántico, el loro gris o el búho nival, según un informe de BirdLife International. En este contexto, Artimalia ha organizado una exposición dedicada a los pájaros extinguidos, desde el siglo XIX hasta nuestros días, Un llamamiento a la conservación desde el ...[Leer más]

  • Ex Oriente

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las bibliotecas públicas y privadas de Aragón guardan entre sus fondos un importante volumen de libros de viajeros, cartógrafos y geógrafos, comerciantes y embajadores, misioneros y eruditos que, publicados entre los XVI y XVIII, dieron a conocer la singularidad de las culturas chinas y japonesas en la Europa de la Edad Moderna. Una exposición en la Universidad de Zaragoza muestra este patrimonio bibliográfico excepcional, con un centenar de textos, mapas, grabados, porcelanas... Hasta el ...[Leer más]

  • Yo soy somalí

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La poesía fue durante mucho tiempo el medio de expresión preferido por los artistas somalíes; de allí que su país se conozca como la "tierra de los bardos"... Tal preferencia vino determinada por la tradición islámica que condena las imágenes y abraza el poder de la palabra hablada. Pero siempre hay quien se mueve a contracorriente: una exposición en el Minneapolis Institute of Art destaca el trabajo de Hassan Nor y Aziz Osman, dos pintores que emigraron a Estados Unidos en la década ...[Leer más]

  • El mapamundi más grande del siglo XVI

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En 1587, el cartógrafo italiano Urbano Monte dibujó en su estudio de Milán el mapamundi más grande y antiguo del mundo hasta la fecha: diez metros de diámetro en 60 hojas de papel dobles a color (de haberse trazado en una sola lámina, mediría unos tres metros cuadrados). A pesar de tener más de 430 años de antigüedad, sorprende por su precisión: no solo muestra cada uno de los continentes con sus respectivos países, mares y océanos; también las distancias entre regiones, los ...[Leer más]

  • Mediterráneo, una arcadia inventada

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo Thyssen de MálagaSignac, Matisse, Bonnard, Picasso, Sunyer, Torres-García, Sorolla, Anglada-Camarasa, Mir... encontraron inspiración en el Mediterráneo y su luz, uno de los temas principales del arte europeo entre finales del siglo XIX y mediados del XX. El Museo Thyssen de Málaga ha reunido más de sesenta obras de estos autores, entre pintura, escultura, grabado y cerámica, en una exposición abierta al público hasta el 9 de septiembre.

Histórico noticias

La Línea del Horizonte




Viaje a las naturalezas simples II

El viaje siempre encierra alguna tristeza y algún miedo. No hay viajes sin derrumbamientos, ni viajes inocentes. Cuando el miedo toca las células humanas, se ensaña, sobre todo, con los órganos frágiles del cuerpo, y el más frágil es un corazón que sueña, un corazón viajero.

19 de junio de 2017

Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra alguna tristeza. No hay viaje sin algún derrumbamiento.

De las naturalezas simples se aprende lo fundamental de la existencia; por ejemplo, que a veces somos como nubes negras apunto de descargar en tormenta y otras, cielos despejados que doran las pieles más finas.

El ser humano parece hecho para oscilar entre el gozo y el desánimo. Cada momento contiene su porcentaje de alegría y de pena. Todo lo que salga con el sello de la humanidad se carga de felicidad y desencanto.

Las aventuras empiezan en el estómago, con un hormigueo o una bengala que estalla cuando el aire nos trae la palabra cambio, el nombre de un lugar o el roce de una geografía deseada que imaginamos liberadora. Con el tiempo, muchos de esos viajes idealizados se congelan, se olvidan, se sueñan sin interrupciones y, al final, con suerte y en ocasiones aún sin ella, se realizan.

Pensamiento y viaje

Pensamiento y viaje

La tristeza es un componente de la caducidad; por eso, la contienen los viajes. Viendo de cerca las naturalezas simples, uno entiende rápido que todo lo que tiene un principio, tiene un fin, y que la clausura de un trayecto en el que fuimos dichosos guarda un poso de abatimiento.

En unas pocas semanas, cualquier flor de este parque curva el tallo, pierde los pétalos, cede su belleza y se posa en el suelo; es una derrota aceptada y, por ello, serena. Pienso, entonces, que me gustaría saber perder como ellas, reconocer mi fecha de vencimiento y, sin más, soltarme de la rama cuando llegue el momento. Hacer que ese vuelo, el último, sea un viaje liviano, un roce leve contra el agua o la tierra.

De las naturalezas simples, uno aprende que casi siempre hay belleza en las cosas tristes, y sé que podría escribir en la frase anterior siempre, borrar casi, sin equivocarme.

Pensamiento y viaje
Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra algún miedo. No hay viajes inocentes.

Cuando el miedo toca las células humanas, se ensaña, sobre todo, con los órganos frágiles del cuerpo y el más frágil, es un corazón que sueña; que es capaz de vivir donde no llega la mente, y de esperar lo que sabe con certeza no vendrá nunca. Y dentro de lo frágil, el más delicado es un corazón viajero, pero también el más fuerte, y de esto imparten una clase magistral las naturalezas simples.

Al observarlas, uno despierta al gigante que duerme en lo minúsculo, y ese titán ya no vuelve a acostarse de nuevo. Uno se asoma a la pequeña terraza de lo casi invisible e ilumina con su atención lo diminuto, y es allí, donde aparecen las rutas infinitas, las enormes pampas policromadas, las cumbres no coronadas, los bosques inexplorados, el mar virgen y, en definitiva, el soplo más tangible del fecundo universo.

Pensamiento y viaje
Pensamiento y viaje

El viaje siempre encierra alguna tristeza y algún miedo. No hay viajes sin derrumbamientos, ni viajes inocentes.

Preparar una maleta nos pellizca la membrana de la ilusión y la incertidumbre, hace que el líquido corporal desate la marea alta y pase a ser marea baja en pocos segundos, hace que la cabeza se llene de imágenes y archivos descargados, de la letra pequeña de una guía de viajes, de la previsión de sabores que el paladar aún no ha descubierto. No hay nada más evocador e inquietante que una maleta que espera en el pasillo o en la puerta, el minuto justo, el grito de acción, el golpe de un gong, las señales de humo que anuncian la salida.

Hay viajes que no logramos realizar, y eso nos desilusiona. Hay viajes que se materializan y también nos desilusionan. Las partidas y regresos pueden ser momentos de alivio o de tensión, de placer o desconsuelo. Y las naturalezas simples lo saben; por eso, ellas hacen que el movimiento sea una forma de quietud y la quietud una forma de movimiento; porque todos los viajes son ese único viaje vital y letal, y cada día es una aventura común y extraordinaria.

Pensamiento y viaje

Experiencia de Viaje, Filosofía

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Belén Alvaro

Comentarios sobre  Viaje a las naturalezas simples II

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.