Azímut

17 de enero de 2018
“Allá donde nacimos, las cosas y los hombres han gastado sus fisonomías, y sus rostros ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Nansen, maestro de la exploración polar

El científico que llegó a Premio Nobel de la Paz

JAVIER CACHO GOMEZ

Editorial: FORCOLA
Lugar: MADRID
Año: 0
Páginas: 520
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Ya nos cae bien por esas fotos en las que queda claro que era un bellezón, pero también porque era una persona bella en toda su expresión. Nansen ocupa un lugar sagrado en el podio de los grandes exploradores polares y otro igual de destacado entre los personajes que contribuyeron a hacer del siglo XX, un tiempo más humano. Javier Cacho cierra su trilogía de retratos polares con este hombre superlativo que, tras dejar trineos y esquís, trabajó para la Sociedad de Naciones y creó el Pasaporte Nansen a favor de los refugiados a quienes dedicó su vida. Y fue Premio Nobel de la Paz en 1922. ¡Ahí es nada!  
Noticias en la Línea
  • Felicidades, Capitán Cook

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    250 aniversario del capitán CookHace 250 años, James Cook emprendió su legendario primer viaje de descubrimiento al Pacífico, Australia y Nueva Zelanda a bordo del HMS Endeavour. Hazaña que recordarán diferentes localidades británicas vinculadas al Capitán, como Whitby, Plymouth o Greenwich.

  • chance & change

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    herman de vries (él escribe su nombre así, todo en minúsculas, como rechazo a cualquier jerarquía) abandonó progresivamente su trabajo de naturalista para ligarse a la naturaleza a través del arte y destacar con su obra la universalidad del paisaje. "Nos hemos alejado tanto de la naturaleza, la hemos modificado tanto, manipulado, destruido... que nos hemos olvidado de que ella es el arte por excelencia. Solo otro artificio, el del arte humano, puede ayudarnos a reencontrarla", explicaba el...[Leer más]

  • La conquista del aire

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Centro Conde Duque de MadridA Juan Olivert Serra le llamaban el volaoret en Cullera, apodo justificado desde que el rentista valenciano se construyera un aeroplano y el 5 de septiembre de 1909 realizara el primer intento de vuelo motorizado en España. Su historia y la de otros pioneros de la aviación española fascinados por dar alas a sus sueños se cuenta en la exposición La conquista del aire, abierta al público hasta el 4 de marzo en el Centro Conde Duque de Madrid.

  • Mariano Fortuny, pintor y viajero

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo del PradoMariano Fortuny fue un pintor cosmopolita que visitó muchos países y vivió en muchas ciudades; pero su brújula creativa señalaba tres puntos cardinales: Roma, donde se formó; Marruecos, donde pintó la batalla de Wad Rass y sucumbió a la luz africana, y Granada, donde se refugió para desconectar de un éxito internacional. El Museo del Prado reúne 169 obras del artista (12 de ellas nunca antes mostradas en público), en una exposición antológica que puede verse hasta el 18 de marzo.

  • Halide Edip Adivar y Alphonse Mucha

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición sobre Alphonse Mucha en Madrid.La escritora y activista Halide Edip Adivar luchó por la revolución turca con el mismo ímpetu que por la revolución feminista, y ha sido una sorpresa y un placer estético encontrarla retratada en la exposición sobre Alphonse Mucha que puede verse hasta el 25 de febrero en el Palacio Gaviria de Madrid (donde no solo hay chicas art nouveau). Ambos eran amigos, y se debieron de conocer cuando la líder nacionalista se vio condenada al exilio.

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Guía para viajeros ilustrados

‘El Grand Tour’ es un libro de labor histórica encomiable que Daniel Muñoz de Julián ha concebido a modo de guía práctica para esos viajeros ilustrados que partían hacia Italia, Oriente y España durante meses y hasta años, en busca de arte, ideas, experiencias y nuevos horizontes. ¿Cómo era ese largo viaje?

8 de enero de 2018

Hace varias décadas, un periódico inglés solicitó a un intelectual de cada país de Europa un artículo en el que expresara su parecer sobre Inglaterra. El redactor encargado tuvo la fortuna de elegir, de entre los escritores franceses, a Jean Genet. Genet no se anduvo por las ramas y expresó todo lo horroroso que tiene un país de gente con jóvenes de piel lechosa, pan blando y comida sin sabor, un clima gris y toda suerte de realidades por las que no se le ocurriría, jamás, ir a vivir a Londres. Genet, debemos recordar, estaba enamorado de los hombres magrebíes, entre los que encontraba con frecuencia amantes. El traductor del artículo, una vez hecho su trabajo, le envió una copia a Genet para que la corrigiera. En la carta añadía una postdata en la que indicaba que, en su opinión, Genet no había entendido las virtudes inglesas, como por ejemplo el sentido de estado. Mientras que en países como Italia, le comentaba, la gente hace todo lo que puede por estafar al fisco, en Inglaterra nadie engañaba al recaudador del erario. Genet le devolvió el artículo al periódico con una única modificación. Al final del artículo había añadido una frase: “Inglaterra es un gran país porque los italianos no pagan sus impuestos”.

La doble lección que dio Genet al periódico fue la de responderles con humor, sí, pero con ese tipo de humor que uno llamaría británico. Ese es el sentido con el que está escrito este El Grand Tour, en el que su autor, Daniel Muñoz de Julián (Madrid, 1982) se pone en la inteligencia de un mentor inglés que da lecciones a su pupilo, o a su pupila escondida bajo el disfraz de chico, sobre cómo atravesar Francia e Italia. Parte de la única razón posible para emprender un viaje, la de conocer, aprender, juzgar, discurrir, frente a las que otro humorista británico, Sterne, afectaba: “En realidad solo se deja el país por tres causas: enfermedad del cuerpo, imbecilidad mental o inevitable necesidad”. Y sitúa a su viajero y a su mentor en la época de la que más merece la pena reírse: la Ilustración. Son los años de lo solemne: “La solemnidad es el disfraz que usa la estupidez para hacerse pasar por respetable”, dictó un clásico latino.

Guía para viajeros ilustrados

“Este libro tiene apariencia de pastiche, y recordará al extravagante Montaigne, pero en realidad está presidido más bien por el espíritu de Plinio. Como no conoces ni a uno ni a otro, tanto da, pero el caso es que esta, que desconoce la inmodestia, puede ser la guía de las guías”. Porque la estructura, eso sí, se corresponde en cierta medida a las de los apartados de las Lonely Planet en que sugieren un itinerario, cuyo interés sigue siendo la anglofilia: “Ahora, los ritmos lentos de Inglaterra no deben hacer tampoco que la desvalorices. Justamente, la tarea que te espera es convertirla en algo mejor”, se comenta en las conclusiones. Conclusiones que vienen de unos consejos que a lo que más se asemejan son a los que Don Quijote soltó a Sancho la noche antes de que le nombraran gobernador de la ínsula de Barataria, pero adaptados a las condiciones de las ciudades y los parajes por los que atravesará el joven viajero.

Muñoz de Julián ha hecho, para este aparente ejercicio de humor, un inmenso trabajo de documentación y proyección sobre la época de la Ilustración, desde los padres de la Enciclopedia a la picaresca. Destaca, por encima de todo, la labor de historiador social, de conocedor de la vida mundana de la gente. Se nombran, sí, a los embajadores y filósofos, de los que siempre se extrae algún detalle burlón, al igual que lo hace a través de la selección de imágenes con las que ilustra el libro. Pero cuentan más los estafadores y sacacuartos, los vividores y los campesinos, los pendencieros y la decadencia de la clase culta… excepto en Venecia y en el orientalismo con que se mira a Nápoles. Entre otras razones, porque da por supuesto que una de las intenciones de su pupilo será comprar arte durante el viaje. Así, al tiempo que caricaturiza a los expertos y comerciantes, da cuenta de las obras ante las que merece la pena detenerse. Y del regateo como una burla a la inteligencia. Siempre, eso sí, desde la consideración de hombría que tiene un inglés, uno de esos muchachos que ya desde niño aprendió que no se debe escatimar a la hora de pagar impuestos, porque el sentido de estado y de pertenencia está a la altura de la cualidad más honesta posible.

Daniel Muñoz de Julián, El Grand Tour, Guía de viajes, libros de viaje, literatura de viaje, Turismo

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Guía para viajeros ilustrados

Comentarios sobre  Guía para viajeros ilustrados

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.