Azímut

26 de mayo de 2018
“Para surcar mejores aguas despliega ahora las velas la navecilla de mi ingenio, que deja ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Cómo yo atravesé África

ALEXANDRE SERPA PINTO

Editorial: EL VIENTO
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 368
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Nos vamos a aquellas décadas prodigiosas, las de las grandes expediciones coloniales a África Central en la segunda mitad del XIX. Antes, como ahora, los relatos de aquellos exploradores, que se adentraban en el continente negro, suscitaban pasiones lectoras y verdadera exaltación. Si además se unía una prosa atractiva y buena capacidad de observación, el éxito estaba asegurado. Este relato del portugués Serpa Pinto, a los territorios entre las colonias portuguesas de Angola y Mozambique gozó en su tiempo de un éxito notable.
Noticias en la Línea
  • Avifauna perdida

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El 40% de las más de 11.000 especies de aves que habitan el planeta están en retroceso poblacional y una de cada ocho en situación de amenaza; entre ellas, algunas tan populares como la tórtola europea, el frailecillo atlántico, el loro gris o el búho nival, según un informe de BirdLife International. En este contexto, Artimalia ha organizado una exposición dedicada a los pájaros extinguidos, desde el siglo XIX hasta nuestros días, Un llamamiento a la conservación desde el ...[Leer más]

  • Ex Oriente

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las bibliotecas públicas y privadas de Aragón guardan entre sus fondos un importante volumen de libros de viajeros, cartógrafos y geógrafos, comerciantes y embajadores, misioneros y eruditos que, publicados entre los XVI y XVIII, dieron a conocer la singularidad de las culturas chinas y japonesas en la Europa de la Edad Moderna. Una exposición en la Universidad de Zaragoza muestra este patrimonio bibliográfico excepcional, con un centenar de textos, mapas, grabados, porcelanas... Hasta el ...[Leer más]

  • Yo soy somalí

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La poesía fue durante mucho tiempo el medio de expresión preferido por los artistas somalíes; de allí que su país se conozca como la "tierra de los bardos"... Tal preferencia vino determinada por la tradición islámica que condena las imágenes y abraza el poder de la palabra hablada. Pero siempre hay quien se mueve a contracorriente: una exposición en el Minneapolis Institute of Art destaca el trabajo de Hassan Nor y Aziz Osman, dos pintores que emigraron a Estados Unidos en la década ...[Leer más]

  • El mapamundi más grande del siglo XVI

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En 1587, el cartógrafo italiano Urbano Monte dibujó en su estudio de Milán el mapamundi más grande y antiguo del mundo hasta la fecha: diez metros de diámetro en 60 hojas de papel dobles a color (de haberse trazado en una sola lámina, mediría unos tres metros cuadrados). A pesar de tener más de 430 años de antigüedad, sorprende por su precisión: no solo muestra cada uno de los continentes con sus respectivos países, mares y océanos; también las distancias entre regiones, los ...[Leer más]

  • Mediterráneo, una arcadia inventada

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo Thyssen de MálagaSignac, Matisse, Bonnard, Picasso, Sunyer, Torres-García, Sorolla, Anglada-Camarasa, Mir... encontraron inspiración en el Mediterráneo y su luz, uno de los temas principales del arte europeo entre finales del siglo XIX y mediados del XX. El Museo Thyssen de Málaga ha reunido más de sesenta obras de estos autores, entre pintura, escultura, grabado y cerámica, en una exposición abierta al público hasta el 9 de septiembre.

Histórico noticias

La Línea del Horizonte




Lisboa, la matamos porque era nuestra

La Lisboa de los libreros y anticuarios está desapareciendo por la gentrificación producida por el turismo incontrolado y por la especulación inmobiliaria. Nadie pone coto a los hostels y airbnbs, mientras Alfama, Mouraria, el Bairro Alto y la Baixa van perdiendo su carácter, su alma.

26 de febrero de 2018

La rua do Alecrim fue siempre una calle de médicos y de bric-à-brac. Aún hay varios anticuarios, la cerámica Sant’Anna y varios libreros. Por poco tiempo. Antes se llamaba rua do Conde de Vimioso, cuyo palacio desapareció en un incendio en 1726, en cuyo lugar está el que lo sustituyó, frente a la estatua de Eça de Queiroz. En él se hospedó el general francés Junot durante la ocupación napoleónica.

La rua do Alecrim (que quiere decir romero), con sus anticuarios, sus libreros, va a dejar de ser una calle con alma. Ya ha desaparecido el vetusto hotel Bragança, que se citaba en la obra de Eça de Queiroz y en El año de la muerte de Ricardo Reis, de José Saramago. Toda la margen izquierda de la calle, según se baja desde el Chiado, desde el Largo das duas Igrejas, es propiedad de los descendientes del Marqués de Pombal, Sebastião de Lorena. Estos señores (que están en su derecho, mal que nos pese) van a utilizar el llamado RAU, Regime de Arrendamentos Urbanos, que libera totalmente los viejos alquileres, norma aprobada por el anterior gobierno de Passos Coelho, para expulsar a los libreros y anticuarios, a los que les han dado la fecha de septiembre de este año para desalojar, sin más. No hay negociación posible, tienen que irse. De la nefasta RAU solo se pueden salvar, tras un largo y complicado proceso burocrático, las llamadas “lojas históricas”, tiendas históricas.

La Lisboa mezclada en la que convivían todo tipo de comercios, en que había palacetes junto a casas modestas, está desapareciendo por la gentrificación o gentrification producida por el turismo incontrolado y por la especulación inmobiliaria. Nadie pone coto a la desaparición de las viviendas pombalinas y queirosianas en pro de hostels y airbnbs. Alfama, Mouraria, el Bairro Alto, y sobre todo la Baixa, van perdiendo su carácter, su alma. Y sus habitantes seculares se van o se mueren.

Las antiguas tiendas de la Baixa son sustituidas por tiendas de quincalla turística propiedad de paquistaníes que no hablan portugués ni inglés y son antipáticos. También pasa con muchos antiguos restaurantes y casas de comidas, como la veterana Regional, que ya ha cerrado también.

Gentrificación turística en Lisboa, Portugal.

Los miradores de Graça y de Nossa Senhora do Monte no son sino aparcamientos de tuk tuks. Olvide el paseante esos lugares. Allí ya no se puede meditar ni contemplar nada tranquilamente.

El Largo das Portas do Sol, en Alfama, es intransitable por el exceso de turistas. El tranvía 28 se ha convertido en un bus turístico en el que muchos turistas se cuelan por la puerta de atrás sin pagar y además ninguno cede el asiento a las pocas viejecitas lisboetas (población en vías de extinción) que todavía lo cogen para ir a sus casas antes de que las desahucien para poner un airbnb.

Algunos dirán que gracias al turismo se restauran cosas, pero el resultado es discutible, aunque no cabe aquí tratar de urbanismo. La praça do Comercio o Terreiro do Paço, probablemente la plaza más bella del mundo, es ya una sucesión de terrazas para turistas, a precios desorbitados.

Así está pasando con muchas librerías (la última Aillaud & Lello), talleres, pequeñas tiendas, que van desapareciendo y los antiguos locales se usan para hoteles, hostels, bares de copas o cafés hipster para turistas, donde el café es más malo, más caro y el servicio peor.

Esa Lisboa que nos gustaba está pronta “a se acabar e consumir” por obra del turismo de masas y por una administración favorable al capitalismo más rapaz. Pacto faústico y mortal, por no decir claramente demoníaco. Amamos Lisboa, la amamos tanto que la mataremos porque era nuestra.

Hay otras formas de salvar una ciudad sin matar su alma, sin convertirla en una ‘commodity’.

Es que el turismo es la nueva Mesta, un arma de destrucción masiva.

No estaría de más, para concluir, recordar la frase del historiador portugués José-Augusto França, “uma cidade é ao mesmo tempo um facto cultural e consciencial, ou melhor… um facto de almas”.

gentrificación, Turismo, viaje a lisboa

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  Lisboa, la matamos porque era nuestra

Comentarios sobre  Lisboa, la matamos porque era nuestra

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.