Azímut

GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Cómo yo atravesé África

ALEXANDRE SERPA PINTO

Editorial: EL VIENTO
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 368
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Nos vamos a aquellas décadas prodigiosas, las de las grandes expediciones coloniales a África Central en la segunda mitad del XIX. Antes, como ahora, los relatos de aquellos exploradores, que se adentraban en el continente negro, suscitaban pasiones lectoras y verdadera exaltación. Si además se unía una prosa atractiva y buena capacidad de observación, el éxito estaba asegurado. Este relato del portugués Serpa Pinto, a los territorios entre las colonias portuguesas de Angola y Mozambique gozó en su tiempo de un éxito notable.
Noticias en la Línea
  • Mediterráneo, una arcadia inventada

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en el Museo Thyssen de MálagaSignac, Matisse, Bonnard, Picasso, Sunyer, Torres-García, Sorolla, Anglada-Camarasa, Mir... encontraron inspiración en el Mediterráneo y su luz, uno de los temas principales del arte europeo entre finales del siglo XIX y mediados del XX. El Museo Thyssen de Málaga ha reunido más de sesenta obras de estos autores, entre pintura, escultura, grabado y cerámica, en una exposición abierta al público hasta el 9 de septiembre.

  • El principio Asia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En química, principio es un elemento que al mezclarse con otros produce formas y estructuras nuevas. El principio Asia llega a Occidente de la mano de viajeros como John Cage, Ferlinghetti o los Beatles, y de experiencias como las de los 66 artistas españoles presentes en una exposición que puede verse hasta el 25 de junio en la Fundación Juan March. La muestra aborda las conexiones y las influencias entre el arte de China, de Japón, de India y el realizado por contemporáneos españoles ...[Leer más]

  • Orientados

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Oriente y Occidente son dos realidades enzarzadas en una conversación nunca acabada porque, como nos muestra la brújula, lo importante no es el trayecto, sino lo que acontece en el camino que traza ese diálogo interminable. El Viaje y sus Culturas regresa en una cuarta edición dedicada este año a los tres grandes gigantes asiáticos: China, Japón e India. Una fructífera conversación entre Oriente y Occidente a través de las artes con el propósito de encontrar las confluencias que nos ...[Leer más]

  • Las Montañas Diamante

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “Ojalá hubiese nacido en Corea... ¡así podría ver las Montañas Diamante en persona!”, se dolía el poeta chino del siglo XI Su Shi. El Metropolitan Museum of Art (MET) dedica una exposición a la influencia que ha ejercido el monte Geumgang en la pintura coreana desde el siglo XVIII a la actualidad, incluso en pintores que jamás pudieron visitarlo debido a la partición de la península, como Lee Ungno. Después de que el Norte y el Sur hayan desfilado juntos en los pasados Juegos Ol...[Leer más]

  • Viaje a Estados Unidos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “El perpetuo fragor de las aguas se apoderó de mis sentidos. Me pareció que ningún otro sonido, por cerca que se hallase, podía oírse; y me sobresaltaba y me daba media vuelta en busca de un enemigo. Percibí la identidad entre el temple con el que la naturaleza descargaba aquellas aguas de un modo tan impetuoso y el que había creado al indio en esa misma tierra. Porque a mi mente acudían de continuo, espontáneas e inoportunas, como nunca antes, imágenes de salvajes desnudos acercá...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte




En busca de la Isla Esmeralda

El lector del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo se sentirá como en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas, con unas estanterías de madera repletas de libros que le invitan a viajar. Lo aconsejable es leerlo al lado de una buena biblioteca y con un buen equipo de música.

5 de abril de 2018

La primera pregunta que se le plantea al lector cuando cae en sus manos un libro como este del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo es cómo se supone que debe leerlo. Porque hay al menos tres manera de hacerlo. Se puede empezar por la primera página y terminar por la última, lo que es una maravillosa manera de, a golpe de azar, introducirte en la cultura irlandesa. Es paradójico pero, cuando la información se dispone en fichas ordenadas alfabéticamente, proceder a una lectura sistemática supone dejarte llevar por la arbitrariedad, la casualidad y a menudo por el caos. Pasamos, por ejemplo, de la voz Censura a las voces Cerveza, Chieftains y Cine. Es como completar un puzzle: al final tenemos el cuadro completo, vale, pero hemos llegado por caminos insondables. Porque los abecedarios, lo dice Adolfo García Ortega al inicio del suyo, “son un mundo selvático y frondoso, ordenado solo por el azaroso inicio de una palabra. Y este orden cumple la ley por antonomasia de cualquier abecedario: nada va a llegar antes que lo que tiene que llegar después. Por eso se parecen tanto a la vida”.

La segunda manera de proceder es dejarse llevar por la curiosidad del momento y los propios intereses. Es decir, picoteando de aquí y de allá. Para los aficionados a la literatura hay infinidad de pequeñas biografías de escritores irlandeses (de James Joyce a Colm Toibin, de Oscar Wilde a Edn O’Brien, de William Butler Yeats a Jamie O’Neill, de Jonathan Swift a John Banville) y también de escritores españoles con algún vínculo sentimental con Irlanda, como Luis Eduardo Cirlot o Enrique Vila Matas. Supongo que las filias y fobias de Rivero se pueden deducir de la longitud de estas fichas, que pueden ir de un solo párrafo (como el que dedica a Elizabeth Bowen) a varias páginas, o incluso de la ausencia de fichas dedicadas a algunos autores (sorprende por ejemplo que, aunque se le mencione en un par de ocasiones, no figure con su ficha un autor como William Trevor, uno de los más conocidos en nuestro país).

Viaje a Irlanda. Literatura de viajes

Pero si la literatura no es lo que más nos interesa son también muchas las fichas dedicadas a determinadas ciudades o regiones de Irlanda, a músicos y a otras manifestaciones artísticas, como el cine, el teatro, la arquitectura. A aspectos como la cocina, las fiestas y tradiciones, sucesos y personajes históricos, la política, tan convulsa durante todo el sigo XX en Irlanda. O a fenómenos como la emigración o la convivencia de diferentes cultos religiosos. Hay fichas dedicadas a los pubs o a los trenes. Es difícil que el lector no encuentro algo que le interese. De hecho, lo aconsejable es leer esta En busca de la isla esmeralda al lado de una buena biblioteca, conectados a Internet y con un buen equipo de música y dejarse llevar por algunas recomendaciones del autor. Yo al menos he disfrutado muchísimo, y se lo tengo que agradecer, con el descubrimiento de poemas y canciones estupendas desconocidas para mí.

La tercera manera de leer un diccionario, por muy especializado y literario que sea (y este es el caso), es por necesidad. Así es como utilizamos habitualmente los diccionarios de la lengua y las enciclopedias generalistas. Uno se encuentra con una palabra o un concepto cuyo significado desconoce y va en buscar de información. Esta sería la manera idónea de leer el libro de Antonio Rivero Taravillo durante un viaje por Irlanda. Dejar que sea la propia realidad la que nos interpele y nos lleve a buscar respuesta en estas páginas.

Dicho esto, y es algo que sabía muy bien Julio Cortázar cuando proponía diferentes itinerarios a los lectores de su Rayuela, unas lecturas no excluyen las otras; es más, las complementan y seguramente son adecuadas para distintos momentos y distintas circunstancias. En ese sentido, este es uno de esos libros que por más que se lea, no se termina nunca de leer. Lo dice el autor al final de su introducción cuando nos advierte de que estamos a punto de entrar en un diccionario de autor lleno de caprichos y lagunas. Y termina con una metáfora que no puede resultar más acertada: dice que le gustaría que el lector se sintiera en su libro como si estuviera en una librería, que no se midiera por lo previsible que se pueda hallar o echar en falta en ella, sino por lo inesperado que salta a la vista y ojalá que, también, a la curiosidad de lector. Y así es justamente como nos hemos sentido: como invitados en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas y con unas estanterías de madera repletas de libros que nos invitan a viajar.

antonio rivero taravillo, en busca de la isla esmeralda, libros de viaje, literatura de viaje, viaje a irlanda

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jesús Arana Palacios

Libros relacionados con  En busca de la Isla Esmeralda

Comentarios sobre  En busca de la Isla Esmeralda

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.