Azímut

21 de junio de 2018
“Solo después de que las mujeres empiecen a sentirse en esta tierra como en su ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Cómo yo atravesé África

ALEXANDRE SERPA PINTO

Editorial: EL VIENTO
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 368
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Nos vamos a aquellas décadas prodigiosas, las de las grandes expediciones coloniales a África Central en la segunda mitad del XIX. Antes, como ahora, los relatos de aquellos exploradores, que se adentraban en el continente negro, suscitaban pasiones lectoras y verdadera exaltación. Si además se unía una prosa atractiva y buena capacidad de observación, el éxito estaba asegurado. Este relato del portugués Serpa Pinto, a los territorios entre las colonias portuguesas de Angola y Mozambique gozó en su tiempo de un éxito notable.
Noticias en la Línea
  • Artistas rusos alrededor del mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El viaje refresca, agudiza y enriquece la percepción del mundo, despierta pensamientos y sentimientos latentes y da a luz a otros nuevos. El viaje puede encender la llama creativa, incluso entre aquellos que en la vida ordinaria no están inclinados a acciones extremas. Esto les ocurrió a los artistas rusos que protagonizan con sus obras la exposición La mirada viajera, en el Museo Ruso de Málaga. Pintores y dibujantes como Alexander Golovín, Zinaida Serebriakova, Iliá Repin, Yuri ...[Leer más]

  • Ciclo de cine neozelandés

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Además de ser plató de superproducciones como la trilogía de El Señor de los anillos, el Hobbit o Las Crónicas de Narnia, Nueva Zelanda es un país con una potente industria cinematográfica, aunque sus películas no siempre resulten fácil de ver fuera de sus fronteras. Casa Asia y el Círculo de Bellas Artes han organizado un ciclo para dar a conocer el cine kiwi, con films como A Flickering Truth, premiado en el Asian Film Festival de Barcelona, que se proyectarán durante el mes ...[Leer más]

  • Los mapas de Ammassalik

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Uno de los souvenirs que el explorador danés Gustav Holms se trajo en 1884 de Ammassalik, en la costa este de Groenlandia, fueron unos mapas grabados sobre tallas de madera en 3D, con información práctica sobre fiordos, ensenadas, islas... No se ha encontrado artilugio parecido en ningún otro poblado inuit. Más que para navegar, se cree que los tunumiit los empleaban para ilustrar y acompañar sus narraciones orales. Actualmente, dos de estos artefactos se conservan en el Museo Nacional de ...[Leer más]

  • Un respiro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Nairy Baghramian es una de las grandes exponentes de la escultura contemporánea. Nació en Isfahán, pero lleva treinta y cinco de sus cuarenta y siete años años viviendo en Berlín; por eso rehuye de la etiqueta de artista iraní, "por respeto a los artistas que trabajan allí, que son quienes sufren las dificultades y la censura". Es la primera vez que su trabajo puede verse en España, con un proyecto instalado en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro hasta el 14 de octubre, que ...[Leer más]

  • Avifauna perdida

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El 40% de las más de 11.000 especies de aves que habitan el planeta están en retroceso poblacional y una de cada ocho en situación de amenaza; entre ellas, algunas tan populares como la tórtola europea, el frailecillo atlántico, el loro gris o el búho nival, según un informe de BirdLife International. En este contexto, Artimalia ha organizado una exposición dedicada a los pájaros extinguidos, desde el siglo XIX hasta nuestros días, Un llamamiento a la conservación desde el ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte




En busca de la Isla Esmeralda

El lector del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo se sentirá como en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas, con unas estanterías de madera repletas de libros que le invitan a viajar. Lo aconsejable es leerlo al lado de una buena biblioteca y con un buen equipo de música.

5 de abril de 2018

La primera pregunta que se le plantea al lector cuando cae en sus manos un libro como este del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo es cómo se supone que debe leerlo. Porque hay al menos tres manera de hacerlo. Se puede empezar por la primera página y terminar por la última, lo que es una maravillosa manera de, a golpe de azar, introducirte en la cultura irlandesa. Es paradójico pero, cuando la información se dispone en fichas ordenadas alfabéticamente, proceder a una lectura sistemática supone dejarte llevar por la arbitrariedad, la casualidad y a menudo por el caos. Pasamos, por ejemplo, de la voz Censura a las voces Cerveza, Chieftains y Cine. Es como completar un puzzle: al final tenemos el cuadro completo, vale, pero hemos llegado por caminos insondables. Porque los abecedarios, lo dice Adolfo García Ortega al inicio del suyo, “son un mundo selvático y frondoso, ordenado solo por el azaroso inicio de una palabra. Y este orden cumple la ley por antonomasia de cualquier abecedario: nada va a llegar antes que lo que tiene que llegar después. Por eso se parecen tanto a la vida”.

La segunda manera de proceder es dejarse llevar por la curiosidad del momento y los propios intereses. Es decir, picoteando de aquí y de allá. Para los aficionados a la literatura hay infinidad de pequeñas biografías de escritores irlandeses (de James Joyce a Colm Toibin, de Oscar Wilde a Edn O’Brien, de William Butler Yeats a Jamie O’Neill, de Jonathan Swift a John Banville) y también de escritores españoles con algún vínculo sentimental con Irlanda, como Luis Eduardo Cirlot o Enrique Vila Matas. Supongo que las filias y fobias de Rivero se pueden deducir de la longitud de estas fichas, que pueden ir de un solo párrafo (como el que dedica a Elizabeth Bowen) a varias páginas, o incluso de la ausencia de fichas dedicadas a algunos autores (sorprende por ejemplo que, aunque se le mencione en un par de ocasiones, no figure con su ficha un autor como William Trevor, uno de los más conocidos en nuestro país).

Viaje a Irlanda. Literatura de viajes

Pero si la literatura no es lo que más nos interesa son también muchas las fichas dedicadas a determinadas ciudades o regiones de Irlanda, a músicos y a otras manifestaciones artísticas, como el cine, el teatro, la arquitectura. A aspectos como la cocina, las fiestas y tradiciones, sucesos y personajes históricos, la política, tan convulsa durante todo el sigo XX en Irlanda. O a fenómenos como la emigración o la convivencia de diferentes cultos religiosos. Hay fichas dedicadas a los pubs o a los trenes. Es difícil que el lector no encuentro algo que le interese. De hecho, lo aconsejable es leer esta En busca de la isla esmeralda al lado de una buena biblioteca, conectados a Internet y con un buen equipo de música y dejarse llevar por algunas recomendaciones del autor. Yo al menos he disfrutado muchísimo, y se lo tengo que agradecer, con el descubrimiento de poemas y canciones estupendas desconocidas para mí.

La tercera manera de leer un diccionario, por muy especializado y literario que sea (y este es el caso), es por necesidad. Así es como utilizamos habitualmente los diccionarios de la lengua y las enciclopedias generalistas. Uno se encuentra con una palabra o un concepto cuyo significado desconoce y va en buscar de información. Esta sería la manera idónea de leer el libro de Antonio Rivero Taravillo durante un viaje por Irlanda. Dejar que sea la propia realidad la que nos interpele y nos lleve a buscar respuesta en estas páginas.

Dicho esto, y es algo que sabía muy bien Julio Cortázar cuando proponía diferentes itinerarios a los lectores de su Rayuela, unas lecturas no excluyen las otras; es más, las complementan y seguramente son adecuadas para distintos momentos y distintas circunstancias. En ese sentido, este es uno de esos libros que por más que se lea, no se termina nunca de leer. Lo dice el autor al final de su introducción cuando nos advierte de que estamos a punto de entrar en un diccionario de autor lleno de caprichos y lagunas. Y termina con una metáfora que no puede resultar más acertada: dice que le gustaría que el lector se sintiera en su libro como si estuviera en una librería, que no se midiera por lo previsible que se pueda hallar o echar en falta en ella, sino por lo inesperado que salta a la vista y ojalá que, también, a la curiosidad de lector. Y así es justamente como nos hemos sentido: como invitados en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas y con unas estanterías de madera repletas de libros que nos invitan a viajar.

antonio rivero taravillo, en busca de la isla esmeralda, libros de viaje, literatura de viaje, viaje a irlanda

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jesús Arana Palacios

Libros relacionados con  En busca de la Isla Esmeralda

Comentarios sobre  En busca de la Isla Esmeralda

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.