Azímut

GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Conocer Irán

Editorial: FORCOLA
Lugar: MADRID
Año: 0
Páginas: 160
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
A ver, qué tendrá Irán que tanto apasiona a Patricia Almarcegui, pero no lo vamos a descubrir nosotros, mejor será abrir las páginas de este pequeño gran libro y buscar la pista en los artículos y crónicas que contienen y que han sido publicados en diferentes medios a lo largo de estos últimos años. Como son varios podremos rastrear los cambios del país, vertiginosos a veces, lentos otras, con los que avanza por el siglo XXI. Irán siempre merece una lectura atenta.
Noticias en la Línea
  • Allá lejos y hace tiempo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Antes de que la madurez y el viaje transoceánico lo alejaran de la tierra donde nació y lo llevaran a Inglaterra, hogar de sus primitivos orígenes familiares, William Henry Hudson había pasado lo que años más tarde llamaría la época más feliz de su vida en Argentina. Así lo reflejó hace ahora cien años en Far Away and Long Ago. A History of my Early Life (1918), vagabundeando por sus antiguas querencias de infancia como ya lo había hecho en otros de sus textos (Días de ocio en la ...[Leer más]

  • El mundo visto desde Asia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Todo es cuestión de perspectiva. Basta con cambiar nuestra posición sobre el plano para que el mundo en el que vivimos parezca otro completamente distinto. Los primeros cartógrafos budistas colocaban el Himalaya en el ombligo del universo, allá donde se localizaba Jerusalén para un europeo. Tampoco parece la misma Tierra aquella que exploró el almirante Zheng He (1371-1433) o el monje Xuanzang (602-664) en su célebre peregrinación hacia el Oeste. Así, durante siglos los mappae mundi ...[Leer más]

  • La Mar de Músicas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Mar de Músicas suena este verano a Dinamarca, país invitado de un festival que, por vigésimo cuarto año, se celebrará en Cartagena del 20 al 28 de julio. Aunque los artistas daneses compartirán escenario con músicos venidos de todo el mundo: los Songhoy Blues de Malí, Nathy Peluso de Argentina, Salvador Sobral de Portugal, Marlon Williams de Nueva Zelanda, Nélida Karr de Guinea Ecuatorial, Solea Morente... o la maestra de la cumbia Totó la Momposina. Designada Premio La Mar de ...[Leer más]

  • Taller de libros periodísticos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    No hay duda de que el libro es el refugio del mejor periodismo narrativo latinoamericano. Ante la reticencia de muchos medios a publicar artículos largos o su desinterés por determinados temas, los periodistas más comprometidos eligen esa forma de trabajo paciente, esforzada, intensa, que consiste en sacarle tiempo al tiempo para escribir su gran texto: el espacio donde pueden hacer lo que quieran sin más límites que sus capacidades. De allí lo apropiado del Taller de libros periodísticos...[Leer más]

  • Caminando en la Península Ibérica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Andar es su forma de expresión artística. Entre 1979 y 2016, el británico Hamish Fulton realizó 16 caminatas por la España continental, las Islas Canarias y Portugal, donde el caminar por senderos y carreteras adquiere carácter de obra de arte sin necesidad de modificar ni alterar el paisaje. Una exposición en el centro valenciano Bombas Gens reúne, hasta el 4 de noviembre, una selección de fotografías, dibujos y esculturas realizados durante (o a partir de) estos paseos  por ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




En busca de la Isla Esmeralda

El lector del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo se sentirá como en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas, con unas estanterías de madera repletas de libros que le invitan a viajar. Lo aconsejable es leerlo al lado de una buena biblioteca y con un buen equipo de música.

5 de abril de 2018

La primera pregunta que se le plantea al lector cuando cae en sus manos un libro como este del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo es cómo se supone que debe leerlo. Porque hay al menos tres manera de hacerlo. Se puede empezar por la primera página y terminar por la última, lo que es una maravillosa manera de, a golpe de azar, introducirte en la cultura irlandesa. Es paradójico pero, cuando la información se dispone en fichas ordenadas alfabéticamente, proceder a una lectura sistemática supone dejarte llevar por la arbitrariedad, la casualidad y a menudo por el caos. Pasamos, por ejemplo, de la voz Censura a las voces Cerveza, Chieftains y Cine. Es como completar un puzzle: al final tenemos el cuadro completo, vale, pero hemos llegado por caminos insondables. Porque los abecedarios, lo dice Adolfo García Ortega al inicio del suyo, “son un mundo selvático y frondoso, ordenado solo por el azaroso inicio de una palabra. Y este orden cumple la ley por antonomasia de cualquier abecedario: nada va a llegar antes que lo que tiene que llegar después. Por eso se parecen tanto a la vida”.

La segunda manera de proceder es dejarse llevar por la curiosidad del momento y los propios intereses. Es decir, picoteando de aquí y de allá. Para los aficionados a la literatura hay infinidad de pequeñas biografías de escritores irlandeses (de James Joyce a Colm Toibin, de Oscar Wilde a Edn O’Brien, de William Butler Yeats a Jamie O’Neill, de Jonathan Swift a John Banville) y también de escritores españoles con algún vínculo sentimental con Irlanda, como Luis Eduardo Cirlot o Enrique Vila Matas. Supongo que las filias y fobias de Rivero se pueden deducir de la longitud de estas fichas, que pueden ir de un solo párrafo (como el que dedica a Elizabeth Bowen) a varias páginas, o incluso de la ausencia de fichas dedicadas a algunos autores (sorprende por ejemplo que, aunque se le mencione en un par de ocasiones, no figure con su ficha un autor como William Trevor, uno de los más conocidos en nuestro país).

Viaje a Irlanda. Literatura de viajes

Pero si la literatura no es lo que más nos interesa son también muchas las fichas dedicadas a determinadas ciudades o regiones de Irlanda, a músicos y a otras manifestaciones artísticas, como el cine, el teatro, la arquitectura. A aspectos como la cocina, las fiestas y tradiciones, sucesos y personajes históricos, la política, tan convulsa durante todo el sigo XX en Irlanda. O a fenómenos como la emigración o la convivencia de diferentes cultos religiosos. Hay fichas dedicadas a los pubs o a los trenes. Es difícil que el lector no encuentro algo que le interese. De hecho, lo aconsejable es leer esta En busca de la isla esmeralda al lado de una buena biblioteca, conectados a Internet y con un buen equipo de música y dejarse llevar por algunas recomendaciones del autor. Yo al menos he disfrutado muchísimo, y se lo tengo que agradecer, con el descubrimiento de poemas y canciones estupendas desconocidas para mí.

La tercera manera de leer un diccionario, por muy especializado y literario que sea (y este es el caso), es por necesidad. Así es como utilizamos habitualmente los diccionarios de la lengua y las enciclopedias generalistas. Uno se encuentra con una palabra o un concepto cuyo significado desconoce y va en buscar de información. Esta sería la manera idónea de leer el libro de Antonio Rivero Taravillo durante un viaje por Irlanda. Dejar que sea la propia realidad la que nos interpele y nos lleve a buscar respuesta en estas páginas.

Dicho esto, y es algo que sabía muy bien Julio Cortázar cuando proponía diferentes itinerarios a los lectores de su Rayuela, unas lecturas no excluyen las otras; es más, las complementan y seguramente son adecuadas para distintos momentos y distintas circunstancias. En ese sentido, este es uno de esos libros que por más que se lea, no se termina nunca de leer. Lo dice el autor al final de su introducción cuando nos advierte de que estamos a punto de entrar en un diccionario de autor lleno de caprichos y lagunas. Y termina con una metáfora que no puede resultar más acertada: dice que le gustaría que el lector se sintiera en su libro como si estuviera en una librería, que no se midiera por lo previsible que se pueda hallar o echar en falta en ella, sino por lo inesperado que salta a la vista y ojalá que, también, a la curiosidad de lector. Y así es justamente como nos hemos sentido: como invitados en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas y con unas estanterías de madera repletas de libros que nos invitan a viajar.

antonio rivero taravillo, en busca de la isla esmeralda, libros de viaje, literatura de viaje, viaje a irlanda

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jesús Arana Palacios

Libros relacionados con  En busca de la Isla Esmeralda

Comentarios sobre  En busca de la Isla Esmeralda

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.