GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

Histórico noticias



Al otro lado de la historia: una mujer a la conquista del Polo Norte

Quizá su nombre haya quedado detrás de los grandes héroes de la conquista polar, sin embargo, Josephine Diebitsch también fue una exploradora del Ártico, valiente y luchadora, firme y tenaz, sin la cual probablemente Robert Peary nunca hubiera alcanzado el Polo Norte.

5 de noviembre de 2019

La historia de Josephine Diebitsch y Robert Peary recuerda en sus inicios a la de Penélope y Ulises: él, ejemplo de tenacidad y de fe, fue un explorador polar, obsesionado por la aventura y la conquista del Polo Norte, con su vida apasionada dedicada a los descubrimientos y los viajes. Lleva en su currículum varias exploraciones al Ártico, siete expediciones a Groenlandia, el descubrimiento del Cabo Morris Jesup, el Cabo Colgate y la Tierra de Crocker. Solo falló en su objetivo más ambicioso: ser el primero en llegar al Polo Norte, una hazaña que fue desde el principio objeto de críticas y polémica por parte de la comunidad científica. Ella, esposa encantadora y devota, es arquetipo del amor conyugal que llegó a perdonar la infidelidad del marido y sus largas ausencias, apoyándole siempre en sus sueños y experiencias.

Sin embargo, la historia de Josephine no es una historia estática, anónima y periférica a la espera de un hombre, encerrada en su cosmos interior, mientras teje y desteje la tela en el silencio de su hogar, espacio de la nostalgia y del amor romántico. Josephine es una Penélope creadora que rechaza la tradición y la inmovilidad, subvierte las tramas patriarcales y decide desafiar los rigores del Ártico al lado de su marido, arropada en su “abrigo fabricado a partir de un grueso paño rojo que llegaba hasta las rodillas, altas medias de punto, una falda larga de franela y los kamiks, unos mocasines de caña alta que había comprado en Sídney”.

Diario árticoJosephine Diebitsch fue una mujer pionera en distintos ámbitos: estudió en la Spencerian Business College, una escuela de negocios, y se graduó como la mejor estudiante en 1880; en la Smithsonian Institution, donde trabajaba, logró que su salario fuera el mismo que sus compañeros masculinos; fue la primera mujer en realizar una expedición al Ártico; y dio a luz, a treinta grados bajo cero, a la primera bebé occidental que nacía entre esquimales.

Su presencia en las expediciones polares no fue de simple observadora o dama de compañía, sino que tuvo una parte activa y participativa, realizando un trabajo de documentación, caza y cocina. Además, su firmeza y fortaleza de ánimo fueron decisivos en los momentos de peligro o desaliento, y pese al frío, las incomodidades y la permanencia en lugares álgidos e incivilizados no aptos para una dama, Josephine se mostró desde el principio una mujer de armas tomar.

Su primer viaje fue a Groenlandia, en 1891, una experiencia plasmada en el primer libro que Josephine Peary publicaría poco después de regresar de las nieves perpetuas, Diario ártico. Un año entre los hielos y los inuit. Bailoteando en el hielo a bordo del Kite, Josephine abre su diario con la descripción de una tierra que, lejos de su carácter inhóspito y traicionero, se presenta como “el más hermoso paisaje de montaña imaginable”, un espectáculo maravilloso con sus “negros y escarpados acantilados, verticales desde las alturas hasta que se sumergen en el mar, con sus cumbres cubiertas de nieve deslumbrante, y el hielo del interior flotando por los valles y entre las cimas”.

La costa helada de Groenlandia, con sus plantas silvestres floreciendo, las minúsculas flores rosas, el musgo blando y hermoso, ofrece una imagen sugerente y evocadora, protagonizada por las “lomas blancas brillando sobre las aguas de zafiro” y una gran variedad de colores y flores que “brotaban por todos lados espolvoreadas sobre una umbría alfombra verde”. Un escenario idílico alternado con días de tormenta, lluvia y viento que azotaba los ánimos, melancólicos e impotentes, provocando un estado de euforia y depresión a la vez.

Sobre la eterna capa de hielo, Josephine y los cinco miembros de la expedición convivirán un año en un refugio de madera a contacto con la población local, unos seres extraños, sucios y malolientes que a Josephine le generan repugnancia y curiosidad a la vez por sus vivencias, sus costumbres y sus prácticas poco ortodoxas. Sus observaciones producirán un relato de gran valor etnográfico y una imagen real de la cultura inuit y de las mujeres esquimales, trabajadoras incansables y excelentes costureras, objeto de intercambio y sometidas a tratos brutales por sus maridos, cuyo entorno tan hostil parece justificar la dureza de su condición femenina. Josephine realiza un auténtico trabajo de traducción cultural, en el cual actúa como mediadora entre sociedades y culturas, entre barbarie y civilización, expresa opiniones directas y sinceras, ofrece visiones sagaces, a veces punzantes, mostrándose siempre muy dueña de sí.

Su diario narra el viaje temerario y épico de una mujer hacia los confines del mundo, es un relato de aventuras, de descubrimiento, de dolor, de supervivencia y de amor, repleto de tumultuosos sentimientos al límite. Es la historia de la lucha del ser humano contra el entorno natural, es descubrimiento universal pero también íntimo y personal de una mujer apasionante capaz de adentrarse en la aventura por amor. Un diario que es juego de contrastes entre la exultante naturaleza y los inuits viviendo en ella en armonía y el paisaje ártico e inclemente con “severos obstáculos por el camino, con grandes masas de nieve y pendientes pronunciadas”; entre su sensación de bienestar y plenitud y sus sentimientos de nostalgia, inquietud y desesperación, lejos de sus seres queridos y en la soledad de los días árticos; entre la belleza de la vida al aire libre en medio de una naturaleza palpitante y sonora y el frío, la dureza y el hambre de esta congelada aventura; entre días largos y aburridos y otros de hilaridad y regocijo junto con la alegre pandilla.

Quizá su nombre se haya quedado detrás de las hazañas de los grandes héroes de la conquista de los polos, sin embargo, Josephine Diebitsch también fue una auténtica exploradora y conquistadora del Ártico, valiente y luchadora, firme y tenaz, sin la cual probablemente Robert Peary nunca hubiera alcanzado el polo Norte.

Maria Elena Casasole

Sobre mi… Una licenciatura en Idiomas, literatura y ciencia de la traducción; una tesis sobre la literatura de viaje femenina hispanoamericana; un Máster en Turismo y otro en la enseñanza del español para extranjeros. Profesión: Traductora. Nacida en la patria de Cristóbal Colón, su ‘Diario de a bordo’ me lleva a América Latina, en un periplo todo femenino en búsqueda de mí y de mi identidad a través de la comparación con el Otro y el descubrimiento de la diversidad. En el lejano 2007, quedo seducida por la tierra de Don Quijote y desde entonces son las palabras las que viajan. Las llevo lejos, hasta mundos inexplorados, las deshago, las recreo y las transformo. Nunca he dejado de buscar el país de los sueños. El viaje para mi es huida, separación, nostalgia; es la belleza de lo ignoto y el miedo a lo desconocido, es incertidumbre, inestabilidad, rebelión. El viaje para mi es una necesidad vital y constante de conocer y conocerse.

Más sobre la autora en www.mecasasole.comFacebook y LinkedIn.

Diario ártico, Josephine Diebitsch, josephine peary, libros de viaje, literatura de viaje, mujeres viajeras, viaje y género

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Autores invitados

Comentarios sobre  Al otro lado de la historia: una mujer a la conquista del Polo Norte

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 05 de noviembre de 2019 a las 23:19

    ks

    Screen shot 2013-11-02 at 10.59.19 PM
    Muchas gracias por su articulo. Aqui es más información sobre Josephine Peary que yo he publicado:
    Josephine Diebitsch Peary
    Homemaking, Snowbabies, and the Search for the North Pole (in “North by Degree: New Perspectives on Arctic Exploration,” Lightning Rod Press, American Philosophical Society).
    Josephine Diebitsch Peary, Journal Arctic, March 2009

    Por Patricia Erikson