GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

Histórico noticias



Abecedario de los Pirineos: E de Eriste, Estós, incluso Estats

Los Pirineos son un laberinto de pueblos, picos y valles que se extienden desde el Cabo de Creus al golfo de Vizcaya. Eriste y la Pica d’Estats son algunos de los tresmiles escalables, y donde, buscando bien, encontraremos Edelweisses.

22 de agosto de 2013

Como es bien conocido, los Pirineos o el Pirineo es una cordillera que se extiende de oeste a este desde el golfo de Vizcaya, en el mar Cantábrico, al cabo de Creus, ya en el Mediterráneo. A lo largo de 415 kilómetros y en sus dos vertientes por Francia, Andorra y España. Al norte, el Pirineo francés, verde frío y selvático, y al sur, el español, más agreste y rocoso, sobre todo en la región aragonesa.

A lo largo de tantos kilómetros, sus valles, en orientación sur-norte o norte-sur, según la vertiente en donde nos encontremos, ofrecen una partición natural de la cordillera. Y las trayectorias de estos valles definen regiones muy marcadas. Los valles navarros de Salazar o del Roncal; los aragoneses de Anso, Hecho, Aragón, Tena, Pineta, Benasque; los catalanes de la Noguera Ribagorzana, Pallaresa, Arán, o los franceses de Aspe, Ossau, Bigorre, Luchon, etc.

Pero, frecuentemente, para recorrer sus montañas necesitamos introducirnos por valles laterales que parten de aquellos bien ordenados y conforman un pequeño laberinto de pueblos, picos y valles que es, naturalmente, el Pirineo. Así, laterales al valle de Benasque, de cuya localidad principal nos ocupo la B de este abecedario, encontramos entre otros como Literola o Remuñé, los valles de Eriste y Estós. De estos que empiezan por la E hablamos ahora.

Valle de Estós con el Pico de Estós.

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Las toponimias son extrañas; remiten a la necesidad humana de nombrar. ¡Pero hay tantas cosas a las que poner nombre! Sobre el origen del lenguaje hay muchas y muy variadas teorías; pero, como en tantas otras cosas, la posibilidad de demostrar alguna de esas teorías resulta imposible, así que todas son conjeturales. Hay hermosas explicaciones que se fundan en la onomatopeya, pues muchas palabras recuerdan a los sonidos naturales que emiten sus portadores. Aunque la pregunta no tiene ningún interés, creo que no existe nadie que no se haya formulado alguna vez por qué las cosas se llaman como se llaman. Aunque sí es explicable cómo, una vez impuesto un nombre, muchos elementos alrededor de la cosa que ha de portarlo, asociativa o derivativamente, adquieren también su denominación.

Pongamos un ejemplo: si decidimos llamar mesa a un tipo de mueble construido por el hombre que consiste en un tablero liso elevado del suelo por unas patas (que es una metáfora) y que sobre él podemos realizar alguna acción porque resulta una estructura sólida y capaz de soportar fuerzas sobre él, algo más pequeño, pero que tiene una estructura semejante, es natural que se llame mesilla. Es cierto que una mesilla no es una mesita, y que la mesilla lleva asociado una función particular que la mesita no tiene, pero entendemos, o nos deja satisfechos, que de mesa se derive mesilla y también mesita.

Valle de Eriste.

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Estós o Eriste son valles. Los valles se conformaron por el paso de un río que produjo un proceso constante y paciente de erosión sobre un terreno que, quizá, originariamente fuera uniforme. Como no hay valle sin río, es natural llamar al valle como al río que lo conformó. Por eso, Eriste y Estós son los valles por donde transcurren los ríos Eriste y Estós. Los humanos, que tendemos a juntarnos en pueblos y ciudades, que también hay que nombrar, bautizan a menudo a sus ciudades teniendo presente el río en el que en sus orillas edificaron sus casas y sus establos; por eso existen también el pueblo de Eriste, una pequeña localidad a pocos kilómetros de Benasque. Sin embargo, no existe un pueblo que haya sido llamado Estós.

Si los valles y, en ocasiones, los pueblos, reciben el mismo toponímico por el río, tampoco es de extrañar que otros elementos del territorio adquieran el mismo nombre. Así, encontramos también el pico de Eriste o el pico de Estós. Ahora bien, es natural que estos picos no sean los más significativos de la zona, porque lo que es especial debe tener un nombre más propio o único o exclusivo. Como cerca del pico Eriste está el Posets, que es la segunda altura del Pirineo y es una mole maciza de montaña que destaca respecto a los picos colindantes, es comprensible que el pico Eriste no sea el Posets. Sin embargo, el pico de Eriste no es una colina o una montaña sin interés. Muy al contrario, en la cabecera de la Aigüeta de Eriste –uno de los dos cauces que, desde las nieves de las montañas, al unirse, forman el río Eriste–, encontramos un complejo rocoso de tres cimas que reciben el nombre de picos de Eriste: el Eriste sur, de 3.041 metros; el Gran pico de Eriste o pico Bagüenola, de 3.056 metros, y el Eriste Norte o pico Beraldi, cuya escalada es la más sencilla y alcanza los 3.031 metros. Los picos Eriste, como vemos, son unos de los 212 tresmiles del Pirineo, que requieren de mucho esfuerzo y técnica para ascenderlos.

Picos de Eriste.

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Menos grandeza tiene el pico de Estós o Tuca Dalliú: sólo se eleva 2.531 metros y queda en sombra por toda la cresta de tresmiles que, desde el Gourgues Blanc al pico de Boum, deja en su centro al Perdiguero, de 3.222 metros, una de las montañas más significativas de la zona. Bien es cierto que el Pico de Estós conforma el valle que le da nombre y separa al de Estós del de Literola, el valle que en su vertiente norte conformó el río Literola.

Y ya que estamos en la zona, es natural también que existan en estos valles unos refugios de montaña que también se les conoce por la toponimia más frecuente. Aunque con la actividad de nombrar propia de la especie y con el poder del lenguaje para crear realidad, al final terminamos, como también es propio del ser humano, confundiendo todo con los mismos recursos y los mismos actos con los que queríamos aclararnos. Así, el refugio de Eriste, que está en el valle del Forcau, se dedica a la memoria de Ángel Orús. Que reconozco que no sé quién fue o quién es, pero imagino que debió de ser un montañero eminente que terminó en algún puesto federativo e hizo cosas importantes por el montañismo nacional. Es una costumbre muy habitual llamar a los refugios de montaña —de los que ya nos ocuparemos en otro momento, pues bien merecen una letra de este abecedario— con los nombres de hombres eminentes que la historia tiende a olvidar, aunque esta traslación del nombre de la persona a la cosa intente guardar su memoria.

Refugio Ángel Orús.

Carlos Muñoz Gutiérrez.

También en el valle de Estós está, obviamente el refugio de Estós, que extrañamente no está dedicado a la memoria de nadie y acoge plenamente el nombre el valle por donde transcurre su río y que domina su tuca.

Después de este despliegue de nombres, entenderán el porqué decidí escribir un abecedario de los Pirineos, y es que los Pirineos es, en gran medida, un asunto de nombres –como todo lo humano–, pero también es el asunto de los montañeros y pirineistas que desean conocer esta cordillera. Si puestos en algún punto elevado de la cordillera, usted no puede reconocer lo que su vista alcanza, no lo dude: es un novato y le queda mucho camino hasta que pueda reconocer y asignar el o los nombres que, en otro tiempo, por razones misteriosas, toponímicas o metafóricas, otros hombres, ya legendarios, asignaron a los elementos de la tierra. Por eso, el Pirineo es también una cuestión de nombres y su conocimiento requiere de asignarlos y usarlos adecuadamente.

Cumbre de la Pica de Estats.

Carlos Muñoz Guriérrez.

E incluso Estats, también con la E, es la Pica más alta del Pirineo catalán. Como hemos venido anunciando, como es la más alta de un grupo de tresmiles –el pico occidental o Verdaguer (3.131 m), el pico oriental o punta Gabarró (3.115 m.), y el central, propiamente la pica de Estats, que alcanzan los 3.143 metros de altitud–, no recibe el nombre toponímico del río que conforma el valle. ¡La Pica está enfrentada a otro tresmil, el Sotllo (3.075 m.) que es quien precisamente da nombre al río que conforma la Vall Ferrera!

Como ven, los hombres nunca siguen el mismo método para casi nada, y mucho menos cuando, entre valle y valle, hay altas montañas que no dejan a sus habitantes conocerse ni comunicarse. Y está bien que sea así frente a la tendencia moderna, progresista y productiva de uniformarnos, creando protocolos y estándares de todo, con normas estrictas que sólo benefician, al final, a intereses oscuros y desconocidos que ya todos reconocemos. Decía Wittgenstein:

En la vida, como en la filosofía, nos seducen aparentes analogías (con lo que otro hace o puede hacer). Y también aquí hay un solo medio contra esa seducción: hacer caso a las suaves voces que nos dicen que aquí las cosas no son como allí.

(Ludwig Wittgenstein, Movimientos del pensar. Diarios 1930-32 / 1936-37, anotación del 6-5-31, Pre-textos, Valencia, 2000, p. 62.)

Abecedario de los Pirineos, Eriste, Estós, Pica de Estats, refugios de montaña, tresmiles

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Carlos Muñoz Gutiérrez

Libros relacionados con  Abecedario de los Pirineos: E de Eriste, Estós, incluso Estats

  • MOVIMIENTOS DEL PENSAR: DIARIOS 1930-1932 / 1936-1937 (2ª ED.) LUDWIG WITTGENSTEIN
    PRE-TEXTOS

Comentarios sobre  Abecedario de los Pirineos: E de Eriste, Estós, incluso Estats

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.