GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Abecedario de los Pirineos: L de Linza y Lizara

Los pequeños pueblos de la jacetania mantienen aún el aroma rural de la montaña. Ansó, Hecho, Aragüés, Siresa, Fago… son comunidades pirenaicas donde la piedra ha dado cobijo al hombre y han sabido cobijar, frente al turismo, sus tradiciones.

31 de agosto de 2015

En el occidente, allí donde la cordillera empieza a alinearse en una frontera, cuando las cumbres se encadenan en un continuo y cuando el Pirineo comienza a ganar altura (o a perderla, según se mire), cuando Navarra da paso a Aragón, al fondo de los valles de Ansó y Aragües, encontramos el llano de Lizara y el pequeño valle de Linza. Linza es justo el giro en la cabecera del valle de Ansó en donde los Pirineos inician su encadenamiento constante en sentido oeste-este. Lizara es un primer pequeño descanso que el río Osia se toma en su ya inevitable descenso hacia las tierras llanas.

Estas zonas, Linza y Lizara, son conocidas por sus estaciones de esquí de fondo, ese hermano pobre del esquí que tiene su origen en los países nórdicos como medio inevitable de desplazamiento por las tierras heladas en donde las montañas se ausentan. Las amplias praderas, que la orografía caprichosa produjo, ofrecen en estos valles tranquilos un lugar idóneo para esta especialidad deportiva invernal, un tanto olvidada en nuestro país.

Es precisamente la ausencia de estaciones de esquí alpino o de otros atractores turísticos habituales en las montañas lo que mantienen a estos valles en una cuasi pureza originaria. La poca oferta turística crea naturalmente una pequeña demanda y, en consecuencia, los pequeños pueblos de la jacetania mantienen aún economías tradicionales y el aroma rural de la montaña. Así mismo, esta montaña, apenas transformada, ofrece una imagen quizá más salvaje que los grandes picos de la cordillera, a menudo masificados y recorridos sin pausa por montañeros de todo tipo.

Pic d'Anie

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Desde el pico de Anie, todavía en Belagua, Navarra, hasta el Bisaurín, antes que la estación de Candanchú rompa con sus cables y remontes la naturaleza originaria, este arranque de la cordillera ofrece grandes macizos calcáreos que se levantan como grupos dolomíticos hacia el cielo, conformando hermosos perfiles y afiladas paredes: la Mesa de los Tres Reyes, el Petrechema, el Acherito, el Chinebral de Gamueta, el Castillo de Acher. La altura máxima son los 2.669 que alcanza el Bisaurín. Estas masas calcáreas a menudo toman el nombre tan aragonés de “mallos”.

Un mallo es, según la wikipedia, una formación geológica característica del valle del Ebro, de grandes farallones y agujas de conglomerado rocoso formado por cantos de tamaño medio envueltos en arcilla, arena y cementados con material calcáreo, sedimentos detríticos correspondientes a los aluviones depositados por los afluentes del río que bajaban desde los Pirineos hacia la depresión central del Ebro a partir del periodo Eoceno y durante casi todo el Mioceno. Tras ser moldeados por la erosión, estos depósitos aparecen como promontorios residuales adosados a las laderas plegadas y más antiguas de la sierra. Con el tiempo, estos escarpes evolucionan por la acción combinada del agua, el hielo, el viento y el sol hacia pináculos con zonas superiores redondeadas.

Los Mallos de Riglos

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Efectivamente, los mallos son característicos de todo el Pirineo y el Prepirineo aragonés, encontrando tanto allí como aquí hermosas formaciones rocosas que han sido el reto de toda una generación de escaladores. Los Mallos de Riglos son quizá el mejor exponente de este tipo de formación, pero a lo largo de la cordillera encontramos altivos ejemplos desde estos valles occidentales hasta Ordesa. Aquí, el tono rojizo y gris, entre un espectro de colores, ofrecen una vista de las montañas más como un paisaje pintado que como una realidad áspera y rugosa. Cuando no hay nieve, las laderas herbosas que arrancan desde las rocas ofrecen un contraste a la diversidad de colores de las paredes y terminan en los valles con frondosos bosques y selvas de pino negro, hayas y abetos. La selva de Oza, en el valle de Hecho, es uno de los bosques más hermosos del Pirineo. Hasta el punto que recientemente se ha otorgado un régimen de protección a la zona (aunque de estos regímenes de protección hablaremos en otro momento), al crearse el Parque Natural de los Valles Occidentales que cubre una superficie de 27.073 hectáreas y engloba los términos municipales de Aísa, Ansó, Aragüés del Puerto, Borau y el Valle de Hecho.

Castillo de Acher

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Hay al final de las pistas asfaltadas que conducen a Linza y Lizara unos refugios de montaña que adoptan también el nombre toponímico de la zona y que constituyen excelentes puntos de partidas de cualquier actividad que se quiera realizar, especialmente son las estaciones de los circuitos de esquí de fondo. Junto con otros refugios de la zona, como los de Gabardito, y con los que existen en la vertiente francesa del Bearn, territorio ya del Parc National des Pyrénées, se ha marcado un gran recorrido que se conoce como la senda de Camille. Camille fue el último oso pireanico que vivió en la cordillera. Desde 2010 se da por muerto, pues dejaron de encontrarse sus rastros. Tenía ya una edad avanzada, más de 25 años, y pasó casi toda su vida entre el valle francés del Bearn, el valle navarro del Roncal y los valles de Ansó y Echo, en Aragón. Por él, esta travesía lleva su nombre. Que el último oso pirenaico habitara estos valles es también un dato significativo de cómo estas montañas han llegado a nuestros tiempos.

Refugio de Lizara

Carlos Muñoz Gutiérrez.

Las formaciones calizas favorecen la existencia de cuevas y grutas, y, aunque en territorio francés y extendiéndose por suelo navarro encontramos el sistema de la Piedra de San Martín (Gouffre de la Pierre-Saint-Martin), una de los más extensos sistemas de cuevas de Europa, con algunas salas tan espectaculares que se han convertido en un foco de turismo importante para esta región francesa, en donde además sí que hay una pequeña estación de esquí alpino en las laderas del Anie.

Los pueblos de la zona, Ansó, Hecho, Aragüés, Siresa, Fago, de recia piedra en sus construcciones, recogen esa tradición española de crear y conseguir mantener hermosos núcleos urbanos, que sólo encontramos en el mundo rural, en donde todavía hay comunidades activas. Más allá del producto turístico y por encima de la mera especulación urbanística, estos pueblos conservan el ritmo tranquilo de un tiempo que, tal vez, ya no es el nuestro. Realmente, son bellos pueblos en donde la piedra ha dado cobijo al hombre y ha servido para ordenar sus hábitos en empinadas calles, antiguas iglesias y pequeñas plazas. Frente al difícil reto que la mayoría de las poblaciones del Pirineo deben afrontar: el de mantener un equilibrio entre desarrollo y tradición. En los pueblos de estos valles, la tradición conserva aún la calma que el tiempo impone a las cosas.

Abecedario de los Pirineos, Linza, Lizara, refugios de montaña, Senda de Camille

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Carlos Muñoz Gutiérrez

Comentarios sobre  Abecedario de los Pirineos: L de Linza y Lizara

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.