GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Albergo ducal para aristócratas de la gran pantalla

Uno de los primeros en alojarse en este hotel fue el emperador Francisco José, cuando sus tropas tomaron Venecia. Desde entonces, las estrellas más cotizadas han hecho noche en el hotel Boscolo, desde Sharon Stone al Dalai Lama.

24 de julio de 2014

Hay varios leitmotiv decorativos que definen la estancia de hotel veneciana con atmósfera inconfundible. Uno de ellos son sus damasquinados de tono cobrizo, en la paleta de colores que va del fucsia apagado al rojo carruaje; otro, sus balaustradas, inequívocamente señoriales; y, desde luego, su entrada principal por barco, a pie de agua dulce. Y si a semejantes detalles añadimos frescos con firma del Setecento en el propio hall, entenderemos por qué el hotel que ahora regenta la cadena Boscolo, en la Fondamenta de la Madona dell Orto, comenzó llamándose Hotel dei Doge. Realeza obligaba por los salones de este resort urbano, que tiene salida de servicio al canal, además de puerta principal con embarcadero a la laguna norte de la ciudad. No es difícil imaginarse desde allí al Gran Duque de Venecia vislumbrando con su catalejo las tierras continentales de Italia, antes de que el mal llamado Puente de la Libertad las uniera con Venecia. ¿Quién necesitaba de quién?

Está documentado que el emperador Francisco José reposó en este albergo, cuando su ejército austriaco tomó posesión de la Serenissima, hacia 1815. El marido de Sisí acudía allí, por aquella época, al palazzo Rizzo-Patarol, no se sabe si dueño del impresionante jardín que le da salida a la laguna norte o apéndice del jardín la propia construcción palaciega. Y es que en Venecia los jardines interiores, impensables, ocultos en el patrimonio de las scuolas grandes, bajo custodia monacal o de maestro botánico, constituyen el secreto mejor guardado.

'From the Gondola', John Singer Sargent. Brooklyn Museum.

El actual Hotel Boscolo integró, en realidad, dos palacios. Por un lado, el consabido de Rizzo-Patarol, construcción del siglo XVII con la que la familia que le dio nombre trató de asimilarse a la nobleza veneciana, comerciante ella sin prosapia aún. Por otro lado, forma parte también del Boscolo el palazzo Leopardi, apellido ilustre de poeta italiano, pero también lucido por  Alessandro, artista al que se encomendó la fundición para la estatua ecuestre más importante de Venecia, que en cera había modelado Andrea Verrochio, maestro de Leonardo da Vinci. Hablamos de la estatua que preside el Campo de San Giovanni e Paolo, representando al mercenario Bartolomeo Colleoni. Cuentan que Verrochio montó en cólera cuando supo que el rostro de Colleoni no lo modelaría él, sino Vellano de Padova. Tanta fue su ira que decapitó el caballo de bronce dispuesto para su jinete, regresó de inmediato a Florencia y desafió la condena a muerte que le decretó por tal fechoría la República Serenissima, alegando que muerto nunca podría mejorar la ya inmejorable testa decapitada. Pero esta ya es otra historia. Baste saber que se denomina Corte Cavallo al patio del hotel Boscolo, rememorando la fundición donde se modeló, en frío metal, el feroz semblante del guerrero más famoso que la armada de Venecia tuvo nunca a sueldo.

De aquellos fangos vinieron lodos modelando a la gente actual del espectáculo, que también halló en el Hotel dei Doges refugio temporal. Es el caso del director y guionista de cine italiano Darío Argento, que lo visitó poco antes de que también lo hiciera el actor Toni Servillo, ahora tan de moda. La Mostra de cine trae a Venecia las estrellas más cotizadas del momento, cada mes de septiembre. Y, aunque el hotel oficial de la Mostra suele ser el Excelsior, no pocas moovie-stars buscan su propio espacio en la ciudad de los canales, dejando atrás las playas del Lido donde se extiende la alfombra roja del evento. Ha sido el caso de Sharon Stone y Angelina Jolie, que buscaron despistar a los paparazzis de incógnito en el antiguo Hotel dei Dogue. Claro que, hablando de soberanos y dignidades políticas, conviene también recordar que el mismísimo Dalai Lama se alojó allí, cumpliendo misiones diplomáticas cerca del Vaticano, décadas después de que el albergo que nos ocupa diera recepciones como consulado tanto de Saboya como de Francia. Y, para que no falte la representación noble del noble deporte por estos pagos, recordemos por último la estancia veneciana en el Hotel Boscolo tanto del motociclista norteamericano Nicky Hayden como del futbolista Diego Milito. Lo merece el equipamiento actual de su spa, tanto como las veladas en su jardín, único en la ciudad de Italia, de Europa y acaso del mundo que más cotiza el metro cuadrado de construcción afirmada en la tierra. Por eso viene a ser lujo de lujos el espacio simplemente ajardinado en Venecia. Ni más ni menos que ajardinado…

hoteles historicos, viaje a venecia, viajes culturales

12345 (10 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Maurilio de Miguel

Comentarios sobre  Albergo ducal para aristócratas de la gran pantalla

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.