GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Amazonas, un día menos con vida

La acción humana puede convertir un maravilloso bosque tropical, en un inmenso espacio yermo y sin vida. Con la complacencia de gobiernos y empresas, suelos fértiles como el de la Amazonía se deforestan, destruyendo uno de los principales pulmones del planeta.

21 de febrero de 2014

Estamos en Alta Floresta, las estribaciones del bosque tropical amazónico. Subimos por el río Cristalino en una pequeña canoa bajo el bosque galería. Algunos chillidos de aves tropicales; un hoacín aletea torpemente en una rama sobre el río. Sus ojos azules y la cresta marrón contrastan con el verde de las hojas. Una familia de nutrias gigantes se baña un poco más allá, y alguna tortuga toma el sol sobre los troncos que flotan río abajo. Es un paisaje perfecto de la conservación natural, parece un documental de La 2.

Todo está en paz. ¿Todo? ¡No! Comenzamos a oír un murmullo y, poco a poco, distinguimos claramente las dentelladas de las sierras mecánicas. ¡Ahí están! Llegó el progreso y sus muchachos. Y es que el maravilloso bosque tropical en el que nos hallamos inmersos, de repente, es un estrecho pasillo junto al río rodeado de terreno deforestado y a punto de convertirse en desierto de tierra roja. No es más que un velo de magia sobre la corriente del río, algo que, como en los documentales, acaba detrás de la pantalla.

El sistema en la destrucción amazónica es diáfano. Políticas populistas de los gobiernos que favorecen la implantación de nuevos colonos en zonas vírgenes del bosque. Cualquiera adquiere la propiedad de un terreno en la Amazonía Brasileña sólo con eliminar el bosque y llevar algunas vacas allí. Es una de las maneras más rápidas de crear grandes propiedades. Los colonos obtienen ayudas y unos terrenos que tienen que quemar, talar y desbrozar para su cultivo o para alimentar a unas cuantas vacas, y la madera talada del bosque virgen se vende a buen precio a compañías madereras.

La explotación del suelo fértil de la selva dura unos pocos, muy pocos años, debido al agotamiento de sus nutrientes. La capa de suelo fértil en la selva amazónica es de apenas unos centímetros, y se mantiene así porque es un sistema de autofagocitación: hojas, troncos y material orgánico animal en descomposición en el suelo del bosque crean esa fina capa de abono que es a su vez lo que alimenta a los propios árboles. Como deja de haber árboles que abonen la tierra, ésta se reseca y desaparecen los nutrientes. Pronto es un desierto de polvo. Una vez que esto ocurre, y ni los ganaderos ni los agricultores pueden seguir utilizándola, el gobierno vuelve a dar otros lotes de tierra virgen y éstos se mueven allá y comienza de nuevo el proceso.

Los terrenos destrozados son utilizados entonces por las grandes compañías mineras para sacar los secretos tesoros del subsuelo. Y no sé por qué se me antoja que ésta puede ser una de las posibles causas de la desaparición del bosque tropical y no sólo una de sus consecuencias.

Boque tropical.

Daveynin, Flickr.

Ahora nos encontramos en las montañas de Irian Jaya, en una fresca mañana de Noviembre. Unos cuantos nimbos permanecen colgados sobre la aldea, y la gente sale  hacia los campos de batatas. Algunos hombres comienzan a subir hacia la selva nublada en la cima de la montaña. Cargan el arco y unas cuantas flechas de madera. Se adornan con las coronas de plumas y collares de semillas del bosque. Las canciones de trabajo van hilvanando el día. En la lejanía suena un “cargo”, un avión que chisporrotea y tapa cualquier otro sonido; poco después, aterriza sobre la pequeña pista de tierra junto a la iglesia. Todas las personas que quedan en la aldea corren a recibir a los blancos, misioneros de la Iglesia de las Nuevas Tribus, un colectivo que se dedica a buscar, contactar y aculturar sistemáticamente cualquier pueblo “salvaje” para incluirlos dentro de la lista de pueblos desparecidos. De todos modos, y por si no lo consiguen, unos kilómetros más allá, bajo la montaña sagrada de Jayakesuma, la empresa Freeport-McMoRan Copper & Gold, In, tiene la mayor mina de oro, plata  y cobre a cielo abierto del mundo. Esta es la misma empresa que gestiona las Minas de Riotinto en Huelva y que tiene su sede en Nueva Orleáns y cuyos directivos tienen nombres y apellidos que cualquiera puede consultar.

Pues bien, la mina de Freeport en las montañas de Irian Jaya ha hecho del Monte Ersberg un enorme agujero de seiscientos metros de profundidad. En los veinte años que lleva trabajando allí, tiene un record considerable: las setecientas mil toneladas de escombros y deshechos que produce al día han destruido los ríos y arroyos de la región, eliminando en muchos de ellos toda la vida acuática y, por supuesto, la posibilidad de uso de los recursos acuíferos. A esto que hay que añadir el comportamiento irregular en materia de Derechos Humanos con implicación de su “ejército privado” en la muerte de ciento sesenta personas entre los años 1975 y 1995, siempre bajo la protección del ejército y el ejecutivo indonesios. Éstos, a su vez, están apoyados por nuestros gobiernos y, lo que es más importante, por las grandes compañías que sustentan a nuestros gobiernos y que marcan la política económica de la región.

Esto ocurre hoy mismo, no es algo remoto de los terribles años del siglo XX. Esto y mucho más: la quema de bosques en Indonesia bajo la mirada alegre del gobierno y los militares que reciben las ayudas occidentales, los vertidos tóxicos en la ría de Huelva, en las marismas del Odiel, la tala de bosques en Navas del Marqués para construir un campo de golf y no sé cuántas viviendas adosadas, la desaparición de la playa de Isla Cristina bajo toneladas de cemento y ladrillo en uno de los últimos entornos naturales de nuestras costas, el Mar de Aral se seca, desaparece la cultura Inuit, los Dogon abandonan sus aldeas por falta de agua, miles de pueblos africanos dependen de las semillas transgénicas que se les vende desde Occidente y que no pueden generar plantas con semilla o bien dependen de los nuevos fertilizantes para poder cultivarlas y éstos hay que comprarlos a las grandes empresas extranjeras, y sigue y sigue y sigue.

Mientras tanto, nosotros, en nuestra felicidad, reciclamos ordenadamente cartones de leche y botellas de cristal, vemos documentales de naturaleza, mantenemos limpias nuestras ciudades y todo nos parece que está en orden, que la conservación responsable impera y que el mundo está mejor que nunca. Exactamente al mismo tiempo, el mundo, ahí fuera, desaparece cada día a más velocidad. A toda velocidad.

bosque tropical, deforestacion del amazonas, ecoturismo, viaje al amazonas

12345 (1 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Antonio Cordero

Comentarios sobre  Amazonas, un día menos con vida

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.