GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Ana García-Arroyo

Benares, Orissa, Mumbai, Cachemira, Kurukshetra… Ana García-Arroyo lleva más de veinte años viajando y residiendo largas temporadas en India. Después de haber publicado varios ensayos sobre su estimada Bhārat, en Madre India recorre la historia, las leyendas y el día a día del pueblo y, especialmente, de las mujeres indias.

19 de noviembre de 2012

“Las mujeres indias han sido protagonistas de su historia desde la época ancestral hasta nuestros días”

LDH: La primera vez que viajó a India fue en 1989, a Rajasthan y Uttar Pradesh. ¿Qué le llevó a realizar este primer viaje y a regresar tantas veces al país?

Ana García-Arroyo junto a un músico Baul.

Darjeeling-Shantiniketan.

Ana García-Arroyo: La primera vez que viajé a India  lo hice movida por esa inquietud del alma de viajar, y viajar muy lejos; como impulsada por una fuerza que me atraía sutilmente desde allí. En posteriores viajes me he dado cuenta de que, de algún modo, mi ser había habitado en India en anteriores vidas; de ahí el buscar re-encontrarse una y otra vez con su esencia, con sus gentes y su compleja diversidad. He realizado muchos viajes a otros países, asiáticos, latinos, africanos, europeos y, sin embargo, es India quien constantemente me llama de diferentes formas. Son más de veinte años los que llevo yendo y viniendo; viajando; viviendo. También he dedicado muchos años de mi vida a su estudio: soy profesora, podríamos decir, de Estudios de India, con la especialidad en literatura y género. De India siempre me han interesado más las personas que viven al margen: las que la sociedad patriarcal constantemente rechaza, de ahí que haya escrito sobre Dalits, poblaciones tribales, mujeres y aquellos/as que expresan su amor y su sexualidad de forma diferente a la colonialmente establecida. He estado con ellos y ellas; les conozco bien; su hacer; su sentir; su pequeñez; sus ilusiones; sus batallas diarias; porque todos ellos y ellas son luchadores. Así, ya ve, éste es el Viajar constante de mi vida. Y no se imagina la gran riqueza y belleza que aporta todo esto a mi alma. Y además escribo y me mueve la belleza de la palabra y su música.

LDH: De allí lo poéticas que resultan las historias que, en el libro, va recopilando para Meri en su maleta made in India, ¿quién es esta Meri protagonista?

Mujeres de la tribu Santhal (West Bengal) con Ana García-Arroyo,

Darjeeling-Shantiniketan.

A.G: En Madre India (obra narrativa que algunas personas han clasificado como novela, otras como narrativa-poética de viaje; otras, las que son indias, la han definido como un Purana, un género clásico de la literatura india), Meri corresponde a todos ustedes, lectores y lectoras. Debo decir también que dentro de la tradición clásica india, el contar historias y entrelazar mito-historia-realidad resulta algo muy común. En estas historias clásicas que en sus orígenes fueron orales, el narrador/a se dirige a una audiencia muy próxima. En los pequeños poblados, por ejemplo, se siguen contando historias en la veranda de la casa o alrededor de un baniano, un árbol sagrado. El público que escucha atentamente puede intervenir, haciendo preguntas o contando otra historia. Mi intención en Madre India ha sido precisamente ésta: continuar con esta tradición y revivir esta forma tan tradicional, y todavía tan viva en India, de contar una historia, para lo cual necesitaba un personaje: el público, a quien yo llamo con respeto y cariño “mi querida Meri”. Quería traspasar todas las barreras de tiempo y espacio y hacer sentir a Meri  todas las sensaciones de la historia; del viaje que la vida genera. Quería que la narración y la imaginación le hiciese disfrutar y vivir cada instante; estando allí mismo; siendo protagonista.

LDH: Y, ¿cuál de todas las leyendas que le cuenta a Meri es su preferida?

A.G: Todas ellas juntas. Todos los personajes son reales, a todos he conocido, algunos son de carne y hueso y viven hoy. Otros pertenecen a la historia de India, al mito; pero incluso a éstos también los he resucitado y dado una nueva vida. Son reales, pues. Y todos son fruto de mi Viajar.

LDH: ¿Se ha encontrado con muchos asuras en sus viajes a India? ¿Qué representan estas deidades demoníacas en el libro?

Saludo a la diosa Kali en Darjeeling.

Darjeeling-Shantiniketan.

A.G: En la mitología india, en todos sus textos sagrados, los asuras (que del sánscrito literalmente significa “seres sin brillo, sin luz”) son demonios que pueden tomar muchas formas y representan las múltiples manifestaciones del mal. En Madre India aparecen así representados de muchas maneras: al principio, por ejemplo, parecen unos demonios divertidos y juguetones que quieren robarle a la narradora los secretos que esconde Madre India. Pero a lo largo de la obra, y a través de sus diversos personajes, el lector/a, nuestra “querida Meri”, va adquiriendo un significado más profundo y simbólico del concepto “asura”. Los “asuras” o demonios no están sólo afuera, en el mundo, a través de los obstáculos que la vida nos presenta. Los “asuras” más temibles son los que aparecen en la mente humana y corresponden a las batallas internas que cada persona tiene que librar: las dudas, los miedos, las pérdidas, la opresión etc. Y esto es lo que vemos en las historias entrelazadas de Madre India: cómo los distintos personajes luchan por sobrevivir.

LDH: ¿Qué abunda más en India: las divinidades o los asuras corruptos?

A.G: En el último capítulo de Madre India, titulado “Regreso a Kurushetra”, recreo la historia del Mahabharata, pero esta vez narrada desde la perspectiva de una mujer y entremezclando la narración antigua clásica con la nueva historia de la India de hoy contada en voz femenina. Así, descubrimos que en esta batalla de Kurushetra, es decir, de cada día, el bien y el mal (los demonios y las divinidades) son a veces difíciles de discernir; pasean juntos por las mismas calles. Y, sin embargo, la  historia nos narra que siempre quedan guerreros, gentes corrientes, con buen corazón, defensoras de la luz, de la verdad, de la ética, de los derechos humanos. Aunque a veces parecen invisibles, están ahí, en ese campo de Kurushetra, luchando. Y yo, le puedo asegurar, he conocido a muchas: pequeños héroes y heroínas del día a día. Con una sabiduría y humildad infinita. Me quedo con esto.

LDH: Bharati es una de estas pequeñas heroínas en Madre India…

Estudiantes universitarios del Barjora College (West Bengal)

West Bengal.

A.G: Bharati, en el capítulo de “Regreso a Kurukshetra”, es una mujer sabia y luchadora que a pesar de las injusticias y opresiones que tiene que sufrir no se rinde. El nombre de Bharati viene de “Bharat” que en sánscrito significa “India”. Así, simbólicamente, a través de este personaje de Bharati, estoy aludiendo a todas esas personas con un espíritu femenino (a India se la representa siempre, mitológicamente, en femenino) que, como la protagonista, se enfrentan a las injusticias diarias y trabajan por un mundo de Amor. Piense además, que la narradora le dice a “su querida Meri” que ésta es la historia del Mahabharata, es decir, le va a contar la historia de la humanidad: esto es lo que cuenta el Mahabharata. Y esta historia de la humanidad ha sido siempre una lucha de poder entre unas tribus y otras, en India y en las demás culturas. En la obra, las tribus de ayer aparecen simbólicamente representadas por las multinacionales de hoy. De ahí el caos, los abusos, las guerras, las explotaciones del género humano, una vez más, en India, en España y en todas partes. Bharati, la protagonista, lucha por un nuevo orden; una nueva concepción de su mundo y del mundo en general. Todo lo anterior ya no funciona. Su alma divina apela a esa Divinidad suprema –representada a través del dios Krishna- porque sabe que sólo mediante la conexión del ser humano con la fuente divina, que nos impregna de Amor, es posible encaminarse hacia esa transformación; hacia esa nueva realidad cósmica.  Es el momento en el que estamos ¿no le parece? En ese cambio; en esa transformación; en ese forjar un nuevo orden.

LDH: Y, ¿en qué India se educan las mujeres del futuro?

A.G: En la India contemporánea, las mujeres que pertenecen a comunidades que abrazan el Islam pueden ser educadas de muy diversas formas. Algunas estarán sometidas a sus patriarcas o dueños y aceptarán esta sumisión. Otras, la educación y el trabajo fuera de casa les ha hecho aprender que se puede ser musulmana, pero también tener poder dentro de la familia o de la comunidad. Otras, por ejemplo, tal vez se vean obligadas a casarse, pero tal vez también sepan encontrar su espacio para recibir a sus amantes masculinos o femeninos. Curiosamente tenemos muchos ejemplos en la literatura urdu de todo esto. Y de mujeres musulmanas que aman a otras mujeres y les cantan sus ghazals (poesía en urdu).

LDH: Las mujeres que protagonizan Madre India son todas muy distintas: desde madres bondo que con su trabajo sostienen a la familia, las esposas de un harén nacidas para dar placer, las dadavasi, las hijras… ¿Qué papel ha representado la mujer en la historia de India?

Ana García-Arroyo con una rribu Konth en Orissa.

Orissa.

A.G: Las mujeres indias han sido protagonistas de su historia desde la época ancestral hasta nuestros días. Me remito a mi anterior obra, un ensayo titulado Historia de las mujeres de la India que demuestra precisamente esto. El que aquí en España, en Occidente, se desconozca no significa que hayan estado impasibles. Por citar un ejemplo de entre miles, en la etapa colonial las mujeres lucharon contra el gobierno británico ellas solitas. Muchas fueron maltratadas, encarceladas o muertas. Gandhi después las hizo populares cuando en su desobediencia civil las exhorta a salir en grandes masas a luchar contra el invasor. Pero antes de Gandhi, las mujeres ya estaban organizadas y actuaban. Conocemos a Gandhi, porque la historia oficial siempre se narra desde una determinada postura, la hegemónica, pero al lado de Gandhi, o luchando junto a otras mujeres, estaba Sarojini Naidu, una mujer poeta, activista; una mujer excepcional, liderando la lucha. Y había muchas otras, claro. En India se la conoce perfectamente. Aquí, ni siquiera nos suena. En los años 1970, las organizaciones feministas indias están por todas partes realizando una labor encomiable. Y hoy continúan. No han bajado la guardia. Y hay una extensísima literatura escrita por mujeres y sobre mujeres, en todas las lenguas.

LDH: Aun así, en Europa continuamos desconociendo la verdadera India… ¿También usted viajó con prejuicios occidentales al principio?

Shrinagar, junto al lago Nagir (Cachemira)

Cachemira.

A.G: Cuando en 1989 sentí esa necesidad de viajar muy lejos, me fui a India sin saber absolutamente nada del país. Sin tener ningún tipo de prejuicios porque no conocía nada. No había entonces noticias o documentales sensacionalistas por televisión que, sin ningún contexto, ofrecen sólo las barbaridades humanas. Esto no es más que otra forma de colonización para continuar fomentando aquello de “aquí se vive mejor” y el “¡cuánta pobreza!” o “¡qué mal lo pasan!”. Sí, hay injusticias y pobreza en India. Pero no todo es pobreza o injusticias. Y le aseguro que India no necesita a los Robin-Hood occidentales. El que quiera ayudar y colaborar, lo debe hacer de forma humilde… Les invito a que lean más y estudien el pasado colonial y el presente neo-colonial o  globalización. Estudien, por ejemplo, lo que están haciendo algunas multinacionales como Coca-Cola con los más pobres: dejarles sin agua, secar por completo todos sus pozos  para producir y exportar “la chispa de la vida”. Y hay miles de ejemplos como éste… Así,  no, no tuve esos perjuicios, y ahora mi trabajo consiste en deconstruirlos a través de mis clases, conferencias y libros.

LDH: Madre Ganga le pidió que les contara, y que les contara bien. ¿Tiene previstos nuevos viajes y libros sobre India?

A.G: Sí, les pido a las Divinidades que me den mucha salud para realizar mi trabajo bien, y claro, para viajar a India, no cabe duda. A Saraswati, diosa de las Artes y de la Literatura, le pido que entone las cuerdas de su veena (un instrumento musical) para que su música ilumine mi alma y pueda seguir creando.

ana garcia arroyo, madre india

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Meritxell-Anfitrite Álvarez-Mongay

Libros relacionados con  Ana García-Arroyo

Comentarios sobre  Ana García-Arroyo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.