GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Aún queda viaje

El coronavirus nos obliga a estar en casa, pero la casa del viajero está en cualquier lugar y en ninguna parte; se monta y se desmonta, se dobla en el equipaje, se factura en aviones. De repente, el único viaje posible es el más aplazado, esa aventura de visitar las tierras internas, de escalar los muros que uno mismo se ha construido dentro.

17 de abril de 2020

“Cúrame del vacío”, lo escribe Alejandra Pizarnik, a quien leo durante estas horas, sabiendo que dejará mi ánimo maltrecho en medio de un páramo, sabiendo que no es el mejor momento, o tal vez sí.

En estos días siento por esta autora una atracción feroz, no por su parte de desasosiego y de desgarro, que también, sino por el trabajo minucioso en sus cuadernos y libretas anotando frases suyas, de otros, subrayando libros de poemas que leía. Yo también lo hago, no tan bien como ella. Pizarnik se embarcó en un viaje literario que le llevó a transcribir a papel su imaginación arrolladora, a conocer las tinieblas con que atacan los miedos y las sombras. Se sumergió en ese tipo de soledades de las que no hablamos porque solo están para vivirlas, ella lo decía “la soledad es no poder decirla”.

En este confinamiento, leer es resucitar en otras vidas, pincharse el dedo con las letras y ceder al encantamiento. Es repetirse al oído que, aunque el cielo esté cerrado hasta próximo aviso, AÚN QUEDA VIAJE. Y ese viaje será más ligero, como dijo Borges, como Alejandra escribió a León Ostrov, con quien inició una terapia psicoanalítica a los dieciocho años:

“En verdad, muchas cosas

dejaron de importarme. Y me alegro

que me roben las maletas y yo

pueda viajar con las manos libres”.

Coronavirus. Covid-19

Coronavirus. Covid-19

Parece que es el momento de las preguntas, no de las respuestas, pero no dejamos de cuestionarnos si este aislamiento nos cambiará algo. Según Haruki Murakami:

“Cuando salgas de la tormenta

ya no serás la misma persona que había entrado en ella.

En eso consiste la tormenta”.

Sin duda, este oleaje es duro y dejará nuestra playa llena de interrupciones, de temores, de extrañas distancias, de botellas sin aire, de forzadas despedidas, tendremos una primavera que habremos visto llegar por las ventanas, un verano que pisaremos de otra forma, como si nuestros pies se hubieran hecho en el encierro más pequeños y no pudiéramos guardar bien el equilibrio.

Nos sentiremos más frágiles, más cansados pero no querremos decirlo después de tanta espera. La tormenta nos golpeó en los talones obligándonos a prescindir del contacto de otras manos y otras mejillas. No es fácil y no será fácil. Tal vez no sepamos regresar a la felicidad de golpe, cuando podamos ponernos de nuevo unos zapatos, arreglarnos el pelo y prepararnos para saltar de museo en museo, de teatro en teatro, de cine en cine, de tienda en tienda, de plaza en plaza, de ser querido en ser querido, sin hora para regresar a casa.

Pondremos el reloj en el punto de partida, en la línea de salida, pero no podremos correr, solo andaremos, nos pesará el recuerdo de todos los que se fueron, tanta sabiduría perdida. Nos costará volver a las calles aunque no lo digamos, porque la tormenta nos habrá cambiado.

Y es entonces, cuando el poeta, Rilke, nos pasará esta nota por debajo de la puerta:

“Querido amigo: ¿usted no ve como todo lo que sucede es siempre un comienzo?

¡Y comenzar, en sí, es siempre tan hermoso! Deje que la vida le acontezca.

Créame: la vida tiene razón en todos los casos”.

Coronavirus. Covid-19

Coronavirus. Covid-19

Ese nuevo comienzo pasa hoy por quedarse en casa, y el viajero no sabe dónde está su casa, o sabe que su casa puede estar en cualquier lugar y en ningún lugar. Tiene raíces y tiene a los suyos, pero su casa se monta y se desmonta, se dobla en el equipaje y se factura en aviones; por primera vez, las fronteras son líneas que no se traspasan. 

De repente, el único viaje posible es el más aplazado, esa aventura de visitar la mente, las tierras internas, de escalar los muros que uno mismo se ha construido dentro; de entender, como decía Cesare Pavese, que “no se recuerdan los días, se recuerdan los momentos”. Si de algo hay que ser rico de ahora en adelante, es en buenos momentos.

No va a ser fácil, no está siendo fácil sentir que en los próximos días no ocurrirá nada que queramos anotar en el diario, porque la información duele, porque las horas escuecen. No habrá nada diferente que contar cuando suene el móvil o el ordenador para contactar con la familia, nada distinto a las tareas de ayer: lavar los platos, barrer el suelo, tender la ropa, revisar los correos, mandar algún mensaje, terminar el informe, darse una ducha, APLAUDIR, seguir con el libro por el que avanzamos lento, etc. Pero estas pequeñas cosas también van cogiendo un color distinto, un sentido que nunca les dimos. Pavese tiene razón:

“Qué es la vida eterna sino aceptar el instante que viene y el instante que se va”.

Coronavirus. Covid-19

Coronavirus. Covid-19

Cuando acabe el confinamiento, será como volver a estrenar la ropa y nuestros pequeños viajes cotidianos: esas rutas por la ciudad, por el pueblo; será como inaugurar el metro, como el primer día de trabajo. Sonará de nuevo el timbre de la puerta, iremos a comer a otras mesas, llevaremos los hijos al colegio, compraremos fruta y pegaremos la nariz en el escaparate de las librerías buscando realizar algún descubrimiento.

Después del aislamiento, las cosas importantes no estarán en lo que ha quedado intacto, estarán en las brechas, en las heridas. Tendremos que aprender a hacer nudos marineros para no olvidar lo que estamos viviendo, sintiendo, para atar los tiempos verbales con una misma cuerda, de forma que al lanzar el cabo seamos capaces de arrastrar la barca hacia la orilla. Lo dijo Pier Paolo Pasolini:

“Lo mejor de la vida es el pasado, el presente y el futuro”.

AÚN QUEDA VIAJE y ya no será en cualquier dirección. Aunque esté siendo duro, algún año teníamos que aprender a desplazarnos con el viento como los pájaros, con las corrientes como los peces, a ser arrastrados por el agua del río como las hojas, a yacer en la arena como las conchas, a no acumular porque las cuatro estaciones vendrán, te darán aire y se llevarán todo lo material que tengas. AÚN QUEDA VIAJE y ya no lo haremos con cualquiera, porque ahora sabemos quiénes cuidan realmente de todos, quiénes se entregan a los otros, quiénes están en el barco cuando estalla la tormenta.

Les dejo una cita de Gabriel García Márquez que anoté a finales de marzo y no sale de mi cabeza, tal vez les pase lo mismo:

“Cuenta que todavía hay esperanza,

que la vida es más eterna que la muerte, que debemos

seguir persiguiendo nuestros sueños, que debemos corregir

nuestros errores, que debemos hacernos dignos y que,

aunque lleguen los tiempos del cólera, habrá un espacio

para el amor”.

Coronavirus. Covid-19

Coronavirus. Covid-19

coronavirus, covid 19, viajar

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Belén Alvaro

Comentarios sobre  Aún queda viaje

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 20 de abril de 2020 a las 18:30

    Que puedo decir uno cuando quien escribe es tu propia hija. Sentirme orgulloso y decirla que siga en esa linea de hacer felices a quien la lea.

    Un beso muy fuerte de tu padre y de tu madre.

    Por Ramón Alvaro
  • 05 de mayo de 2020 a las 12:41

    Muy bonito con párrafos muy hermoso literalmente hablando que por ser tan hermoso se leen con mucha facilidad aunque no llegues bien a comprenderlos. Otros también escritos con mucha brillante.Gracias y muchos besos tu padre.

    Por Ramón Alvaro
  • 28 de mayo de 2020 a las 23:16

    Maravilloso Gracias !

    Por Narciso Pazos