GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

Histórico noticias



Barcos

Volar sobre las olas a toda vela, navegando por ríos, grandes océanos y mares pequeños: el Nilo y el Amazonas; el Pacífico, el Atlántico y el Índico; el Egeo, el Cantábrico o el Mediterráneo. Todas estas aguas, y muchas más, ha surcado Javier Reverte en un barco.

29 de julio de 2013

Me fascinan los barcos, porque luchan contra la naturaleza más temible de todas: el agua. Quien no ha visto un río desbordado por una crecida o vivido una tormenta a bordo de un navío en plena tormenta, no sabe lo que es el miedo. O mejor: no sabe lo que es el pavor. Por eso, el barco es un reto al miedo, un canto al valor, un instrumento diseñado para sobrevivir en la peor de las circunstancias, que no es otra que la fuerza desatada del agua.

He navegado el Pacífico y el Índico. He pasado dos veces por mar el Atlántico entre América y Europa. Y viajado en muchos pequeños mares del mundo: Mediterráneo, Egeo, Barents, Groenlandia, Cantábrico… He cruzado los  mares boreales del norte del Canadá y en el archipiélago de las Svalbard. He costeado la Tierra de Fuego del lado del Pacífico y puesto el pie en la isla del Cabo de Hornos. Y he descendido o ascendido  grandes ríos como el Amazonas, Congo, Nilo, Yang Tsé, Mississippi, Yukón

Barco.

Nantaskart!, Flickr.

Según las viejas tradiciones marineras, doblar el cabo de Hornos me da derecho a colocarme un aro en la oreja derecha –todavía no lo he hecho– y a poner una de mis piernas sobre la mesa cuando tomo una copa en un bar o mientras como. Navegar los mares árticos, me da derecho a subir mis dos piernas sobre la mesa, algo que sólo hago en casa de cuando en cuando.

Quiero decir que sé bien lo que es el agua. Naufragué en una canoa remando en el Yukón, y una crecida del Congo casi nos ahoga a todos los pasajeros cuando se llevó río abajo mi barcaza. Y en alta mar me han sorprendido numerosas tormentas… Decir pavor es decir poco. Creo que el hombre es el único mamífero que nace sin saber nadar y, tal vez por ello, tememos tanto el agua.

El barco es una suerte de criatura fascinante. Y volar sobre las olas a toda vela es una suerte de milagro. Todo lo que lleva un barco es de utilidad, nada hay inútil en un barco, todo sirve para algo y, en su interior o en su exterior, nada se construye en nombre de la estética.

Y, además de ello, son muy bellos.

Javier Reverte, viajes en barco

12345 (6 votos. Media: 4,17 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Reverte

Comentarios sobre  Barcos

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 02 de diciembre de 2013 a las 15:28

    A mi me encanta combinar distintos medios de transporte. A veces hago la mitad del trayecto en avión y la otra mitad en tren o en autobús. O en autobús y tren, sin avión. En verano, cruzo la ría de Vigo en barco y luego cojo un autobús para ir a la playa de Limens. Es mucho más cómodo ir en coche, pero teniendo tiempo, la combinación de barco y bus es más interesante.

    Por Cristina
  • 03 de diciembre de 2013 a las 13:41

    A mí me encantan los trenes, porque cuando cojo un tren y veo como los lugares pasan ante mis ojos, tengo una percepción más intensa de que me dirijo a otro destino, a una nueva aventura. Creo que hay destinos que invitan a ser recorridos en tren, como por ejemplo, la India, donde viajar en tren, es una experiencia en sí misma y una gran oportunidad para conocer a sus gentes y su forma de entender la vida.

    Por Izaskum
  • 07 de diciembre de 2013 a las 20:23

    Personalmente disfruto mucho viajando en tren, me ofrece la posibilidad de ver paisajes recónditos. Desde la ventana espío las llanuras, los bosques y los pequeños pueblos. Una película que avanza deprisa, pero que si el trayecto es bonito nos puede regalar muchos momentos bonitos.
    El tren tiene su propia vida, en los trayectos de varios dias es como una pequeña ciudad, lleno de gente, y mas importante aún, cargado de historias.

    Por Pablo