GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

Histórico noticias



Bremen: Más allá de Roland y los músicos II

Desde la Marktplatz salimos a la Böttcherstrasse, una calle con estilo genuinamente alemán, de expresionismo de ladrillo, diseñada con la obra del escultor Bernhard Hoetger. Allí está el Museo Paula Modersohn-Becker, la primera pinacoteca del mundo dedicada a una mujer.

13 de noviembre de 2014

 

La Böttcherstrasse: ¿expresionismo del ladrillo o “arte degenerado”?

Desde la Marktplatz salimos a la Böttcherstrasse, la calle de los toneleros, por donde, en los primeros tiempos de Bremen, aquellos trasegaban las mercancías para cargarlas en los navíos anclados en el río Weser.

A comienzos del siglo XX su estado era de franco abandono. Por allí andaba Ludwig Roselius, un rico empresario del café que había inventado el descafeinado, estimulado, según la tradición, por el afán de evitar que otros adictos a esta bebida corrieran la misma suerte que su padre, cuya temprana muerte los médicos habían atribuido a la cafeína. Roselius decidió comprar y restaurar una casa señorial del siglo XVI, de estilo renacentista, situada en esa calle. Pronto la convertiría en el hogar de su cada vez más nutrida colección de objetos de arte y muebles suntuarios, y la abriría al público como museo, presente hasta la actualidad y de recomendada visita.

Roselius se abocó luego a la remodelación total de la calle, convirtiéndola en exponente de un estilo genuinamente alemán, un “expresionismo del ladrillo” totalmente alejado de los modelos grecolatinos. Encargó las obras al arquitecto, escultor y pintor Bernhard Hoetger, a quien había conocido en la cercana colonia artística de Worspswede y con el que compartía simpatías hacia el partido nazi. El arquitecto transformó la Böttcherstrasse  en una nueva calle de ciento cincuenta metros flanqueada por edificios de ladrillos rojos, con molduras y estatuillas del imaginario germano. La entrada norte de la calle, la que da a la Marktplatz, fue coronada con un imponente relieve de bronce dorado, donde se ve a un estilizado y desnudo joven blandiendo una colosal espada contra un monstruo de tres cabezas. La leyenda que la acompañaba, y que traducida decía “La victoria de nuestro líder sobre los poderes de las tinieblas”, no dejaba dudas sobre la glorificación del Fhürer. Actualmente se conoce esta obra como “El portador de la luz”, la dedicatoria ha desaparecido y prevalecen las interpretaciones que pretenden reconocer en la figura al Arcángel San Miguel en lucha contra el demonio o San Jorge atacando al dragón.

Bremen, Alemania

En el centro de la Böttcherstrasse, Hoetger construyó una torre giratoria con diez paneles. En cada uno de ellos (eso de avanzar fronteras gustaba mucho en la Alemania de su época) se glorifica a algún conquistador del océano. Los rostros de los héroes están trabajados en oro, mientras que el vehículo de la hazaña utilizado en la aventura aparece en plata y destacando sobre un fondo de color marrón rojizo. A cada hora punta entra en funcionamiento, acompañado por la música del carillón de treinta campanillas de porcelana contiguo.

Pero, a pesar de tantas exaltaciones, Hitler, en 1936 en Nüremberg, calificó la Böttcherstrasse como “arte degenerado”. Roselius supo mover algunas influencias y, finalmente, el Führer amnistió a la calle con la justificación que quedaría como muestra de ese arte despreciable al que se debía evitar. Hoetger no tuvo tanta suerte y entró en la temida lista de “artistas degenerados” lo que le obligó a abandonar definitivamente Alemania en 1943.

 

Un museo en la Böttcherstrasse

En  la colonia artística de Worspwede Roselius había conocido y admirado a la pintora Paula Modersohn-Becker. Entusiasmado por la obra de esta artista, Roselius fundó en uno de los edificios diseñados por Hoetger en 1927 el Museo Paula Modersohn-Becker, el primer museo de pintura del mundo dedicado a una mujer.

Aunque nacida en Dresden, Paula había vivido en Bremen desde sus 12 años. Tenía poco más de veinte cuando comenzó a frecuentar la colonia de Worspede, uniéndose a  un grupo de artistas que buscaba romper con el academicismo y la pintura de taller dominantes de la época. Posteriores estancias en París y la especial influencia de Cézanne modelaron su estilo con formas simplificadas y una gama cromática rica en tintes terrosos.

Son particularmente interesantes sus autorretratos, muchos de ellos de desnudos, en los que Paula expone una concepción del cuerpo femenino diferente a la de los cánones tradicionales que acentuaban  el erotismo o la sublimación del rol de la mujer. Desde estas telas, la artista nos mira serena y segura, enseñando con naturalidad un cuerpo joven  no idealizado e incluso, como en el Autorretrato en el sexto aniversario de boda, con las formas propias del embarazo.

Su vida fue corta e intensa. Falleció a los treinta y un años, y siempre estuvo debatiéndose entre el afán por encontrar un lenguaje propio y los condicionamientos sociales y familiares que limitaban esa búsqueda. Tampoco saboreó las mieles del reconocimiento del público o de la crítica. A pesar de una producción de cuatrocientas pinturas y más de un millar de dibujos, sólo logró vender tres obras en vida, una de ellas a Rainer Maria Rilke, también asiduo a Worspede y admirador de la pintora. Vale la pena una visita tranquila a este museo y también al interesante Kuntshalle (el Museo de Bellas Artes) de Bremen, donde se exponen más obras de esta singular artista.

Antes de abandonar la Böttcherstrasse, os recomiendo asomaros (o algo más) al Flett,  un restaurante tradicionalmente vinculado a la izquierda, con sus paredes repletas de fotografías en blanco y negro y pósteres alusivos a mítines, revueltas y luchas obreras. Especialmente interesantes los que recuerdan episodios de la guerra fría.

 

Artículos anteriores: Bremen: Más allá de Roland y los músicos I.

bremen, museos, viaje a alemania, viajes culturales

12345 (6 votos. Media: 4,83 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Teresa Mirri

Comentarios sobre  Bremen: Más allá de Roland y los músicos II

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.