Azímut

19 de noviembre de 2017
“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. Henry ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Japón perdido

ALEX KERR

Editorial: ALPHA DECAY
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 304
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Al igual que el suizo Nicolas Bouvier, Alex Kerr conoció el Japón de los sesenta, tan extraño aún a occidente, tan sumido en la incógnita que depararía el vertiginoso auge económico de las décadas posteriores. Bouvier quedó afectado de japonismo para siempre y volvió en otras ocasiones. En el caso del norteamericano  Kerr su japonismo le dejó clavado en el país hasta hoy convirtiéndose en un experto en arte y tradición japonesa. Sigue viviendo a caballo entre Bangkok y Kioto pero en este, su primer libro, al que después le siguieron otros, dejó testimonio de las más de tres décadas vividas hasta el momento de su escritura en 1993.
Noticias en la Línea
  • Cartografías de lo desconocido

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Robert Louis Stevenson dijo en cierta ocasión que había oído hablar de unas criaturas extrañas a quienes no les interesaban los mapas, pero que no creía en su existencia. Nosotros tampoco, porque los mapas son objetos realmente fascinantes, la promesa de aquel viaje pendiente... Y en algunos casos, un tesoro de valor inestimable (y no solo para Long John Silver), como muestra una exposición en la Biblioteca Nacional de España, donde hasta el próximo 28 de enero pueden verse maravillas ...[Leer más]

  • Una arboleda, un punto de vista

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    "Hace unos años quise hacer un proyecto documental sobre ‘el paseo’ al más puro estilo Robert Walser. Deseaba practicar el arte de perderme con la cámara en un bosque. Aquella intención se transformó en un trabajo sobre el paisaje, también sobre la fotografía, entendidos uno y otro (la percepción del paisaje y la visión fotográfica) como alucinaciones provocadas por el cruce entre el mundo y el pensamiento. El vehículo que encontré para trasladarme de un universo al otro fue el ...[Leer más]

  • Los Archivos del Planeta

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En 1909, el banquero Albert Kahn visitó Japón en uno de sus tantos viajes de negocios, del que volvió con un montón de fotos. Fue entonces cuando se le ocurrió contratar con su fortuna a una legión de fotógrafos y enviarlos por todo el mundo para crear un inmenso archivo fotográfico y fílmico: 72.000 placas autocromas y 183.000 metros de película que registran paisajes y gentes de más de cincuenta países: Afganistán, Brasil, India, Israel, Cisjordania, China, Croacia, España, ...[Leer más]

  • El lenguaje de la belleza maya

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    "Los hombres andaban vestidos con camisetas de colores, cubiertos con sus mantas pintadas, con zarcillos en las orejas de oro, y patenas y otras joyas al cuello. Las mujeres, cubiertas las cabezas y pechos, y sus faldillas de la cinta abajo hasta los pies, curando siempre que dellos cosa no se les parezca..." Así describía Fray Bartolomé de las Casas a los indígenas mayas cuando se topó hace cinco siglos con ellos. Ahora habría qué ver la impresión que les causaron a la gente del Yucat...[Leer más]

  • Urbs beata Hierusalem

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los viajeros que se aventuraban por Tierra Santa en los siglos XVI y XVII no lo tenían nada fácil. En palabras de un alemán que acompañó a Ignacio de Loyola hasta Jerusalén, el peregrino debía llevar bien llenas tres bolsas: la del dinero, pues lo necesitaría a cada paso; la de la fe, para no dudar de nada que le contaran; y la de la paciencia, para sufrir todo tipo de ofensas. Una exposición en la Biblioteca Nacional de España muestra la magnífica colección de libros de ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




Rafael Manrique
Psiquiatra y viajero

Psiquiatra y psicoterapeuta. Viajero en mi tiempo libre. Por los senderos y bosques cercanos o por los remotos lugares del mundo. O para ver arte... O por nada… Porque sí, y luego ya se verá el por qué o el para qué. Además de obras sobre temas profesionales, como viajero, he publicado “La densidad del desierto” (Ed. Zanzíbar). Se trata de un relato intimista y poético de la experiencia de varios años de viajar a los desiertos del mundo. En el terreno de la narrativa he publicado “Diecinueve rayas” con Silvia Andrés (Ed. Milrazones), un conjunto de relatos que, ambientados en diversos lugares del mundo, tratan de describir la realidad dando la vuelta al relato tradicional. En la actualidad trabajo sobre un libro de viajes centrado en veinticuatro lugares observados desde cada una de las veinticuatro horas. El paisaje y la naturaleza me interesan como modos y medios para la construcción de una experiencia de liberación. Es el lugar en el que experimentar la contradicción liberadora que se produce al sentirme un ser cultural y natural, nunca de forma firme o completa. Siempre ambivalente, provisional y, por tanto, curioso. Por eso, viajar es uno de los mejores modos de obtener la inefable y necesaria experiencia de, al igual que Moisés, "sentirse extraño en tierra extraña". Esa posición es para mí la necesidad y el azar que aporta todo viaje.

Últimos artículos publicados por Rafael Manrique en La línea del horizonte

  • Rutas históricas

    Puerto Calderón, ensenada de la historia

    Rafael Manrique
    Viaje a Cantabria
    Visitar Puerto Calderón es hacer una mezcla de turismo de ruinas, de naturaleza y de historia. Esencia misma del Romanticismo. Si uno creyera en fantasmas y en presencias aquí podría hacer hasta asambleas. Pero en realidad se visita una ausencia que está poblada de microhistoria.
  • Rutas históricas

    En San Román de Moroso

    Rafael Manrique
    En San Roman del Moroso
    Juan de Herrera, el arquitecto de El Escorial, decía que San Román de Moroso era uno de los lugares mágicos de España. Estar en esta ermita cántabra es estar a las puertas del año 1000. Los orígenes de los reinos cristianos, del arte medieval y del castellano se contemplan desde ahí.
  • Pensamiento

    Venecia desde el Molino Stucky

    Rafael Manrique
    Viaje a Venecia
    Venecia exige tiempo, lentitud y una cierta soledad. Detenerse, deambular, perderse en callejones, admirar el balanceo de las góndolas… Pero no subir a una para ir en procesión mientras el gondolero te canta ‘O sole mio’ en el mejor de los casos y ‘New York, New York’ en el peor.
ver todos artículos de Rafael Manrique

Libros publicados por Rafael Manrique

Galería de imágenes de Rafael Manrique

Nube de etiquetas de Rafael Manrique

Comentarios sobre  Rafael Manrique

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 18 de diciembre de 2012 a las 9:31

    Tuve el placer de conocer a Enrique y compartir viaje al desierto de Túnez hace unos años. Él era ya un consumado y experto viajero desértico y para mi fué la primera experiencia, inolvidable y reveladora. Acostumbrado a viajar por montañas y destinos fríos el desierto resultó uno de los más placenteros y hermosos viajes que uno puede hacer, tanto física como mentalmente.

    La belleza contundente del desierto reside en la nada, en lo simple de las formas, de las palabras y los silencios, en las conversaciones y momentos que compartes (o no) con tus compañeros de viaje y los bereberes que nos enseñaron mucho más que su legendaria cordialidad. Aprendimos lo que es la auténtica camaradería de unos juegos, la complicidad de una sonrisa y las charlas nocturnas a la luz de la hogera. Eso no lo hay en Madrid.

    Rafael fue un compañero silencioso, crítico, culto y con un humor refinado y mordaz especialmente de los estereotipos que rodean las culturas (y especialmente sus músicas), aislado pero cercano que sabía bien como se vive el desierto. No es un lugar donde ir a hacer amigos, primero debes hacerte amigo de tí mismo y eso te lo enseña el desierto, porque no hay nada más alrededor que te entretenga y te despiste. Un buen lugar para encontrarse y para conocer a las personas.

    Su libro “La densidad del desierto” es una obra de arte, donde aprendes a leer entre líneas lo que se esconde más allá de la facha de viajero con sombrero.

    Un abrazo Rafa y espero que todo te vaya muy bien.

    Por Alfonso Marcos Vidal
  • 18 de diciembre de 2012 a las 13:54

    Alfonso

    que gusto saber de ti y de recordar aquel viaje a Tunez

    y gracis por tus comentarios

    sigues viajando?

    Por rafae manrique
  • 21 de diciembre de 2012 a las 23:14

    Hola Rafa! Viajar, como tú muy bien sabes, se viaja siempre, aún cuando no te mueves del sitio de tus rutinas. Sigo viajando todo lo que puedo, que siempre es menos de lo que uno desea… Pero sueños de viajes hay siempre en la cabeza.

    Me alegra saber de ti y supongo que tú sigues viajando y escribiendo. Será un gusto volver a coincidir de nuevo en cualquier destino.

    Un fuerte abrazo.

    Por Alfonso Marcos Vidal
  • 21 de diciembre de 2012 a las 23:20

    Por cierto, no me preguntes porque puse en el comentario “Enrique” en vez de “Rafael”, seguro que como psiquiatra me das una buena explicación ;)

    Por Alfonso Marcos Vidal
  • 28 de enero de 2013 a las 11:48

    Quizá has puesto Enrique por el mismo motivo que tanto a Rafa como a mi nos llamaron asi tantas veces en nuestra epoca de estudiantes; es mas en ocasiones sigue ocurriendo. Hay un motivo. probablemente sea nuestro apellido (por el sonido). De cualquier manera todos sabiamos a quien te referias y seguro que no le ha molestado.
    Admiro la corta (lamentable) pero intensa (afotudamente) obra de mi hermano y me encanta ver como sois mucha gente los que le quereis tanto como yo

    Por Antonio Manrique
  • 13 de febrero de 2013 a las 12:05

    No tengo mucha experiencia como viajera al uso pero con tu libro viajé al desierto de otra manera, ensoñando.Su abundancia de matices e imágenes es exquisita. Muy enriquecedor. A la espera de mas viajes, para cuando?…

    Por Yolanda
  • 09 de abril de 2013 a las 8:42

    Una buena explicación científica al cambio de nombres, Antonio. Salud y buenos viajes.

    Por Alfonso Marcos Vidal
  • 15 de abril de 2013 a las 9:03

    Soy Giuliano Camilleri, y he comisariado, organizado, diseñado y fisicamente ayudado en montar la exposición “Viajes, reales, fantásticos e imaginarios”, que hasta el 30 de abril se podrá visitar en el Palacio de Caja Cantabria de Santillana del Mar. Es un placer descubrir que Rafael Manrique haya tenido el tiempo de visitar nuestra pequeña exposición. Digo pequeña porque así ha sido concebida desde el principio, y por lo tanto como, dice el mismo Manrique,” Era difícil una exposición de este tipo. En muchas instituciones culturales europeas con importantes fondos documentales se han realizado caras exhibiciones con las que ésta de Santillana ni puede ni quiere competir”. El proyecto de esta exposición, nace desde lejos, ya que cada una de las piezas que la compone, ha sido coleccionada a lo largo de los últimos 10 años, con la idea de crear algún día, un fondo bibliográfico que pudiera crecer en el tiempo y formar la primera piedra de una biblioteca de viaje. La exposición del Palacio de Caja Cantabria, se enmarca dentro del IV Festival Arte Libro de Santillana que este año tiene como lema “The Travel Book” “El Libro de Viaje”. Cada año nuestro Festival intenta acercar el grande publico al Objeto Libro, y este año lo hace pensando en el libro como en un Objeto de Viaje. Por ello la Exposición del palacio de Caja Cantabria, intenta acercar el visitante a la literatura de viaje, y a los libros que a diferente titulo pueden, a nuestro juicio, estar dentro de la Familia de los libros de viajes. El titulo es sugerente, como tiene que ser para cautivar la atención del visitante, los contenidos presentados, intentan acompañar a un viaje. Es probable que de forma no del todo acertada, pero acorde, con las reales posibilidades del momento, la exposición está acompañada de paneles, que introducen las diferentes sesiones. El espacio expositivo del Palacio, es efectivamente maravilloso, y la decisión de ocupar una sola planta, nace de la real consistencia de los fondos bibliográficos expuestos. Personalmente, creo que las palabras de Rafael Manrique, que ha visitado la exposición, y además ha creído oportuno hablar de ella, me enriquecen, y como es justo y natural me hacen reflexionar sobre las modalidades expositivas adoptadas. Como comisario y como persona, creo que todo es mejorable, así que las buenas criticas nos hacen crecer, y nos ponen en la posibilidad de mejorarnos.

    Por Giuliano Camilleri
  • 21 de abril de 2013 a las 13:42

    Solo quiero dar las gracias a Rafael por la descripción de las Cariátides, tan exquisita, que me llegó al alma y me hizo estar por unos minutos en ese lugar, tan caro a mis sentimientos y en el l que sueño estar en algún momento.
    Me interesa saber si posee algún blog o sitio desde donde seguirlo. Saludos cordiales a todos desde Argentina.

    Por Fabiola
  • Pingback: Los viajes y las horas | La Línea del Horizonte

  • 24 de abril de 2015 a las 7:12

    Hola vi tu entrevista con Adela me pareció ineresante especialmente por tu irreverencia ante los canones establecidos tradicionalmente del amor, ese amor que existe en el inconsciente colectivo pero desaparece en el proceso de la cotidianidad y nos enfrenta a la cotidianidad gris,. y bueno la necesidad del cambio rehacerte dia a dia, renovarte ante el peligro de perderte.

    Por Maricela
  • 25 de abril de 2015 a las 6:44

    Hola Rafael..Vi tu entrevista con Adela y estoy de acuerdo contigo..me darè a la tarea de buscar y leer todos y cada uno de tus libros aunque varios ya esten agotados como comentaste..Estoy segura que seràn enriquecedor leer cada una de las lineas escritas…Desde este momento considerame una de tus lectoras.. Saludos..

    Por Daniela
  • 27 de abril de 2015 a las 4:26

    Escuche y vi la entrevista del mestro Rafael Manrique con Adela Micha y me cautivo su forma de hablar, de transmitir y de expresar lo que yo muchas veces siento y pienso y no he sabido expresar

    Por SARA NUÑEZ
  • 28 de abril de 2015 a las 1:42

    Me encanto la entrevista de adela micha y tengo muchas preguntas, ojala puediera comentarlas.

    Por ADRIANA
  • 28 de abril de 2015 a las 20:26

    Un gusto Rafael haberte escuchado también en la entrevista con Adela Micha. Me dedico a organizar conferencias que promuevan el desarrollo humano y de consciencia de nuestra sociedad, me gustaría invitarte a dar una conferencia en Puebla, México sobre el tema de la pareja. Me gustaría poder enviarte una invitación formal a algún correo que me puedan proporcionar. Mi página es http://www.eventostlatoa.com
    Quedo al servicio…

    Por Carmelina Gracía Haces
  • 30 de abril de 2015 a las 3:19

    Vi la entrevista en México por televisión a Rafael Manrique, me pareció extraordinaria aunque no novedosa, pues siendo una mujer de 31 años, maestra en psicólogía, soltera, lectora y que comparte el gusto de igual manera por los viajes me ha llevado a comprobar en la praxis la mayoría de las situaciones plasmadas en dicha entrevista. Señor Manrique, es usted un hombre digno de admirar, no hay hilo negro por descubrir sino vivir la vida en el contexto que se nos presenta. Agradezco sus palabras y citas tan elocuentes, así como el darme -en lo personal- la dicha de leer sus textos. Saludos desde Guadalajara, México. Ghislaine Reyes.

    Por Ghislaine Reyes
  • Pingback: El paisaje vacío | La Línea del Horizonte