GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

Histórico noticias



Cómo escribir hoy el viaje

¿Cómo escribir el viaje cuando ya se han visitado todos los lugares y existe la posiblidad de fotografiar y filmar para recordarlos? Desprovisto del poder de la imagen, la única arma que le queda ahora al viajero-escritor es refugiarse en el mundo de la ficción.

17 de septiembre de 2012

Marc de Gouvenain, escritor y director durante más de veinte años de varias colecciones de libros en Actes Sud, entre ellas una de literatura de viajes, decidió no hace mucho dejar de editar obras que trataran del viaje. Hacía tiempo que en su colección se alternaban los libros de fotografía con los de la literatura. Habiendo la posibilidad de filmar y fotografiar, su interés derivaba ahora hacia estas formas de narrarlo. Respecto a la escritura, hacía tiempo que había visto en la ficción la forma más adecuada, por no decir única, para contar el viaje. De allí que entre sus títulos se encontraran novelas de viaje, viajes novelados, viajes no realizados, etc. En la actualidad, Marc se dedica, entre otras cosas, a buscar y descubrir películas documentales en festivales lejanísimos que hablen del viaje y del mundo. Por cierto que, no hace mucho, hablando sobre la literatura en general, comentamos cómo la ficción parece haber desaparecido. La mayor parte de los libros tienen huellas autobiográficas, documentales, históricas… Diario de viajes con sellos

Como escribió hace más de cuarenta años Lévi-Strauss en su prólogo de Tristes trópicos: “El viaje ha terminado”. La posibilidad de un itinerario diferente y a un sitio singular era imposible, pues todo estaba ya descubierto. Su “fin del viaje” le llevó hasta la “ficción del viaje”; es decir, una posibilidad de contar su experiencia a partir de la literatura, algo mucho más subjetivo y ficticio que se alejaba de la verdad documental de sus meses pasados en la Amazonía, pero le permitía también hablar de otra manera de sí mismo. Lo que ya había adivinado antes Michel Leiris en su obra monumental El África fantasmal (1934), donde escribió: “Es a través de la subjetividad como puedo mostrar la objetividad; es decir, al escribir subjetivamente aumento el valor de mi testimonio, pues muestro a cada instante a qué atenerme en cuanto a mi valor como viajero”.

Teclado

En estas circunstancias, una de las dificultades con la que se encuentra hoy quien quiere escribir el viaje es cómo hacerlo. Y aquí va una brevísima relación de dichos problemas y algunas propuestas para su  solución.

1. La estructura. La manera en que se ordenan los acontecimientos y las experiencias del viaje en el relato son determinantes para su significado. Hay que reflexionar y repensar cómo hacerlo. Seguramente, no seguirán el orden cronológico ni la sucesión acostumbrada de los libros de viaje desde el siglo XV al XVIII, que tienen en la crónica y el diario sus modelos. Quizás, tampoco se parezcan a los libros de Kaplan o Thubron, que combinan el episodio histórico, la reflexión personal y el diálogo con los habitantes del destino. Y sí, finalmente, sean más similares a los trabajos de Bouvier o Argullol, quienes ven en las imágenes y la poesía narrativa otras posibilidades para contarlo.

2.  El ritmo. Si hay una experiencia que bebe de la categoría tiempo y, por lo tanto, de la velocidad y lentitud, es el viaje. Por muchas razones, el viajero es más atento a cómo se percibe el tiempo en el itinerario. De allí que haya que intentar traspasar esa sensación al relato. ¿Cómo? A través del ritmo de la narración. Por ejemplo: buscar el tempo adecuado para transmitir la importancia o no de una determinada experiencia o visión.

3. El objeto del relato. Aunque resulte obvio afirmar que hay que pensar el objeto con que se escribe el viaje, hay que hacerlo, pues este determinará el estilo y la retórica del relato. En un momento en que el viaje está al alcance de muchos, en que todos los destinos han sido visitados y que su narración puede hacerse pública y difundirse gracias a las nuevas (casi viejas) tecnologías, hay que pensar en por qué se pone por escrito.

4. El estudio de la literatura de viajes. Hay que continuar avanzando en el estudio de la literatura de viajes y sus diferencias con las otras formas de la literatura. Así se ampliarán y conocerán nuevas maneras de representar el viaje.

5. ¿Y dónde acudir para saber qué y cómo se está escribiendo sobre el viaje? Entre una infinidad de direcciones, la que lleva más tiempo trabajando y es más seria sigue siendo: el Centre de recherche sur la littèrature des voyages de la Universidad de la Sorbona, París IV.

Concepto de Viaje, Experiencia de Viaje, literatura de viajes

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Patricia Almárcegui

Libros relacionados con  Cómo escribir hoy el viaje

Comentarios sobre  Cómo escribir hoy el viaje

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 23 de septiembre de 2012 a las 12:45

    ¿Se agota el viaje y la manera de narrarlo o la capacidad personal, e intrasferible de hacerlo? Como todo tipo de Literatura, siempre hay una evolución o, al menos, una transformación, que depende del desarrollo personal, de la experiencia acumulada, del destino, de las vivencias que en él se tienen y… Del objetivo del relato: no es lo mismo hacer un reportaje periodístico que una novela o un relato corto. Hay muchos medios escritos que exigen que el relato no se salga de A, B. C: llegué el día 1, visité este museo, cené aquí. Nosotros creemos que eso está superado, que importa más la mirada personal, la evocación, el despertar emociones… Y eso no se puede agotar siempre que haya pasión y un poquito de talento por parte del narrador… Y del lector.

    Por Viajes de Primera