GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Con Saramago por las Aldeas Históricas de Portugal (IV)

Las aldeas históricas de Portugal tienen muchas historias que contar. Las recorremos con ‘El viaje del elefante’ como guía y charlamos con Pilar del Río, esposa del Nobel de Literatura, en la sede de la Fundación José Saramago.

29 de septiembre de 2014

La Casa dos Bicos, en Lisboa, es la sede de la Fundación José Saramago. Abierta al público desde 2012, ofrece a los visitantes una exposición permanente sobre la vida y obra del fallecido escritor, además de celebrar múltiples eventos de índole cultural. Tras guiarnos por sus diferentes salas, Ana de Sousa, la gerente de información, ha tenido la perspicacia de facilitarnos una entrevista por video conferencia con la esposa –desaprueba que la llamen viuda, argumentando que Saramago aún vive en su obra– y traductora del escritor, la periodista española Pilar del Río, quien preside actualmente su fundación y contesta a nuestras preguntas desde su domicilio en la isla de Lanzarote. Entresacamos, a continuación, algunas de sus respuestas:

José decía que la felicidad tiene muchos rostros y que viajar es, probablemente, uno de ellos. Dejen sus flores a quien pueda cuidárselas y empiecen. O reempiecen. Ningún viaje es definitivo. El objetivo de un viaje es sólo el inicio de otro viaje. Es preciso volver sobre los pasos que fueron dados, para repetirlos y para trazar caminos nuevos al lado de ellos. Así lo prometió José cuando terminó el Viaje a Portugal, un libro, una opción de vida y un monumental estudio del país que le vio nacer y que, como a un cuerpo amado, recorrió una y mil veces, hasta poco antes de morir, cuando soñó el Camino de Salomón […]. Para sostener el mundo son necesarios proyectos que nos muestren humanos y creadores, artesanos de una vida diferente a la que nos quieren encadenar como si se tratara de una condena […]. El 18 de junio de 2009, precisamente un año antes del día de su muerte, José estaba en Figueira de Castelo Rodrigo, punto final del recorrido cultural que acababa de novelar, para conocer otras perspectivas del país que llevaba en el corazón. El Camino de Salomón es el nombre de este nuevo itinerario; insólito, porque confiesa urgencias a la par sentimentales y literarias; posible, porque ya existía y apenas necesitaba que el escultor retirase la piedra de la superficie y mostrase la escultura en todo su esplendor […]. El viaje no termina jamás. Sólo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración…”

Representación de El viaje del elefante en Sortelha. Grupo Trigo Limpio Teatro ACERT.

Saramago escribió El viaje del elefante durante el transcurso de una grave dolencia respiratoria a resultas de la cual acabó ingresado en un hospital de Lanzarote. Temiendo por su vida, llegó a dudar de que pudiera terminar el libro. A este respecto, la fe y el apoyo de su mujer le resultaron fundamentales. Así lo reconoce el propio escritor en la dedicatoria: “A Pilar, que no dejó que yo muriera”. “El viaje del elefante es un libro coral –continúa ella comentándonos– donde los actores entran, salen y se renuevan de acuerdo con las peculiares exigencias narrativas que el autor se impuso y le impusieron. El elefante y su cuidador tienen nombre, como otros personajes que figuran en los manuales de historia, aunque aparezcan también seres anónimos, gente con quien los miembros de la caravana se van cruzando y que comparten perplejidades, esfuerzos o la armoniosa alegría de un techo después de tantas noches durmiendo a la intemperie […]. La compasión solidaria, ese sentimiento que siendo expresado literariamente es, sobre todo, humano, atraviesa toda la obra, se distingue y se significa […]. Ironía, sarcasmo, belleza en estado puro y la responsabilidad de escribir están presentes en este libro”.

En la Casa dos Bicos, a mano derecha según se entra, unos paneles adosados a la pared muestran información diversa. Transcribimos íntegramente, sin cambiar una coma, la que hace referencia al óbito del premio Nobel portugués:

«José Saramago murió el 18 de junio de 2010 en su casa, en la isla de Lanzarote. Cuando el avión que debería traerlo a Lisboa estaba a punto de despegar, aquellos que habían sido sus vecinos salieron a la calle para leer en voz alta fragmentos de los libros que escribió en la isla. Así, con el sonido de las palabras que había creado, fue despedido en Lanzarote.

Al llegar a Lisboa otras personas, también sus lectores, le esperaban levantando libros. Con libros en las manos, mostrándolos, desfilaron ante el féretro en el ayuntamiento de Lisboa y enarbolando libros los lectores le dijeron adiós en el cementerio. “Los libros llevan dentro una persona, el autor”, había dicho tiempo atrás, y tal vez por eso eran tan acariciados.

José Saramago está enterrado frente a la Casa dos Bicos, sede de la fundación que lleva su nombre. Sus cenizas reposan bajo un olivo centenario traído de su aldea natal, Azinhaga, junto al libro que recopila los artículos que sus compañeros de letras escribieron los días de su muerte: Palabras para Saramago. Las cenizas y el libro que las acompaña están cubiertos por tierra de Lanzarote.

El epitafio de Saramago es la última frase de Memorial del Convento: “No subió a las estrellas porque pertenecía a la tierra”.»

Y –añadimos nosotros– a los lectores.

 

Artículos anteriores: Con Saramago por las Aldeas Históricas de Portugal I, II y III.
Nota fuera del texto: Mi agradecimiento a Fly TAP y Turismo Centro de Portugal por su cortesía y las facilidades procuradas.

aldeas históricas de portugal, el viaje del elefante, josé saramago, libros de viaje, viaje a portugal, viajes culturales, viajes literarios

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Jayme

Libros relacionados con  Con Saramago por las Aldeas Históricas de Portugal (IV)

Comentarios sobre  Con Saramago por las Aldeas Históricas de Portugal (IV)

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.