GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

Histórico noticias



Dibujando el río sagrado

Intentar hacer un cuaderno de campo del Nilo egipcio es un acto de osadía imperdonable, un intento condenado al fracaso después de que grandes dibujantes del siglo XIX como David Roberts o Frederick Catherwood dejaran sus impresionantes obras de arte para la posteridad.

13 de enero de 2016

Descendíamos por el río de la Vida. Las aguas lentas, de movimientos eternos, nos dejaban disfrutar de un paisaje que había imaginado exactamente así toda mi vida. Tenía la suerte de viajar con compañeros de colegio en mi primer viaje a Egipto y el Nilo, el majestuoso Nilo egipcio me había esperado cincuenta años hasta que, por fin, me deslizaba sobre sus aguas.

La espera había merecido la pena. En la cubierta superior del Steam Ship Sudan, el último vapor que navega el Nilo egipcio, la paz era absoluta. Los lamentables conflictos sufridos en el país habían alejado a los turistas y el milagro se había producido. Visitábamos las ruinas de los templos con poca gente y en el río, en el inolvidable río, sólo las falucas y alguna pequeña lancha a motor se cruzaban en nuestra navegación. Allí, en cubierta, sentado en cómodos sillones de mimbre y degustando un inmejorable dry martini, me sentía transportado a través del tiempo, desde la época de los faraones hasta los siglos de descubrimiento y aventura, los años de Sicard, Champollion, Carter, Belzoni…  Pero más aún que los grandes aventureros que han recorrido el Nilo egipcio y sus orillas, allí, rodeado de aquellos paisajes sobre los que despuntaban de tanto en tanto ruinas faraónicas, me acordé de los artistas que lo retrataron.

Viaje a Egipto. Crucero por el Nilo

Fernando González Sitges.

Intentar hacer un cuaderno de campo del Nilo egipcio es un acto de osadía imperdonable, un intento condenado al fracaso después de que los grandes dibujantes del siglo XIX dejaran para la posteridad sus impresionantes obras de arte. Cualquier aficionado a los cuadernos de viaje, a la pintura o simplemente a Egipto conoce la magnífica obra del escocés David Roberts. Sus litografías acudían constantemente a mi memoria cuando visitaba los grandes templos de los antiguos faraones. Pero lo que pocos saben es que, antes de que el famosísimo Roberts realizara sus litografías egipcias, otro dibujante extraordinario había pintado los monumentos y paisajes del Egipto del siglo XIX. Roberts lo conoció y, probablemente, quedó tan impresionado por sus dibujos que decidió copiar su itinerario y viajó a Egipto para realizar la obra que más fama le daría. Este otro dibujante, tan tímido que apenas firmaba sus obras, es Frederick Catherwood, que se daría a conocer por sus dibujos y litografías del mundo maya en el libro Incidentes de viajes a Centroamérica, Chiapas y Yucatán.

Viaje a Egipto. Crucero por el Nilo

Frederick Catherwood y Fernando González Sitges.

Sentado en cubierta, con el cuaderno de campo sin abrir, pensaba en la apasionante y trágica vida de Catherwood. Recordaba alguna de sus obras, miraba mi cuaderno de campo e, inevitablemente, recurría al dry martini como paño de lágrimas. Imposible hacer algo digno de aquellas pinturas. La sombra del genio ponía un cerrojo a la tapa de mi cuaderno. ¿Cómo era posible que apenas se conociera al extraordinario artista, al magnífico aventurero victoriano cuya vida parecía sacada de un guión de Indiana Jones? ¿Por qué nadie le dio nunca la fama que merecía? Catherwood fue tan reservado durante toda su vida que apenas hay testimonios sobre su personalidad en los relatos de sus compañeros de viaje. Incluso en su muerte pareció buscar el anonimato. Navegando hacia Estados Unidos, un buque de carga francés arrolló su pequeño navío frente a las costas de Terranova. Sólo unos días después pudieron certificar que entre los desaparecidos en el naufragio estaba el artista inglés. Nadie encontró nunca su cadáver.

Viaje a Egipto. Crucero por el Nilo

Fernando González Sitges.

El río seguía llevándonos, tranquilo, imperturbable y eterno, hacia la escala en Luxor. Los papiros se cargaban de azules mientras el aire, que arrastraba la arena de los faraones, teñía de rojos, naranjas y violetas el horizonte. Bandos de garcillas y cormoranes regresaban a sus dormideros con la caída del sol. Y Catherwood seguía allí, en el paisaje, en el río.

Quizá fue la calma que envolvía el ocaso, quizá la belleza de todo lo que me rodeaba o quizá el segundo dry martini que ya había acabado, lo que me hizo comprender que a mi admirado artista la fama siempre le importó un pimiento. No dibujó para que nadie le admirara, ni le movió el escaparate de su obra, la fama hueca por la que la mayoría suspiraba. Catherwood amaba lo que hacía, disfrutaba de la belleza cuando la encontraba y necesitaba expresarla sobre lienzo o papel sin importarle la trascendencia que pudieran tener sus obras. Viajaba, veía, se emocionaba y dibujaba.

Antes de bajar a cenar, rodeado de aquel mágico atardecer y transportado por el río eterno, abrí mi cuaderno de campo.

david roberts, frederick catherwood, nilo, Ríos, viaje a egipto

12345 (3 votos. Media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Fernando González Sitges

Comentarios sobre  Dibujando el río sagrado

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.