GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

Histórico noticias



¿Dónde está el Capitán James Cook?

Para un viajero, los tránsitos de Venus no son simples acontecimientos astronómicos del sistema solar. Nos hacen retroceder  hasta el primero de los viajes del capitán  James  Cook en busca de una isla perdida en el Pacífico.

28 de junio de 2012

Ayer como hoy, la ciencia promueve viajes de exploración que dejan su impronta en la historia de la humanidad. Hace unos 250 años un tema exclusivamente astronómico, el tránsito de Venus- permitió que uno de los más grandes navegantes de todos los tiempos –el capitán James Cook- realizase el primero de sus viajes inmortales.
Su objetivo era llegar a una pequeña y recién descubierta isla del Pacífico, Tahití, antes del 3 junio de 1769 para poder construir un observatorio y medir el tránsito de Venus.

Retrato del Capitán Cook

Museo Marítimo Nacional de Greenwich


No era una misión fácil, tenía que descender todo el Atlántico, enfrentando mares turbulentos y calmas chichas; atravesar el temido Cabo de Hornos, donde la violencia de las aguas y los vientos le hizo perder cinco marineros; y navegar miles de kilómetros por el Pacífico hasta encontrar una islita de 30 kms.
En nuestros días, cuando pequeños veleros recorren con seguridad todos los mares del planeta nos es casi imposible el hacernos una idea del desafío que enfrentó Cook. Sin comunicaciones, sin GPS y por aguas desconocidas, no tenían más instrumentos que relojes de arena para controlar el paso del tiempo, cuerdas anudadas para medir la velocidad del barco y un sextante para calcular su posición. Y con ello, encontrar Tahiti era como… buscar una aguja en un pajar.

Por si todo esto fuera poco, cuando Cook y su barco –el Endeavour- con 94 personas a bordo, salieron de Gran Bretaña, tenían además sobre sus cabezas el azote de los navegantes: el escorbuto. Que -en un viaje de tales dimensiones- podía provocar la muerte de la mitad de la tripulación.
Desde antiguo se conocía que, aproximadamente, cada cien años, una mancha completamente circular, el planeta Venus, recorría la superficie del Sol. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII que se pudo calcular, y por lo tanto predecir, cuándo iba a tener lugar el aparente deslizamiento de Venus sobre el Sol, lo que se vino a llamar: tránsito de Venus.

Réplica del Endeavour

Fundación Endeavour

Hasta aquí puede parecer un tema de simple curiosidad científica de los astrónomos. Pero la observación del paso de Venus sobre el Sol desde un par de puntos de la Tierra –con tal de que estuviesen suficientemente separados- podría permitir el cálculo de la distancia entre el Sol y la Tierra. Fue la primera de las herramientas para poder medir el tamaño del Sistema Solar y adentrarnos en el Universo. Por ello, en Gran Bretaña, la Royal Society, la más destacada e influyente de sus sociedades científicas, organizó dos expediciones para la observación del fenómeno, una al norte de Noruega y la otra a Tahiti, una isla en medio del Pacífico que había sido descubierta el año anterior. Otros mucho países organizaron expediciones similares. Y era tal la importancia de estas observaciones que incluso países en guerra, como Gran Bretaña y Francia, colaboraron en este gran experimento a nivel mundial.
Después de ocho meses de viaje, el capitán Cook consiguió llegar a Tahiti con varias semanas de antelación, organizar allí la construcción de un observatorio y seguir satisfactoriamente el tránsito el día en que se produjo. Sin embargo, el seguimiento del fenómeno –aunque se realizó con precisión y meticulosidad- parece que no despertó mucho interés entre sus hombres.

Estos, deslumbrados por el clima, la fauna y la flora de la isla, los hospitalarios isleños y las todavía más amigables isleñas, no parecieron mostrar gran asombro por el acontecimiento astronómico ni por sus consecuencias para la ciencia y el conocimiento del Universo. De hecho, Joseph Banks, uno de los científicos de la expedición, que ese día escribió en su diario más de seiscientas palabras, únicamente dedica un centenar de ellas al objetivo de la misión: el tránsito de Venus. El resto lo utiliza para otras descripciones como la visita de “la hermana del rey y tres hermosas mujeres” al barco.
Al menos, gracias a la novedad que introdujo James Cook de incorporar a la dieta de la tripulación el chucrut y la malta sin fermentar, eficaces antiescorbúticos, se logró que ninguno de los hombres muriese a consecuencia de esta terrible plaga.

 

capitán cook, endeavour, transito de venus

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Cacho

Comentarios sobre  ¿Dónde está el Capitán James Cook?

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 28 de junio de 2012 a las 12:37

    Pensaba que eran los marineros analfabetos los que pasaron de la observación planetaria, que lo hicieran también los científicos que participaban solo refuerza aquello de “mas tiran dos (…) que dos carretas”, o bien lo de que las hormonas a veces impiden pensar con claridad.

    Por Celia
  • 24 de julio de 2012 a las 13:34

    No se trata tanto de a donde vamos, como de quien somos. O lo que es lo mismo, entre el tránsito de Venus y sus montes me quedo con sus montes. Precioso artículo.

    Por Joselure
    • 26 de julio de 2012 a las 18:39

      Pues podemos quedarnos con los dos, no son incompatibles, digo yo.