GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



Dos cánones del amor

Encontramos en estos dos textos –‘El placer de contemplar’, de Joaquín Araújo, y ‘Material rodante’, de Gonzalo Maier– dos miradas bellas y distintas sobre el pequeño viaje que enfocan al mundo para destilar poesía, en unas páginas inmersas en la naturaleza del paisaje y en la naturaleza de las personas.

7 de enero de 2016

Durante la visita a este territorio que llamamos planeta Tierra, al territorio orgánico original, al que suman átomos y átomos de naturaleza, el viajero con alma de gran rey sólo puede atenerse a una norma de convivencia, y ésta es hablar el idioma del silencio. Y como bien sabe Joaquín Araújo (Madrid, 1947), el silbo de los pájaros en la madrugada es más silencio que el silencio unívoco de lo insonoro. Para no desmoralizarse en un terreno de ruidos, Joaquín Araújo es consciente de que el equivalente al silencio de las auroras, el equivalente creado por el hombre, es la poesía. Algo que no necesariamente tiene que venir envasado en verso. Hay poesía en las películas de Kim Ki Duk, por ejemplo. Una vez eliminada de la ecuación, cualquier tipo de fritanga de vehículos a todo trapo, ruido de sables en las pantallas o neones de colores imposibles que tapan la codicia de la caja registradora, queda la reseña del silencio, que es a lo que está dedicado este libro, El placer de contemplar.

Estas breves páginas escritas por Joaquín Araújo, en forma de prosa, o de aforismo o de haiku, hablan de la luz y los ojos como un mismo ser. Y del bosque como fuente de reconocimiento de los espacios de silencio. Habla de la otredad; es decir, de nuestra conciencia de que también somos los otros, de ahí la abundancia de aliteraciones que recrean sonidos de la naturaleza: los que todos escuchamos cuando escuchamos el silencio. Somos nosotros y nuestro exterior inmediato, somos uno y el universo. Somos hedonistas en el sentido en que el egoísmo implícito en el hedonismo ayuda a recrear la pasión, gracias a la cual la vida cobra sentido. Para Araújo la pasión es sensibilidad, una manifestación activa de la contemplación que equivale a actividad, a actitud. Su forma de contemplar, de escuchar, tiene mucho de todo lo bueno que esconden las enseñanzas que atravesaron la ruta de la seda para venir en paz desde Oriente.

Libros de viaje y naturaleza

Antoine Pound, Flickr.

Aunque si Araújo nos muestra la versión del hombre sereno, casi anciano, el joven escritor chileno, Gonzalo Maier (Talcahuano, 1981), compone en su tan breve como excelente Material rodante una joya del extrañamiento de la juventud. El narrador no enfoca al mundo para destilar poesía, sino que se centra en el microcosmos desde el que debería extraer conclusiones acerca de lo que es el mundo. Se supone que la experiencia propia es extrapolable, aunque dicho atrevimiento peque de solipsismo. Es un joven que proviene de las antípodas quien viaja, a diario, en un tren en el que nadie habla el idioma que le hace ajeno. Así es como el narrador se transforma en un gran observador. Y su capacidad le lleva, inevitablemente, al spleen moderno, al reflejo de la angustia de lo cotidiano, esa de la que no somos capaces de sentir la más mínima traza de tan integrada como está en nuestros pulmones. El tedio es tiempo, o la conciencia de que existe el tiempo, su transcurso, su viaje. Y esta emoción da pie a un texto que toma la forma de flujo de conciencia, a una digresión que deja de ser conciencia para ser una suerte de erudición de lo inútil: todo se borrará porque nuestros caprichos son intrascendentes, porque casi no existimos.

El narrador se mimetiza, para adoptar el valor más preciado de todo viajero. Y cuando se mimetiza se autoevalúa bajo la premisa de reconocer qué película trata de representar. Observa abrazando una lata de cerveza para concluir que el neón y el capitalismo son una pareja perfecta, que en cada parada hay una máquina que vende, que el apocalipsis está a la vuelta de la esquina, una conclusión a la que han llegado todas las generaciones desde que existe registro narrativo, aunque sea oral. Todos hemos talado los árboles para luego echar de menos el bosque. Y al caer en la cuenta percibe que revive una sensación vieja que olvidamos de vez en cuando; mientras tanto se produce la espera, que es un deporte psicológico de largo aliento.

Así se ve acompañado por gente que son lugares comunes, que dan vueltas a la página del diario o miran el paisaje con cara de pavo: una aspiración hermosa por lo ingenua. Como por ejemplo esa mujer que trabaja en el banco y se arrepiente de su decisión, y el arrepentimiento la empuja a sentirse sola y ridícula. Y así un día tras otro, en un viaje urbano repetido que huele a exquisito y polvoriento libro de rezos.

Bosque, El placer de contemplar, Gonzalo Maier, Joaquín Araújo, libros de viaje, Material rodante, naturaleza

12345 (4 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Dos cánones del amor

Comentarios sobre  Dos cánones del amor

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.