GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



El Ateneo barcelonés. Un estandarte de la cultura catalana

En el tumulto turístico en que se ha convertido el Barrio Gótico, donde han ido desapareciendo las viejas librerías, el Ateneu de Barcelona sobrevive como un oasis de cultura en la banalidad circundante. La asociación, fundada en 1836, está bien viva.

27 de octubre de 2016

El Ateneo barcelonés, Ateneu, en la calle de la Canuda, ocupa el antiguo palacio Savassona desde 1906, aunque fue fundado en 1836. En el tumulto turístico en que se ha convertido el Barrio Gótico, donde han ido desapareciendo las viejas librerías, las granjas donde desayunar, los restos de la Barcelona de talleres y comercios especializados, el Ateneu sobrevive como un oasis de cultura en la banalidad circundante. El Ateneu está bien vivo y lleno de iniciativas. Los jóvenes lo frecuentan y no hay más que ver los lectores de su espléndida biblioteca un sábado por la tarde, o asistir a una de sus numerosas conferencias.

Los ateneos prosperaron por Cataluña a partir de la mitad del siglo XIX, tras el inicio del renacer cultural catalán (que luego daría en la Renaixença), después de más de un siglo de castellanización forzada tras la Guerra de Sucesión y la victoria borbónica de 1714. Efectivamente, ya en 1833, Bonaventura Carles Aribau entonaba la Oda a la patria que marcaba esa cesura. Cuando se crean los Ateneos, más de la mitad de la población era analfabeta, recordemos. El de Madrid se crea también en 1834, de la mano de los exiliados románticos, como Espronceda, que volvían tras morir Fernando VII.

Muchos de los ateneos, instituciones que fueron bastante numerosas a finales del XIX y principios del XX, eran frecuentados por obreros, como el Ateneu Enciclopèdic de Barcelona de hace un siglo, que eran instituciones político-culturales, todavía con aquel deseo de librar a las clases trabajadoras de la rutina tabernaria.

Ateneu de Barcelona

El Ateneu de Barcelona sigue bien vivo y activo. Desde una escuela de escritura al premio Joan Crexells de novela, decenas de actividades mantienen en vida esta institución tan representativa de la burguesía catalana, esa escasa franja de emprendedores que, aunque bastante reaccionarios, hizo que España no fuera en el siglo XIX sólo un país de funcionarios, terratenientes y militares.

Por el Ateneu han pasado los mejores de las letras catalanas, desde Joan Maragall, Josep Pla o Montserrat Roig. Se trabaja en ambas lenguas, castellana y catalana, y está abierto al mundo, como prueban cursos sobre Umberto Eco, Emily Dickinson, Kafka o Roth, la literatura beat, la femenina (taller que ha dado Laura Freixas) y una larga lista de cursos sugestivos. Los barceloneses tienen suerte.

El Ateneu era el punto de encuentro de Josep Pla con escritores y poetas, como sus amigos Joan Climent y Alexandre Plana. En El cuaderno grisdescribe su vida que, allá por 1919, transcurría entre la Universidad y el Ateneu. “Paso las horas en la tristísima biblioteca del Ateneo…” A veces se estaba hasta las dos de la mañana, pues en aquellos años los horarios eran más flexibles. Allí se ponía a traducir a Jules Renard para pagar su cuota de socio. Era la época de las tertulias, que se tenían en la peña, en el primer piso del Ateneu, todas aderezadas con cigarros habanos, que eran y siguen siendo un buen sostén del debate demorado y el sosiego que imponen las profundas caladas y oler el denso humo. Allí iba el joven Pla a leer la prensa francesa y a entretenerse con las sesudas tertulias.

Tras la guerra civil fue ocupado por la FET y las JONS, como el de Madrid, para apartar malos pensamientos e ideas disolventes en el pueblo.

Hoy, a pesar de la comercialización de hasta las piedras y las calles, de las aceras y plazas, con tiendas de baratijas turísticas y terrazas sin fin, Barcelona conserva su base cultural, aunque haya desertado algunos barrios. Por la calle Aribau, a espaldas de la Universidad, ya quedan menos libreros de viejo, pero algunos hay, de gran fondo y amabilidad, como Casals. La Laie y La Central, excelentes librerías en libros nuevos, siguen de buques insignia de la riqueza librera de Cataluña. Y el mercado de San Antón todavía tiene sus puestos de libros de lance. Hasta en el mercado del Ninot, espectacular tras su reforma (calles Mallorca y Casanovas), hay un pequeño librero, discreto e interesante, L’Encant del Ninot.

Las librerías, como el Ateneu, revelan el vigor cultural de una ciudad y su civismo, aunque en España, paradójicamente, hay hoy menos librerías que hace cuarenta años. Los precios del inmobiliario, desbocados, son los responsables.

ateneu barcelonès, librerias, viaje a barcelona, viajes culturales

12345 (1 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  El Ateneo barcelonés. Un estandarte de la cultura catalana

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.