GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

Histórico noticias



El Ateneo barcelonés. Un estandarte de la cultura catalana

En el tumulto turístico en que se ha convertido el Barrio Gótico, donde han ido desapareciendo las viejas librerías, el Ateneu de Barcelona sobrevive como un oasis de cultura en la banalidad circundante. La asociación, fundada en 1836, está bien viva.

27 de octubre de 2016

El Ateneo barcelonés, Ateneu, en la calle de la Canuda, ocupa el antiguo palacio Savassona desde 1906, aunque fue fundado en 1836. En el tumulto turístico en que se ha convertido el Barrio Gótico, donde han ido desapareciendo las viejas librerías, las granjas donde desayunar, los restos de la Barcelona de talleres y comercios especializados, el Ateneu sobrevive como un oasis de cultura en la banalidad circundante. El Ateneu está bien vivo y lleno de iniciativas. Los jóvenes lo frecuentan y no hay más que ver los lectores de su espléndida biblioteca un sábado por la tarde, o asistir a una de sus numerosas conferencias.

Los ateneos prosperaron por Cataluña a partir de la mitad del siglo XIX, tras el inicio del renacer cultural catalán (que luego daría en la Renaixença), después de más de un siglo de castellanización forzada tras la Guerra de Sucesión y la victoria borbónica de 1714. Efectivamente, ya en 1833, Bonaventura Carles Aribau entonaba la Oda a la patria que marcaba esa cesura. Cuando se crean los Ateneos, más de la mitad de la población era analfabeta, recordemos. El de Madrid se crea también en 1834, de la mano de los exiliados románticos, como Espronceda, que volvían tras morir Fernando VII.

Muchos de los ateneos, instituciones que fueron bastante numerosas a finales del XIX y principios del XX, eran frecuentados por obreros, como el Ateneu Enciclopèdic de Barcelona de hace un siglo, que eran instituciones político-culturales, todavía con aquel deseo de librar a las clases trabajadoras de la rutina tabernaria.

Ateneu de Barcelona

El Ateneu de Barcelona sigue bien vivo y activo. Desde una escuela de escritura al premio Joan Crexells de novela, decenas de actividades mantienen en vida esta institución tan representativa de la burguesía catalana, esa escasa franja de emprendedores que, aunque bastante reaccionarios, hizo que España no fuera en el siglo XIX sólo un país de funcionarios, terratenientes y militares.

Por el Ateneu han pasado los mejores de las letras catalanas, desde Joan Maragall, Josep Pla o Montserrat Roig. Se trabaja en ambas lenguas, castellana y catalana, y está abierto al mundo, como prueban cursos sobre Umberto Eco, Emily Dickinson, Kafka o Roth, la literatura beat, la femenina (taller que ha dado Laura Freixas) y una larga lista de cursos sugestivos. Los barceloneses tienen suerte.

El Ateneu era el punto de encuentro de Josep Pla con escritores y poetas, como sus amigos Joan Climent y Alexandre Plana. En El cuaderno grisdescribe su vida que, allá por 1919, transcurría entre la Universidad y el Ateneu. “Paso las horas en la tristísima biblioteca del Ateneo…” A veces se estaba hasta las dos de la mañana, pues en aquellos años los horarios eran más flexibles. Allí se ponía a traducir a Jules Renard para pagar su cuota de socio. Era la época de las tertulias, que se tenían en la peña, en el primer piso del Ateneu, todas aderezadas con cigarros habanos, que eran y siguen siendo un buen sostén del debate demorado y el sosiego que imponen las profundas caladas y oler el denso humo. Allí iba el joven Pla a leer la prensa francesa y a entretenerse con las sesudas tertulias.

Tras la guerra civil fue ocupado por la FET y las JONS, como el de Madrid, para apartar malos pensamientos e ideas disolventes en el pueblo.

Hoy, a pesar de la comercialización de hasta las piedras y las calles, de las aceras y plazas, con tiendas de baratijas turísticas y terrazas sin fin, Barcelona conserva su base cultural, aunque haya desertado algunos barrios. Por la calle Aribau, a espaldas de la Universidad, ya quedan menos libreros de viejo, pero algunos hay, de gran fondo y amabilidad, como Casals. La Laie y La Central, excelentes librerías en libros nuevos, siguen de buques insignia de la riqueza librera de Cataluña. Y el mercado de San Antón todavía tiene sus puestos de libros de lance. Hasta en el mercado del Ninot, espectacular tras su reforma (calles Mallorca y Casanovas), hay un pequeño librero, discreto e interesante, L’Encant del Ninot.

Las librerías, como el Ateneu, revelan el vigor cultural de una ciudad y su civismo, aunque en España, paradójicamente, hay hoy menos librerías que hace cuarenta años. Los precios del inmobiliario, desbocados, son los responsables.

ateneu barcelonès, librerias, viaje a barcelona, viajes culturales

12345 (1 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  El Ateneo barcelonés. Un estandarte de la cultura catalana

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.