GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

Histórico noticias



El Bonillo, tierra con historia

El Bonillo es para viajeros y caminantes, no para turistas; es para los que aprecian lo natural, la belleza simple de la vida tranquila. En este pueblo cervantino de la España profunda es donde se desarrolla el capítulo XXI de la segunda parte de Don Quijote de La Mancha.

6 de junio de 2016

Siguiendo a Cervantes y recordando que don Quijote desciende de su ideal que le ha llevado a la locura para encontrarse con el pueblo y convivir con Sancho, descendamos también de nuestras atalayas intelectuales y urbanas. Paremos en El Bonillo, en La Mancha albaceteña. El Bonillo es para viajeros y caminantes, no para turistas; es para los que aprecian lo natural, la belleza simple de la vida tranquila y no están obsesionados con las imágenes. Para imágenes vayan a lugares más espectaculares, es decir, de espectáculo.

Aquí nos reencontramos con la España profunda, la que trabaja, vive y deja vivir, disfruta del aire puro, de la Naturaleza que la rodea, de las noches de tinta china con estrellas que desde la altitud de mil metros se nos revelan sin contaminaciones lumínicas ni vedijas de nieblas de los valles. Vedijas o vedejas, las de las lanas de los rebaños que pastan en los anchos campos. No es un pueblo apartado, sino simplemente un lugar en sí mismo. Ensimismado sin ser indiferente ni aislado, El Bonillo nos da paz y verdad, lo que María Zambrano distinguió como historia de la vida cotidiana, historia doméstica frente a la historia política, que se hace en las grandes capitales. El austero paisaje manchego nos deja meditar y pensar, que es la esencia del deambular por caminos largos y tranquilos.

Viaje a la Castilla la Mancha de don Quijote y Cervantes

Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye.

El nombre de El Bonillo quizá proceda de las corrientes de agua y de las fuentes que por allí abundan. Estamos al Este de Ruidera, donde nace el misterioso Guadiana, ese río medio escondido, huidizo, que tiene ochocientos kilómetros de longitud y que nos lleva a Portugal. En este sentido, don Álvaro Galmés de Fuentes, en Los topónimos (Real Academia de la Historia, 2000), nos ofrece esta explicación, similar a la de Boñar, Bañares, Buñuel, Bunyol, y muchos más por toda la geografía española, procedente de balneu y su diminutivo balneolus, como señalaba Menéndez Pidal. Nombre de origen latino, como es natural en esta comarca que fue tan romanizada.

Pasan años, siglos oscuros y el territorio es encomendado a la Orden de Santiago, que lo ocupará y defenderá. En 1242 la Orden toma Segura de la Sierra, y en 1243 el infante don Alfonso, hijo de Fernando III, se dirige hacia Montiel y Alcaraz. En esas fechas, es probable que se asiente población castellana en el territorio de El Bonillo como parte de la donación a la Orden. En 1227 le había sido entregado el castillo de Montiel. Es la época del famoso Maestre don Pelay Pérez Correa, quien delimita la frontera entre el Reino de Castilla y el de Murcia. Es el impulso conquistador de las Órdenes.

Territorios históricos, pues, los Campos de Montiel son llanuras onduladas, de tierra de sembradío, antes a cuatro hojas, barbechos, siembras, rastrojeras y posíos, hoy más de olivares y de viñedos. En sus partes más agrestes, collados de carrascas y extensiones de monte de sabinas, esos sabinares relictos que son una maravilla botánica, hoy conservada y protegida, pero que hasta hace un siglo era  coto de los carboneros. La sabina, árbol legendario y antiguo, es el ancestro del ciprés. Por allí hay caza, solaz de las gentes del campo, y aves rapaces, hoy felizmente protegidas. También, algo más al sur, camino de Alcaraz, se ven aún las cañadas de la trashumancia hacia Andalucía, casi paralelas por un espacio a la vía Augusta.

De esos parajes escribió el olvidado Eugenio Noel, más recordado por su furor antitaurino. En España, nervio a nervio (1924), nos habla de la comarca de Ruidera, Zurra con unos carboneros de Ruidera (zurra es fiesta, jolgorio rústico). Su descripción es consonante con las fotografías del alemán Kurt Hielscher en La España incógnita (libro que dedicó a Alfonso XIII), si al gran fotógrafo le hubiera dado por pasar y detenerse en los pueblos manchegos. Para leer a Eugenio Noel precisaremos del diccionario; tenía un vocabulario rico, a veces casi rebuscado.

Hoy, El Bonillo es un pueblo bien organizado, cuidado, limpísimo, con algunas bodegas como Carrascas y Elez que producen vinos de calidad, especiales. Los vinos de La Mancha, aquellos de los pellejos o cueros de vinos contra los que combatió don Quijote, son cada día mejores, con aportación de cepas diferentes y cuidados enológicos muy considerables.

Viaje a la Castilla la Mancha de don Quijote y Cervantes

Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye.

La inmensa iglesia, con trazas del arquitecto Luis de Vandelvira, preside todo el pueblo, sin que sea ocultada por construcciones, como pasa en otras ciudades de España. Hay por las calles muchos viejos portones de madera, como en Puerto Lápice, en Herencia, Infantes y en tantos pueblos manchegos, cerrando patios, corralizas y almacenes. Nos gustaría que fueran conservados y protegidos para evitar que los cambien por los metálicos. Le quedan al viajero las ganas de entrar en esos patios, donde encontraría tinajas, viejas jofainas reparadas con lañas, albardas, aperos, ubios, quizá algún carro milagrosamente conservado. Hay rejas sencillas, austeras, sin adornos, en ventanas tras las que podemos imaginar hidalgos leyendo, al modo azoriniano.

La Fonda de Santiago es una casa de comidas a la que hay que ir. Sencilla y bien servida, con cocina de calidad, nos encontraremos allí con la gente del lugar. Para comer despacio y sin adjetivos superfluos.

Dicen que de El Bonillo eran Basilio y Quiteria, los enamorados que burlan a Camacho en las famosas bodas. Por la ruta que se piensa que siguió el Caballero Andante bien pudiera ser, pues tras la aventura de las bodas viene el episodio de la cueva de Montesinos, no muy lejos, cerca de Las Lagunas de Ruidera.

Pueblo para viajeros que gustan de sentir pasar el tiempo y no atravesarlo apresuradamente por él como un turista ávido de fotografías y sensaciones efímeras. Contradice este pueblo esa idea de que la España rural no existe. Sí existe y hablar de El Bonillo, como de muchos pueblos felizmente apartados, sosegados y bonitos de La Mancha, es hablar de sentir pasar despaciosamente la vida, es decir, de reencontrarse.

Cervantes, don quijote, el bonillo, viaje a castilla la mancha, viajes culturales

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  El Bonillo, tierra con historia

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.