GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




El demonio blanco

‘Siguiendo a Moby Dick’ reúne en un mismo volumen los dos textos a partir de los cuales Herman Melville concibió la más grande de las novelas escritas en lengua inglesa. El autor releyó una y otra vez la ‘Narración del naufragio del Essex’, de Owen Chase, y ‘Mocha Dick’, de Jeremiah N. Reynolds.

25 de marzo de 2019

Sabíamos, gracias a obras como En el corazón del mar, de Nathaniel Philbrick, que existió al menos una gran ballena blanca. Sabíamos que antes de que Moby Dick se instalara en el corazón de la humanidad como una leyenda que encoge los latidos, por su capacidad para representar el mal hasta en la dimensión de las desconocidas profundidades de los océanos, entre los marinos se daba la obsesión y se prodigaba la muerte. La lucha contra los monstruos de las aguas, una lucha inmensamente desigual, estaba relacionada con la codicia, codicia por la riqueza que guardaban dentro de la piel, sí, pero también codicia por una especie de ardor guerrero que, entendían, era algo natural, algo innato en el hombre, en el varón, en el cazador. El capitán Ahab sería una caricatura del mismo de no encontrárnoslo en un entorno aterrador, en una historia en la que sabemos que se impuso la muerte, la violencia del mal.

En esta recopilación de textos, a cargo de Emili Olcina, queda reflejada la obsesión y las consecuencias de la obsesión, cuyo imperativo será sembrar más dudas, más misterio, más terror. En realidad, Olcina selecciona dos textos, suficientes como para aturdirnos con los reportajes de la gran ballena blanca que asesinaba hombres, que destrozaba barcos por su fuerza, sí, pero también por su inteligencia.

El primero de los relatos, expuestos en orden cronológico, pertenece a uno de los supervivientes del Essex, el barco que protagoniza los primeros meses de En el corazón del mar. No se trata de ninguna ficción, sino de una narración sobre el naufragio. Que el mismo lo haya provocado una leyenda, un ser que no debería de existir, no hace sino aumentar el verdadero tema del naufragio: la lucha por no perder la cordura. Hay un interés acérrimo en el diario, un interés por los actos que llevarán a una determinación por ir abandonando lo que nos hace humanos. Pero también un interés por la representación del naufragio como metáfora. En buena medida, todos estamos abandonados a los caprichos de un océano, todos naufragamos, todos estamos al borde de la locura y no existe otro tema que no sea mantenernos en pie con dignidad. Apenas hemos creado inventos que nos ayuden a no caer en la violencia de la antropofagia o la crueldad, normas de convivencia que nos ayuden, como las que marcan los semáforos, o una química que nos relaje, como la del Alprazolam. En el caso extremo de un verdadero naufragio, la locura terminará por desatarse, por ser lo que, junto al maltrecho bote, mantenga vivo un día más a alguno de los que la padecen.

Moby DickEl segundo texto nos habla de una leyenda a flor de agua: Mocha Dyck, una bestia que conocieron algunos arponeros, en las aguas del Pacífico, de la que surge el nombre de la criatura de Melville. En este caso el protagonismo de la acción es la caza y será el fracaso. Lo que transmite el relato de uno de los hombres de abordo, el primer oficial, es la maldición de los límites del ser humano: ni nuestras fuerzas son suficientes como para acabar con la bestia, ni nuestro gran invento, el barco, soportará la furia del demonio. En el océano somos un mero turista, por mucho que nos disfracemos con armamento, sujetos a las leyes de una naturaleza que puede presentar batalla y que, sabemos, en caso de cólera tiene todas las posibilidades de ganar. Tiene todas las posibilidades de acabar con nosotros. El relato, como varios de Conrad, está narrado de manera oral, como si uno de los que lo escucharan registrara las palabras que reflejan la batalla, y funciona tan bien como los del genial autor polaco.

El conjunto es un libro que nos explica Moby Dick, pero no lo interpreta en el aspecto moral o artístico. El resultado nos habla de las razones por las que la obra de Melville se ha convertido en una de las grandes novelas de la historia: la existencia real de todos los males que Melville supo recoger y convocar a la hora de escribir una obra en la que todas las páginas nos hablan del infierno.

libros de viaje, literatura de viaje, moby dick, Siguiendo a Moby Dick

12345 (3 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Comentarios sobre  El demonio blanco

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.