GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



El día en que Osasuna empató en Palmira

La peña barcelonista de Palmira tenía su sede en un gran almacén de dátiles, con una buena tele y, enmarcada en una de las paredes, una camiseta blau grana firmada por Xavi Hernández. Pero esto era antes de que las columnas de la vieja ciudad fueran víctimas de la guerra en Siria…

22 de octubre de 2018

Para cuando aquel día llegamos a Palmira, ya llevábamos cientos de kilómetros a nuestra espaldas conduciendo por un país pacífico que hacía creer en una fraternidad poco frecuente y en el que era sencillo sentirse cómodo y bien acogido. Era Siria en los meses finales del 2010 y, apenas un año después, todo saltaría en pedazos. Por más que supiéramos de los conflictos de las últimas décadas y a pesar de nuestra costumbre de hacernos preguntas, en aquel momento todo lo que después habría de pasar aún parecía imposible.

El día en que Osasuna empató en Palmira

Paseamos tranquilamente por la ciudad y, en algún momento, aunque no recuerdo cómo, nos dimos cuenta de que esa misma tarde el Barcelona jugaba en el Sadar contra Osasuna. Parecía de locos, pero empezamos a preguntar si había algún lugar en el que se pudiera ver el fútbol, y la verdad es que encontrar uno fue mucho más fácil de lo que esperábamos.

La peña barcelonista de Palmira a la que nos enviaron tenía su sede en un gran almacén de dátiles, con una buena tele y, en una de las paredes –enmarcada–, una camiseta blau grana firmada por Xavi Hernández. Nos acogieron como si fuéramos de la casa, tomamos té y comimos dátiles mientras la humareda del tabaco fumado sin descanso llenaba por completo la estancia, y nosotros contemplábamos cómo el gran Barcelona dominaba, pero tampoco podía con Osasuna tan fácilmente.

Keita había metido un gol y el partido estaba a punto de terminar. Nuestros anfitriones culés, no obstante el pobre resultado, parecían bastante satisfechos cuando, ya en el descuento –era el minuto noventa y tres–, durante un ataque rojillo a la desesperada, Piqué metió un gol en su propia puerta.

El empate nos supo a gloria por miles de razones, entre ellas por todo aquello tan traído y llevado de David contra Goliat, el corazón contra el talonario, etcétera, etcétera. Y lo demostramos dando un buen salto desde nuestras sillas. Todos se volvieron a mirarnos con la boca abierta. Era difícil comprender si sufrían más por el empate o por no poder comprender nuestra repentina alegría.

Cuando todo volvió a sosegarse, les explicamos que aquel equipo de camiseta roja era de una pequeña ciudad en la que nosotros vivíamos y que su nombre, en un idioma cuya existencia ellos lógicamente desconocían, significaba salud. Tomamos un último té, nuestras explicaciones no les consolaron de los dos puntos perdidos pero, al menos, les devolvieron al universo de la lógica y nos despidieron con el mismo calor con el que nos habían recibido.

Ahora me acuerdo de ellos muy a menudo –de ellos en general, no de uno en uno– y pienso en la crueldad de la guerra y en la cantidad de tiempo que habrán empleado solamente en sobrevivir. Ojalá que lo hayan conseguido.

A la mañana siguiente paseamos entre las columnas de la vieja Palmira que a aquella hora del día emergían entre la arena, blancas y esbeltas bajo una luz cegadora. Seguíamos sin sospechar lo que poco tiempo después sucedería entre aquellas piedras que en aquél día –tan ingenuos– creímos que ya lo habían visto todo.

Barça, fútbol, guerra de siria, Osasuna, palmira, viaje a siria

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Comentarios sobre  El día en que Osasuna empató en Palmira

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.