GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Eva en los mundos

Escritoras y cronistas

RICARDO MARTINEZ LLORCA

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 188
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo

COMPRAR
Es tiempo de tormentas y sobre ellas han escrito, y lo hacen hoy, mujeres de un talento extraordinario para la crónica. En este mes de marzo queremos dar voz y presencia a algunas de las que más nos gustan: Svetlana Aleksiévich, Sofía Casanova, Carmen de Burgos, Joan Didion, Hayasi Fumiko, Helen Garner, Martha Gellhorn, Leila Guerriero, Janet Malcolm, Edna O'Brien, Annemarie Schwarzenbach, Marina Tsvetaieva y Rebecca West. Eva en los mundos es una colección de perfiles escritos desde la admiración, porque la pasión la ponen ellas. Pertenecen a diferentes épocas, geografías y culturas pero todas ellas comparten una mirada singular sobre la realidad y un robusto sentido de la justicia.
Noticias en la Línea
  • Buscando huellas en el desierto

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    En la árida costa meridional peruana, entre aproximadamente el 200 a.C. y el 650 d.C., se desarrolló Nasca, una de las culturas más fascinantes y enigmáticas de los Andes prehispánicos. Desde su descubrimiento a inicios del siglo XX, esta civilización ha deslumbrado al mundo por su llamativa cerámica y sus finos tejidos, así como los enormes dibujos conocidos como líneas o geoglifos que fueron plasmados sobre las pampas, cuya naturaleza y función ha sido materia de grandes ...[Leer más]

  • La Calisto

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Francesco Cavalli (1602–1676) fue uno de los compositores más famosos de su época. Tanto es así que le pidieron montar una ópera italiana para los esponsales de Luis XIV de Francia, encargo que quiso (pero no pudo) rechazar, por razones de edad, por desacuerdos salariales… y porque suponía desplazarse a Versalles ¡y tenía aversión a los viajes! Su Calisto se representa estos días, y hasta el 26 de marzo, en el Teatro Real. Una obra extravagante, divertida, loca y barroquísima sobre...[Leer más]

  • Tras la estela de Elcano

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Este año se cumplen quinientos años de aquel viaje alrededor del mundo iniciado por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Para celebrarlo, la asociación Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores reproducirá la histórica travesía en un velero de 23 metros de eslora. La tripulación recalará en los mismos puertos y en las mismas fechas que la expedición original; así, zarpará el 10 de agosto y estará de vuelta el 8 de septiembre de 2022. Aprovechando tan larga ...[Leer más]

  • Gauguin: Viaje al paraíso

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El nombre de Gauguin evoca de forma instantánea una imagen  de Tahití paradisíaca: vegetación exuberante,  indígenas entregados al dolce far niente, paleta de rojos, amarillos, violetas y fucsias brillante... Pero en la obra del artista hay mucho más. Una exposición en el Jardín Botánico Marie Selby pone el foco en los grabados en madera y las litografías que el pintor creó en su Bretaña natal y en la Polinesia, buscando aquel Edén primitivo que los males de la metrópoli ...[Leer más]

  • Oscuro es el tono de mi historia

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    No preguntarse por el predominio del negro en la obra de Sadik Kwaish Alfraji supone pasar por alto una gran parte de la historia y premisa de trabajo de este artista iraquí. Su predilección por el negro no se limita a una búsqueda de la pureza estética huyendo del ocultamiento que permite el color (recuérdese que colorem y celare, comparten la misma raíz y nos remiten a conceptos como "cubrir" u "ocultar"), sino que también tiene mucho que ver con su historia de vida en Iraq. Deseoso ...[Leer más]

Histórico noticias



El Fram entre los hielos

Después de ‘Amundsen-Scott, duelo en la Antártida’ y de ‘Shackleton, el indomable’, Javier Cacho nos acerca en su nuevo libro a la personalidad poliédrica de los varios Nansen que, con una gran seguridad, don de gentes y tremendo aplomo, convivían bajo el nombre común de Fridtjof.

22 de enero de 2018

Muy cerca de Oslo, en la península de Bygdoy, a la que se puede llegar caminando desde el centro de la ciudad ―y casi uno frente a otro― encontramos dos museos: el de la Kon Tiki en el que se puede ver la célebre balsa de las hazañas de Thor Heyerdahl y el del Fram, el barco que acercó a Nansen al Polo Norte y que hizo posible que Amundsen alcanzara el Sur. Fue botado en octubre de 1892 y, en junio del año siguiente, zarpó con un incierto y valeroso rumbo al norte.

Había sido diseñado para permitir que el hielo lo atrapara y lo levantara, utilizando para ello la misma presión helada que a tantos otros barcos había triturado antes. En él viajaron tres años a la deriva del hielo, y de él partieron Nansen y Johanssen para intentar alcanzar el Polo Norte con trineos y esquís, una hazaña ―y muy especialmente el regreso― que se cuenta entre las mayores de la exploración polar, especialmente en términos de penalidades, dureza y sufrimiento, y que debería de hacer que unos cuantos se lo pensaran antes de emplear con ligereza palabras como superación, resistencia, aventura o algunas otras.

Nansen, maestro de la exploración polar. Javier Cacho

“El 8 de abril alcanzaron los 86º 10’ N, en tres semanas habían avanzado doscientos kilómetros, pero aún así les quedaba el doble. Estaba claro que no conseguirían su objetivo. Todavía Nansen se adelantó en solitario un buen trecho para otear el horizonte; en dirección al Polo no se distinguía más que un caos de bloques de hielo. No tenía sentido sacrificar más tiempo y esfuerzos en un empeño baldío. Su asalto al Polo había terminado”. Y así es como lo cuenta el científico y escritor Javier Cacho en su libro Nansen. Maestro de la exploración polar. El autor de Amundsen-Scott, duelo en la Antártida y de Shackleton, el indomable nos acerca en su nuevo libro a la personalidad poliédrica de los varios Nansen que, al parecer, con una gran seguridad en sí mismos, don de gentes y tremendo aplomo, convivían bajo el nombre común de Fridtjof. El científico e investigador incansable, el erudito y siempre interesado en ampliar conocimientos que ―sedentario a regañadientes― era capaz de pasar meses encerrado en su laboratorio del Museo de Bergen; con el otro, el que bien podría sobreponerse al aire helado y cortante, a las condiciones más extremas para dejar paso y que apareciera el Nansen cazador, esquiador y, sobre todo, explorador siempre atento a la llamada de lo profundamente desconocido. O el diplomático que, gracias a su gran prestigio, fue nombrado alto comisionado de la Sociedad de Naciones para los prisioneros de guerra y obtuvo por su labor el Nobel de la Paz en 1922.

Y la tarea ―la ardua tarea― de encerrar en un libro la vida de una persona desbordante no ha debido de ser sencilla, pero ha dado como resultado un texto que se lee sin hacer pausas, que hace envidiar a quien lo ha escrito y que es homenaje a quienes nos precedieron y buscaron con honor y tesón indestructibles ensanchar el mundo y saber qué se ocultaba en tantos y tantos espacios vacíos como aún poblaban los mapas.

Habría que hablar aquí de la travesía de Groenlandia; de su estancia al final de ella de varios meses con los inuit; de los restos del USS Jeanette encontrados en Svalbard y que le hicieron pensar que debía de existir una corriente fluyendo bajo el hielo en dirección Este-Oeste que, partiendo de las islas de Siberia, alcanzaba lugares situados a occidente. Eso fue lo que le hizo concebir la idea de alcanzar el Polo Norte dejando que el Fram fuera ayudado por esa deriva. Y no habría que olvidar en ningún momento el Ártico que, como Nansen escribió, es “el lugar donde el hombre se siente un juguete en manos de la naturaleza”. Pero a cambio de estas, y de otras mil cosas que aquí tengo que dejar fuera pero que el libro alberga a las mil maravillas, prefiero pensar en el tiempo en el que me ha tocado vivir y en que no es justo creer que fueron seres que ya no existen. Así es que ahora pongo la vista en los límites que algunos se esfuerzan en romper cada día, y eso me consuela de un mundo que parece volverse infantil y adicto a lo simple y a lo hueco. Dentro de nada, un equipo dirigido por Wielicky intentará pisar la cumbre del K2 en invierno, algo que aún nadie ha podido hacer. Son las ganas de vencer dificultades, de conocer lo desconocido, las que nos conducen hacia el conocimiento racional, seguramente lo único que nos mejora la vida.

Aventura, exploradores polares, fridtjof nansen, javier cacho, libros de viaje, literatura de viaje

12345 (3 votos. Media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jokin Azketa

Libros relacionados con  El Fram entre los hielos

  • AMUNDSEN-SCOTT: DUELO EN LA ANTARTIDA (En papel) JAVIER CACHO GOMEZ
    FORCOLA

  • SHACKLETON, EL INDOMABLE (En papel) JAVIER CACHO
    FORCOLA

  • NANSEN, MAESTRO DE LA EXPLORACION POLAR: EL CIENTIFICO QUE LLEGO A PREMIO NOBEL DE LA PAZ JAVIER CACHO GOMEZ
    FORCOLA

  • ESTUCHE LOS HEROES DE LA CONQUISTA DE LOS POLOS JAVIER CACHO GOMEZ
    FORCOLA

Comentarios sobre  El Fram entre los hielos

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.