GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




El gen del miedo

¿A qué tiene miedo la persona que acusa de egoísta a quien pone su vida en riesgo? Vivir significa emocionarse, y necesitamos la emoción para ser mejores personas. Esta es la razón gracias a la cual podemos comprender a quien elige vivir al filo de una montaña.

12 de septiembre de 2012

Los humanos somos unos seres compuestos de carbono. Y de todos los seres carbónicos que pueblan el planeta, que rinden el tributo de su sudor y de sus lágrimas a Gaia, es posible que seamos los que se marchan con menos dignidad. Hace falta mucha humildad, una humildad muy digna, para morir como mueren los animales, con tanto silencio, sin molestar a nadie, buscando el contacto con la Tierra. Porque la ternura animal es la mejor cualidad que exhiben tantos otros seres de carbono. Una ternura que se manifiesta incluso en el instante en que acuden a su sueño los rinocerontes de la noche, que llega sin ellos pensar en que pueden ir al cielo, aspirando únicamente al bálsamo del último reposo. Ni siquiera en la muerte son demasiado humildes, conscientes de que la humildad no puede dar lugar a ninguna exhibición. De ellos deberíamos aprender que tampoco en la humildad de las montañas uno alcanza el reposo si hace alarde de un exceso, aunque sea un exceso de humildad.

Como el de ese hombre que viaja a Pakistán, se acerca a la cordillera del Karakorum y a fuerza de sudor y músculo conquista una cumbre de ocho mil metros. Durante el descenso al campo base, y tal vez debido a un error de planificación, su compañero de cuerda fallece. Y entonces el montañero consagra el resto de su vida a colonizar columnas de periódicos y páginas de revistas con sus hazañas, esgrimiendo, quizá, un afán elegíaco o un homenaje. Pero luciendo siempre sus botas y su piolet.

Cima del Póllux

Foto: J. Joaquín Pérez

Por el contrario, otro viejo montañero, un hombre de tez apagada, también ha viajado hasta el K-2 y ha perdido allí a su mejor amigo. Esta vez, la fatiga derrotó a las contracciones del corazón. A partir de entonces, el hombre de tez apagada renuncia a las grandes cumbres, que no al aire libre, pero se vuelca en los hombres, sin publicar cada sonrisa que despliega en su entorno. Si Aristóteles tenía razón cuando afirmaba que estar enamorado nos hace mejores personas, no hace falta ser un genio para adivinar cuál de los dos alpinistas está más enamorado de la vida. Porque son muchos los que confunden la vida con lo que aparece reflejado cuando se miran al espejo. Y estar enamorado, como repitió el filósofo griego, genera intensidad de sentimientos.

Y los mejores sentimientos están en el vuelo. Lo importante es volar, no haber volado. Y mucho menos, haber volado alto para presumir de ello. Quien entiende la vida como un vuelo sin meta, sabe que lo importante es cómo se vive, y no cuándo se muere. Pero el que pretende el reconocimiento tiene miedo a la muerte. Para el primero no existe un concepto tan cobarde como el de morir joven. Para el segundo, fallecer será algo que siempre sucederá demasiado pronto, porque habrá existido sin conocer el descanso.

Cresterío Heid-Troumouse

Foto: Javi Gandaki

Uno no puede dejar de preguntarse cuál de las dos versiones de hombre al filo de lo imposible es la que deja impronta en quien acusa al que se expone de padecer locura, o esa forma patológica, infantil y tóxica de la locura que es el egoísmo. Hay veneno en la voz del que denuncia, esa misma sustancia que se carga en la saliva cuando imputamos a alguien el delito de negarse a salir de la edad de la inocencia. Pero es muy posible que esa delación, tan áspera, se deba sobre todo a ese miedo que nos transforma en hombres de sombra negra.

Cabe preguntarse a qué tiene miedo la persona que acusa. Y cabe sospechar que esté exhibiendo su miedo a no ser nadie, ese que le permite apartarse de la mesa de su despacho sólo para entrar en el supermercado y comprarse yogures desnatados, no vaya a ser que el colesterol se dispare, pero que se incrementa cuando el médico le recomienda reducir la sal en las comidas. Ese que piensa que la salud es la alopatía y, tal vez, una sesión de Body-Pump en el gimnasio. El mismo miedo que nos hace despachar, con cualquier excusa, a cualquier emoción en cuanto la vemos asomarse. Cuando cuidar las emociones también forma parte de una dieta saludable.

Pero el miedo se combate con la bonhomía. La receta contra el miedo es ser mejor, porque esa expresión de la inteligencia delata que uno está enamorado de toda forma de vida. Y eso implica al conjunto de los seres compuestos de carbono que pueblan el planeta, a todos los espíritus cuyo Chi configura el de Gaia.

Experiencia del Viaje, pensamiento

12345 (6 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Comentarios sobre  El gen del miedo

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 12 de septiembre de 2012 a las 11:40

    Me ha gustado mucho el artículo. Gracias por esas reflexiones tan bellas.

    Por Celia
  • 12 de septiembre de 2012 a las 20:37

    Gracias a ti por los ánimos que das, Celia. Un abrazo

    Por Ricardo Martinez Llorca