GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



El Londres de Paul Morand

La literatura francesa está poblada de ilustres viajeros como Paul Morand, el escritor y diplomático que se enamoró de la capital británica, como prueba un pequeño libro que debería ir en el bolsillo de todo turista curioso, sobre todo después del brexit. No tiene desperdicio.

12 de octubre de 2016

Nos llega un pequeño libro sobre el Londres de hace setenta años. Su autor es Paul Morand, escritor francés, brillante hombre de mundo y diplomático diletante y acomodaticio. En 1940, primero fue partidario del Mariscal Pétain, hasta que se dio cuenta de que ganarían los Aliados y se pasó de campo. Pero De Gaulle, culto y con memoria, le vetó mientras vivió para que no pudiera acceder a la Academia, aunque había sido elegido en 1957.

Como escritor, Morand ganó su fama entre las dos guerras mundiales, allá por los años 20. De una enorme cultura, facilitado su ocio creativo por su matrimonio con una princesa griega riquísima, escribió muchas novelas, en general cortas, reveladoras de un mundo entonces mal conocido, como el de los financieros, de los hombres de su tiempo (L’homme pressé) y lo que hoy llamaríamos beautiful people, y a veces turbador (Hécate et ses chiens). El arte de la descripción encuentra en él un maestro.

Paul Morand

En este libro sobre la capital británica, con sus frases secas y elipses oportunas, Morand nos lleva por la historia de la ciudad de forma rápida, entretenida y, sobre todo, sugestiva. Además, como lo escribió mucho más tarde, se le han olvidado las cosas que pudieran no gustarle. Morand estuvo destinado en la embajada en Londres hasta que ésta fue cerrada por el régimen de Vichy. Circulaba como por su casa entre la clase alta británica y sus notas sobre la capital van pespunteadas de referencias históricas, algún cotilleo y cierto juicios apresurados. Así, por ejemplo, despacha a Samuel Pepys, gran gestor del siglo XVII, impulsor de reformas como la marina inglesa y la reconstrucción de Londres tras el incendio, etc. con cuatro epítetos algo desagradables y despreciativos. Y, además, se equivoca en cuanto al domicilio del estadista.

Sus comentarios sobre la arquitectura londinense son atinados y, aunque el libro no pretende ser una guía (es más que eso; es una guía de autor), servirán al viajero para situar los edificios, los estilos, en su correspondiente marco histórico.

La literatura francesa está poblada de ilustres viajeros, como este diplomático, que no descuidaron los ingresos que reportaban libros de oportunidad y que elevaron el nivel de las descripciones de ciudades, como hizo con Venecias, un clásico. Su ventaja es que son excelentes a la par que breves.

El libro, bellamente editado, es pues un pequeño y perfecto compañero de viaje –aunque su relato se detenga en 1942– que debería ir en el bolsillo de todo viajero curioso, sobre todo después del brexit.

libros de viaje, literatura de viaje, paul morand, viaje a londres

12345 (1 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  El Londres de Paul Morand

Comentarios sobre  El Londres de Paul Morand

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.