GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




El mundo perdido

Robert Byron era consciente de que, aunque hubiera finalizado la época de las grandes exploraciones, todavía había lugar para el descubrimiento en los pequeños encuentros. Con este libro, el viajero inglés se lanza a la conquista del monte Athos buscando en Grecia la puerta de Oriente y de la melancolía.

13 de marzo de 2015

Robert Byron (1905 – 1941) fue lo más parecido que se puede encontrar en la historia a un aristócrata sin aristocracia. La pose que más le divierte es la del galán en lo alto del trampolín. Una sugerencia de ofidio a punto de lanzarse al peligro de aguas desconocidas, con una presunción que cualquiera identifica como no real, como un conato de burla. De ahí que le guste partir desde la aristocracia en decadencia, aunque sea una aristocracia que nunca existió, para largarse lejos de ese mundo de damas que levantan el meñique para llevarse la taza de té a los labios y hombres con gorra visera que pasean por los parques privados con la escopeta descargada bajo la axila. Pero en Byron ese conato de burla, al que se le atribuye el sustantivo de humor, no es, ciertamente, ni una ni otra cosa. Es un buen tono vital. Como lo demuestra esa pareja de opuestos que él se inventa: lo contrario a la arrogancia es la pasión. Toda una declaración vital: generalmente se contrapone la humildad a la arrogancia y la desidia a la pasión. Pero él opta porque la arrogancia sea desidia, y la humildad no del todo necesaria para conocer la esencia de la que estamos hechos.

Así, tras describir el mundo que deja atrás, se embarca en un viaje que le llevará al monte Athos, en Grecia. Al igual que una película puede tratar un tema como la dignidad de la pobreza o la esencia del miedo, su viaje también posee un tema interesante en el que indagar: la necesidad de romper con las raíces. Gran observador, el relato de este periplo, acompañado de algunos amigos, es esencialmente una descripción hecha por un hombre que sabe ser descarado con amabilidad y respetuoso cuando reconoce que el otro es algo más que una apariencia saliendo del horizonte. En este caso, apariencias que provienen de un horizonte no tan lejano en la distancia, pero con atributos de increíble distancia: un lugar pequeño, agreste, dominado por la teocracia, en el que los Evangelios ejercen como frontera; una forma de vida social autónoma, imposible de hallar en ningún otro lugar, puerta de oriente; un paraje cerrado en el que las normas de la vida no son leyes sino conciencia.

Simonopetra

“Por ello durante nuestra estancia allí asumimos una actitud de regularidad monástica, tanto en la aceptación de su horario como en nuestra seriedad a la hora de aceptar sus actividades”, comenta.

Byron y sus amigos deciden que ese viaje debe ser un descanso. De ahí estas páginas en las que predomina lo descriptivo sobre la acción. Un encuentro con la singularidad en el que lo insólito no está reñido con lo moroso, ni la acción con el hedonismo. El libro se va convirtiendo en una divulgación culta, escrito para que la aristocracia sin aristócratas decadentes que le espera a su regreso conozca que el mundo no se detiene en el cuadro que representa la cacería del zorro sobre la chimenea del salón.

“Puede que allí consiga librarme de los cánones anglosajones. No tengo por qué ser ni un caballero ni un buen tipo”, confiesa Byron.

De ahí el reflejo de los parajes, de los frescos de los monasterios, de las cúpulas, de las capillas y los precipicios, de los cielos y las bibliotecas. Todo un cosmos que se ha desarrollado al margen de las tendencias artísticas y culturales de Europa, con ingenio, con lentitud, con dicha. Con el mito bizantino de Oriente que llevó a las peregrinaciones estéticas de otros viajeros: “El gótico alcanza el firmamento. El bizantino lo recrea”. En esencia, este viaje al monte Athos es un deseo por encontrar otro tiempo, a ser posible un tiempo que pertenezca al pasado. En resumen, un deseo por volver a encontrarse con la melancolía.

libros de viaje, Robert Byron, viaje a grecia, viaje al monte athos

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Comentarios sobre  El mundo perdido

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.