GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




El museo parisino de un escultor olvidado: Bourdelle

El museo del escultor Bourdelle, en Montparnasse, es un escondite alejado de los itinerarios más trillados de Paris. La fuerza y solidez de su obra nos descubre al que fue maestro de pintores como Daniel Vázquez Díaz o Vieira da Silva.

18 de octubre de 2012

Antoine Bourdelle (Montauban, 1861-1929, Le Vésinet, París), fue un escultor francés de gran reciedumbre, al que llamaron heredero de Rodin. Sus obras rezuman fortaleza y solidez, como en El Arquero o El Centauro. Hijo de un carpintero, pronto aprendió y sintió la fuerza de los materiales, la magia de la textura y de los volúmenes.Bourdelle. Paris

Su verdadero nombre era Bordelles, que quizá cambió por sus connotaciones de casa de mancebía. Dicen que se llamaba Emile y se añadió Antoine porque se había casado con una mujer de origen griego llamada Cléopatre Sévastos, (a su hija le pusieron Rhodia).

Su museo en París, que casi nadie visita, a pesar de estar en pleno Montparnasse, casi a la sombra de la horrible y fúnebre torre –parece una negra lápida– que ha desfigurado la silueta parisina, está en la calle que hoy lleva su nombre y que antes se llamaba Impasse du Maine. Los turistas son desviados hacia los museos Rodin y Maillol, que resultan más rentables. Visitar su museo en ese rincón olvidado del viejo Montparnasse es una pausa en el tráfago parisino que nutre al viajero del sueño de ese París en vías de desaparición.Bourdelle. Paris

El museo conserva su antiguo taller, en ladrillo y con vigas de madera, el pequeño cuarto donde moraba a menudo, rodeado de su colección de piezas medievales y pedazos de muebles eclesiásticos gastados por el tiempo y el jardín con la vetusta acacia, la hiedra y las esculturas que parecen esperar esperando su traslado a sus lugares definitivos. Hay piezas en gres, yeso, en madera, en bronce, bocetos, dibujos… Todo el universo del escultor. En sus inicios se aprecia un deseo más narrativo, descriptivo, que con el tiempo se va sintetizando, haciéndose más sencillo. Alejado del sensualismo y del lirismo de su maestro Rodin, es más viril, más fuerte.

Daniel Vázquez Díaz sostuvo siempre que fue su único maestro y, no en vano, muchos de los dibujos y retratos parecen casi esbozos de bustos más que de telas, es un pintor que esculpe con las sombras, las líneas, los valores de las tonalidades. “La lección de Bourdelle –su amistad inapreciable y el inapreciable regalo de sus consejos– fue para mí definitiva. Era un hombre cordial, abierto, generoso, de una gran penetración psicológica. Sus juicios sobre el arte eran lecciones admirables”, dirá Vázquez Díaz.

Meridional, de una tierra torera como Montauban (donde moriría en 1940 el presidente Museo Bourdelle. ParisAzaña), cuyos aficionados tienen una peña en la cercana Nîmes, tuvo siempre esa energía solar y simpatizó mucho con los españoles. Su nostalgia del sol y calor del sur le acercaron a los ibéricos. Fue un gran dibujante y entre sus obras hay quizá muchos monumentos funerarios a los caídos, esas esculturas inevitables en todo pueblo galo. Pero esos encargos municipales le daban de comer y podía así dedicarse a crear otras piezas mucho más libres.

Fue amigo de escritores de su tiempo; entre ellos, de Anatole France y de André Suarès; también era amigo del monárquico y protofascista, y provenzal, Charles Maurras (“Bourdelle, mon ami, cet insigne sculpteur…”). Esta última “relación peligrosa” no caería muy bien en el mundo intelectual, lo que explica quizá su relativo olvido.

Bourdelle tuvo una tendencia monumentalista, arquitectónica, manifiesta en la estatua ecuestre del general argentino Alvear, gigantesco, rodeado de La Fuerza, La Victoria, La Libertad y La Elocuencia. Los argentinos, que en los años treinta del pasado siglo eran la tercera potencia económica del mundo, le encargaron tan inmenso homenaje a su general fundador de la República. Hay un cierto hieratismo en la estatua sin llegar a la frialdad de un Chirico. Quizá es más inspirador y libre el dedicado al héroe polaco Adam Mickiewicz de la Place d’Alma.

'Herakles, el arquero', Bourdelle.Otras obras tienen un valor simbólico más importante, como Herakles, el arquero, que concentra cierta angustia. ¿Qué blanco apunta, dónde irá esa flecha aún sin lanzar? No es casual que la colección de escritos de Ortega y Gasset haya sido recogida en El Arquero, una pura metáfora. Otra escultura metafórica es la de El centauro herido. El centauro, como se sabe, es la metáfora de la dualidad del hombre, entre instinto y razón, entre espíritu y materia. El centauro herido muere porque ya nadie cree en él.

La inspiración griega de Bourdelle, aparte de por su segunda mujer, se explica por la entonces moda del clasicismo vigente en Francia, representada por Barrès, Suarès o Maurras, todos ellos amigos suyos. Bourdelle huirá de la tentación barroca y se inclinará por un cierto paganismo o, como han dicho algunos críticos, por un gran sentido de los dioses.

Los bajorrelieves del Teatro de los Campos Elíseos, que causaron un escándalo en los bienpensantes de la época, sin duda servirían de cierta inspiración a Vázquez Díaz para trabajar en los frescos de La Rábida, pues el pintor español colaboró con Bourdelle en este trabajo. El busto de Beethoven, del que hay veinte versiones, es también singular en su fuerza, al igual que la inmensa estatua de Penélope, inspirada en su primera mujer, una flamenca muy hermosa.

Entre sus dibujos, los hay de un poderoso erotismo, signo de su vitalidad humana. Bourdelle nos ha dejado también escritos importantes sobre su obra, sus gustos y opiniones artísticas. Tuvo muchos alumnos ilustres en La Grande Chaumière, entre ellos a la pintora portuguesa Vieira da Silva.

Azorín, que lo conoció en París, trazó una breve semblanza: “Ved el pergeño del escultor Bourdelle, la frente baja, la mirada clavada a lo lejos, obstinado, rígido, parece querer arrancar, con la sola luz de los ojos, su secreto a la piedra”.

museo bourdelle

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  El museo parisino de un escultor olvidado: Bourdelle

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.