GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



En busca de la Isla Esmeralda

El lector del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo se sentirá como en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas, con unas estanterías de madera repletas de libros que le invitan a viajar. Lo aconsejable es leerlo al lado de una buena biblioteca y con un buen equipo de música.

5 de abril de 2018

La primera pregunta que se le plantea al lector cuando cae en sus manos un libro como este del poeta, traductor, ensayista y cultísimo Antonio Rivero Taravillo es cómo se supone que debe leerlo. Porque hay al menos tres manera de hacerlo. Se puede empezar por la primera página y terminar por la última, lo que es una maravillosa manera de, a golpe de azar, introducirte en la cultura irlandesa. Es paradójico pero, cuando la información se dispone en fichas ordenadas alfabéticamente, proceder a una lectura sistemática supone dejarte llevar por la arbitrariedad, la casualidad y a menudo por el caos. Pasamos, por ejemplo, de la voz Censura a las voces Cerveza, Chieftains y Cine. Es como completar un puzzle: al final tenemos el cuadro completo, vale, pero hemos llegado por caminos insondables. Porque los abecedarios, lo dice Adolfo García Ortega al inicio del suyo, “son un mundo selvático y frondoso, ordenado solo por el azaroso inicio de una palabra. Y este orden cumple la ley por antonomasia de cualquier abecedario: nada va a llegar antes que lo que tiene que llegar después. Por eso se parecen tanto a la vida”.

La segunda manera de proceder es dejarse llevar por la curiosidad del momento y los propios intereses. Es decir, picoteando de aquí y de allá. Para los aficionados a la literatura hay infinidad de pequeñas biografías de escritores irlandeses (de James Joyce a Colm Toibin, de Oscar Wilde a Edn O’Brien, de William Butler Yeats a Jamie O’Neill, de Jonathan Swift a John Banville) y también de escritores españoles con algún vínculo sentimental con Irlanda, como Luis Eduardo Cirlot o Enrique Vila Matas. Supongo que las filias y fobias de Rivero se pueden deducir de la longitud de estas fichas, que pueden ir de un solo párrafo (como el que dedica a Elizabeth Bowen) a varias páginas, o incluso de la ausencia de fichas dedicadas a algunos autores (sorprende por ejemplo que, aunque se le mencione en un par de ocasiones, no figure con su ficha un autor como William Trevor, uno de los más conocidos en nuestro país).

Viaje a Irlanda. Literatura de viajes

Pero si la literatura no es lo que más nos interesa son también muchas las fichas dedicadas a determinadas ciudades o regiones de Irlanda, a músicos y a otras manifestaciones artísticas, como el cine, el teatro, la arquitectura. A aspectos como la cocina, las fiestas y tradiciones, sucesos y personajes históricos, la política, tan convulsa durante todo el sigo XX en Irlanda. O a fenómenos como la emigración o la convivencia de diferentes cultos religiosos. Hay fichas dedicadas a los pubs o a los trenes. Es difícil que el lector no encuentro algo que le interese. De hecho, lo aconsejable es leer esta En busca de la isla esmeralda al lado de una buena biblioteca, conectados a Internet y con un buen equipo de música y dejarse llevar por algunas recomendaciones del autor. Yo al menos he disfrutado muchísimo, y se lo tengo que agradecer, con el descubrimiento de poemas y canciones estupendas desconocidas para mí.

La tercera manera de leer un diccionario, por muy especializado y literario que sea (y este es el caso), es por necesidad. Así es como utilizamos habitualmente los diccionarios de la lengua y las enciclopedias generalistas. Uno se encuentra con una palabra o un concepto cuyo significado desconoce y va en buscar de información. Esta sería la manera idónea de leer el libro de Antonio Rivero Taravillo durante un viaje por Irlanda. Dejar que sea la propia realidad la que nos interpele y nos lleve a buscar respuesta en estas páginas.

Dicho esto, y es algo que sabía muy bien Julio Cortázar cuando proponía diferentes itinerarios a los lectores de su Rayuela, unas lecturas no excluyen las otras; es más, las complementan y seguramente son adecuadas para distintos momentos y distintas circunstancias. En ese sentido, este es uno de esos libros que por más que se lea, no se termina nunca de leer. Lo dice el autor al final de su introducción cuando nos advierte de que estamos a punto de entrar en un diccionario de autor lleno de caprichos y lagunas. Y termina con una metáfora que no puede resultar más acertada: dice que le gustaría que el lector se sintiera en su libro como si estuviera en una librería, que no se midiera por lo previsible que se pueda hallar o echar en falta en ella, sino por lo inesperado que salta a la vista y ojalá que, también, a la curiosidad de lector. Y así es justamente como nos hemos sentido: como invitados en una cálida librería en la que suenan baladas irlandesas y con unas estanterías de madera repletas de libros que nos invitan a viajar.

antonio rivero taravillo, en busca de la isla esmeralda, libros de viaje, literatura de viaje, viaje a irlanda

12345 (2 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jesús Arana Palacios

Libros relacionados con  En busca de la Isla Esmeralda

Comentarios sobre  En busca de la Isla Esmeralda

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.