GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




En recuerdo de Chinua Achebe

Hace unas semanas murió el escritor nigeriano Chinua Achebe considerado el padre de la literatura africana contemporánea.  Su primer relato “Todo se desmorona” traducido a más de cincuenta lenguas, es la novela más popular en estas décadas.

2 de abril de 2013

Hace un par de semanas, con esa lógica implacable con que la muerte reparte sombras, la literatura contemporánea africana se quedó sin su autor más popular.  El escritor nigeriano Chinua Achebe había nacido en la década de los treinta, pero su vida transcurrió a caballo de Nigeria, Londres y, finalmente, Boston  donde murió como profesor  el pasado 22 de marzo. 

No es que Chinua Achebe haya sido un autor prolífico pues, en total, escribió cinco obras entre relatos, novela y textos sobre la historia de su país, como el último: There was a country, pero sí logró una impactante audiencia de lectores internacionales con su magistral primera novela,  Todo se desmorona -frase que,  por cierto, aparece  en un verso de William Butler Yeats-,  de las que se han vendido más de diez millones de ejemplares tras su publicación en  cincuenta lenguas a lo largo del planeta. La novela fue publicada  en 1958 y narra, con una frondosidad literaria desconocida por aquí, la irrupción del mundo blanco en una estructura tradicional para la que aún no había referentes en la literatura occidental. Su  protagonista, el guerrero Igbo, Okonkwo, es testigo de la aparición de los primeros colonos en un universo ajeno a la lógica, la subjetividad, y la cosmogonía de la cultura Igbo. Es precisamente esta subjetividad, trenzada en una identidad de códigos hasta entonces no presentes en la literatura etnocéntrica occidental , lo que dio a su famosa novela la pátina de culto que aún la envuelve.

Retrato del escritor nigeriano Chinua AchebeChinua Achebe provenía de una familia de pastores protestantes convertidos por los colonizadores, escribió su novela en inglés y se mostró armoniosamente capacitado para extraer la esencia de dos mundos en colisión, tema que de una forma u otra seguirá presente en el escenario de la novela contemporánea del continente negro a partir de la descolonización en los sesenta. Como miembro de esta familia protestante, conoció y leyó desde joven algunos de los clásicos de la literatura europea, entre ellos Dickens, pero según confirmó él mismo,  fue la lectura de Míster Johnson, del oficial británico Arthur Joyce Lunel Carey, y los prejuicios expresados en su relato, lo que le impulsó a trazar una réplica orgullosa en su después famosa novela Todo se desmorona.

 La novela tiene la fuerza de una mirada propia y la tersura de un relato que se desliza por una atmósfera llena de magia y poblada por lógicas humanas difícilmente traducibles en una trama literaria, salvo que sea sustentada sobre dos orillas. De ahí que esa ambivalencia sea, aún hoy, uno de los secretos del éxito de esta exquisita novela. A su autor  se le considera el padre de la novela moderna africana; pero Nigeria es, precisamente, uno de los países del continente con más riqueza cultural autóctona. No sólo por el arte, quizás su mejor embajador en occidente, sino por una literatura que, comparada en producción y riqueza a la de otros países africanos, sigue siendo la que emite más luz. Nigeria es el país del Nobel Wole Soyinka que siempre ha aceptado el liderazgo de Achebe como padre de la literatura actual nigeriana. Soyinka se ha centrado en las espesuras de otra de las culturas centrales de la historia del país:  la cultura de la etnia yoruba a la que ha dedicado su poesía y prosa.

Chinua Achebe junto a la portada de Things fall apartSin embargo, en cuestiones de paternidad, suele salir perdiendo la figura de otro buen precursor de la nueva novela escrita en inglés,  como fue la del escritor Amos Tutuola, del que sólo hemos visto por aquí El bebedor de vino de palma y Mi vida en la maleza de los fantasmas. También desde el  comienzo  de los cincuenta se sumergió, literariamente, en  esa atmósfera telúrica tan hermética a ojos del colonizador que estará también presente en toda una  generación de escritores que situaron, en esta bisagra de su propia historia, una mirada propia y no importada: Gabriel Okpara, el poeta Christopher Okigbo, John Pepper Clarke o Cyprian Ekwensi. A ellos se debe esta primera oleada crítica y regeneradora que pondrá el foco en el impacto colonial y la desintegración de una identidad autóctona y, después, en el desgarro del conflicto civil de 1967-1970 y las tensiones de un país sumido en las contradicciones y patologías del proceso descolonizador  mientras trata de construirse como un estado moderno.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

El relevo generacional de estos autores ha sido, en todo caso, de una variedad y calidad realmente loable en el contexto de la literatura contemporánea africana. No se ha correspondido apenas con el interés que esta riqueza pudo o debió suscitar entre las editoriales españolas y el desconocimiento de todo este caudal creativo es deprimente. Hay casos aislados, como el de Ben Okri, bendecido por la crítica internacional, hasta con el codiciado Booker Prize por La carretera hambrienta, o las escritoras de origen nigeriano  Buchi Emecheta, de la que se han traducido hasta el momento Kehinde y Las delicias de la maternidad, y Chimamanda Ngozi Adichie, de la que hemos leído La flor púrpura y Medio sol amarillo, un auténtico bestseller internacional que Chinua Achebe elogió entusiasmado. Ha habido también a lo largo de éstas últimas décadas episodios interesantes, como el grupo de narradores conocido como la escuela de Onitsha, al este de Nigeria, en la que despuntaron autores menos internacionales; pero, si se quiere seguir el importante rastro de una de las literaturas africanas más interesantes del último siglo, hay que husmear en el catálogo de la editorial Macmillan Publishing Company, donde han publicado muchos de los compatriotas del gran Chinua Achebe que nos acaba de dejar.

chinua achebe, literatura africana

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Pilar Rubio Remiro

Libros relacionados con  En recuerdo de Chinua Achebe

Comentarios sobre  En recuerdo de Chinua Achebe

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.