GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Gris plomo, gris amianto

Tres periodistas, entre los que se encuentra un joven Gabriel García Márquez, recorren a mediados de los años cincuenta la Europa del Este. Arrancan en la Alemania Oriental y prosiguen por Checoslovaquia, Polonia, Hungría y la antigua Unión Soviética, sudando en cada una de las fronteras.

29 de enero de 2016

Contando menos de treinta años, un joven periodista llamado Gabriel García Márquez (1927–2014) se subió a un automóvil acompañado de una rubia francesa y un italiano llamado Franco para conocer de primera mano qué o cómo era eso que raspaba las noticias al otro lado del Telón de Acero. Estamos en los años cincuenta del siglo pasado y por los países que pretenden visitar ya debería haberse despejado la niebla de la posguerra. De este modo, ellos pretendían comprobar cuáles eran los colores predominantes en la vida de la Alemania Democrática, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y la propia Unión Soviética. García Márquez quiere partir sin prejuicios, pero tras el sudor que supone superar la primera frontera, se da de bruces con los colores que inevitablemente le acompañarán todo el viaje: el gris del plomo, el gris del aluminio, el gris de la plata vieja, el gris del amianto, el gris de las piedras frías del invierno. Inmediatamente reconoce que debe de haber cruzado la frontera que separa los países que ganaron la guerra de aquéllos que la perdieron. La atmósfera general es de disgusto, la gente apenas puede abandonar cierta tristeza. Ni siquiera una espléndida ración matinal de carne y huevos fritos les convence para salir de la amargura, de la depresión. Las fachadas de los edificios grandes eran planas y a su lado quedaban aldeas de barracas donde almuerzan los albañiles. En las grandes avenidas se han talado los tilos y los cimientos de los solares están cuarteados por el musgo y la hierba.

De viaje por Europa del Este, Gabriel García Márquez

Минеева Ю. (Julmin), Wikipedia.

Ni siquiera en los pasillos de una discoteca topan con alegría, pues hasta el modo de besarse de los adolescentes es también gris. A las pocas páginas, García Márquez ha llegado a la conclusión de que lo que ha creado el estado sirve para que la gente se pudra en vida. Aunque en ningún momento termina por afirmar que es antiestatista y liberal, porque no es el sistema político el centro de interés del libro. Es la gente, en individuo, la sensibilidad de las personas. De ahí que mejore el tono a su paso por Checoslovaquia, donde se impone la sencillez que va de la mano de la dignidad. Sin embargo, Varsovia le resulta un lugar siniestro. Polonia es un polvorín entre los satélites soviéticos, porque resulta compleja la convivencia del comunismo, el catolicismo y el alcoholismo.

De la URSS destaca su inmensidad, su burocracia, el síndrome de Ulises de los españoles asilados tras la Guerra Civil, y la sombra fúnebre de Stalin, cuyas cenizas se siguen respirando sin que todavía los soviéticos hayan emitido un veredicto de inocencia o culpabilidad de un semidiós. Y también le asombra la franqueza de la gente que camina con los zapatos rotos, sin saber que existe otro tipo de vida. Finalmente, se detiene en Hungría, en Budapest, ciudad que adjetiva como provisional y de la que no extrae otra conclusión que no sea la desconfianza. Y luego, tal vez, la historia haya terminado. Porque resulta extraño leer este tipo de viaje a estas alturas. Tiene algo de ensoñación turbia, sin alcanzar la pesadilla. Y ya escrita con la buena mano de García Márquez, este escritor que tal vez poseyera el mejor oído para la prosa que existió en nuestro idioma durante el siglo XX.

Crónicas de viaje, De viaje por Europa del Este, gabriel garcía márquez, libros de viaje

12345 (2 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  Gris plomo, gris amianto

  • DE VIAJE POR EUROPA DEL ESTE GABRIEL GARCIA MARQUEZ
    LITERATURA RANDOM HOUSE

Comentarios sobre  Gris plomo, gris amianto

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.