GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

  • Dibujando entre leones

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición de Francisco Hernández en el Museo Nacional de Ciencias NaturalesEl ilustrador y pintor naturalista Francisco Hernández viajó al parque nacional de Etosha, en Namibia, con un objetivo claro: adentrarse en la naturaleza africana y dibujar su fauna y su flora, siguiendo el lento pero imparable peregrinaje de miles de mamíferos en busca del más preciado elemento: el agua. Sus dibujos, bocetos y pinturas pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales hasta el 1 de septiembre.

  • Giovanni Battista Piranesi

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Giambattista Piranesi soñó siempre con ser arquitecto, pero la única obra que llegó a ejecutar fue la restauración de una pequeña iglesia en el Aventino, una de las siete colinas que dominan Roma, donde yace enterrado. Sus arquitecturas las desplegó en grabados como los que se conservan en la Biblioteca Nacional de España, expuestos hasta el 27 de septiembre para celebrar por adelantado el tercer centenario del artista italiano. Entre las muchas estampas están las celebérrimas vistas...[Leer más]

  • Himba, la tribu más bella de África

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Al noroeste de Namibia, en una vasta región denominada Kaokoland, habitan los himba, la tribu más bella de todo el continente africano. Perfectamente adaptados a un medio natural hosco y estéril, los pastores himba (unos 10.000 individuos) viven de espaldas a un mundo en constante cambio, aislados en pequeños kraales donde abrazan la forma de vida y tradiciones de sus ancestros. Su nombre, himba, significa mendigos, y su historia habla de persecuciones y expolios por parte de otras ...[Leer más]

  • La biblioteca del futuro

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El bosque de Nordmarka, al norte de Oslo, será en 2114 la Framtidsbiblioteket, la biblioteca del futuro. La madera de sus árboles se convertirá en papel para imprimir una antología de cien libros inéditos, que nadie podrá leer hasta ese momento. El proyecto, creado por la artista escocesa Katie Paterson, va sumando cada año una obra nueva: Margaret Atwood fue la primera que en 2014 entregó un manuscrito, del que solo se ha desvelado el título; tras ella han presentado textos David ...[Leer más]

Histórico noticias



Había escrito sobre Yibuti cuando…

La llegada de turistas cambia los países. Ya pasó eso en España en el siglo pasado. La sociedad se modifica para bien y para mal, su influencia llega a todos los niveles. Por eso hay que viajar a lugares como Yibuti y encontrarse con la realidad que sufren mujeres y emigrantes.

26 de enero de 2017

En la mitad del viaje a Yibuti había escrito un artículo atractivo y conmovedor… mal está que yo lo diga, pero creo que así era. Estaba cerca de la desembocadura del río Awash en territorio Afar. Por estas zonas anduvieron, como ahora nosotros, unos australopitecus de los que al menos conocemos a una: Lucy (Australopitecus afarensis). Emocionante era. Pero ahora pienso que no lo puedo acabar en la misma línea. Ocurrieron dos acontecimientos aún más conmovedores y dramáticos que exigen cambiar de tema y de tono.

El primero de ellos sucedió muy temprano por la mañana. Estábamos de camino hacia el volcán Ardoukova que tal vez recuerden. Entró en erupción una semana en el año 1978 y luego se apagó tan rápido como empezó. Quedó a la espera. De un seguro cataclismo. Está situado en el rift africano más activo. Junto al lago Assal. El lugar donde la corteza terrestre es más delgada, el lugar donde la placa arábiga, la etíope y la africana se están separando, el lugar donde África ya está empezando a partirse y donde se está creando una gigantesca isla, el lugar más bajo de África a unos ciento cincuenta metros bajo el nivel del cercano océano Índico. El calor es extremo aun en invierno. En verano es imposible andar por estas zonas de lavas, yesos y conos volcánicos. ¿Imposible? Etiopía está cerca. Se puede llegar andando hasta la costa de Yibuti. La distancia no es grande, las dificultades sí.

Viaje a Yibuti, África.

Íbamos caminando muy temprano para llegar antes del mediodía al volcán. En un punto del camino aparecieron unos restos de ropa muy deteriorados. Un poco más adelante había huesos humanos. Y un collar de madera con una cruz de la iglesia etíope. Pregunté al guía. Me llevó a una pequeña cueva de esas que forma la lava. Allí se encontraban los restos de un ser humano. Joven, según el tamaño y la forma de los huesos. Con alguna frecuencia hay gente que viene desde Etiopía y atraviesa estos parajes para no ser detectados por la policía. Emigrantes. Este hombre no llevaría agua suficiente y para protegerse del calor se debió introducir en ese agujero más que cueva. Allí murió probablemente de deshidratación. Solo y tal vez desesperado, si para entonces le quedaba ya esperanza. Luego, los chacales despedazarían su cuerpo. No parecía haber manera de seguir disfrutando de la visita. El intenso calor, que hasta entonces me parecía hasta un tipismo del lugar, se volvió asesino y el paisaje siniestro. Sin embargo, aún me era posible admirar uno de los parajes más duros, salvajes e imponentes de la Tierra. La ruta que esa persona siguió hasta morir, ahora la hacíamos como turistas. Resultaba cínico y un tanto obsceno observar que la belleza presente se nos imponía a una desgracia anónima y ausente.

En la tarde de ese día  ocurrió otro acontecimiento vinculado con el anterior. Salimos del lago por una terrible pista de montaña con intención de llegar a Day, una remota aldea situada a 1.500 metros de altura desde los -150 metros en los que nos encontrábamos. En una curva aparecieron tres muchachos muy jóvenes. Etíopes. Emigraban. Su intención siempre pasa por lograr atravesar Yibuti hasta llegar a la costa. Luego, previo pago, las mafias los pasarían hasta Yemen y, desde allí, otras mafias, previo pago, los trasladarían a Arabia Saudita. En ese país trabajarán como ilegales o tal vez sea más preciso decir como esclavos. De ello que sea una actividad conocida y tolerada. No tendrán ningún derecho. Ninguno. Trabajarán horas y horas por un poco de dinero. Malvivirán y podrán enviar algo a sus familiares que, en uno de los países más pobres de la Tierra, será una pequeña fortuna. Peor es el caso si son chicas. Mucho peor. Serán destinadas a los burdeles, donde acabarán por morir de una infección o de una paliza.

Los conductores pararon los coches en los que viajábamos. No entendí lo que se decía. Luego supe que les informaban que en la pista no se habían visto policías y que no había gente en la ruta. Les dieron agua, algo de comida y fruta. Les desearon suerte. Fueron amables y amistosos. Eso ya me predispuso a su favor durante todo el viaje. Me gustó su actitud. Le lleva a uno a reconciliarse un poco con esta cruel especie que somos.

Nosotros nos empeñábamos en ver Yibuti. Esos chicos en no verlo ni en ser vistos. Extraño mundo que compartimos… Unos gastamos la vida en viajes como ese y otros se la juegan. La línea del horizonte de ese mar que desde allí se divisaba y que en unos millones de años invadirá el territorio que pisamos es muy diferente en un caso y en el otro.

¿Qué se puede hacer? No lo sé. No es este el lugar para hacer análisis políticos, pero creo que viajar aquí es una buena tarea. La llegada de turistas  cambia los países. Ya pasó eso en España en el siglo pasado. La política, la economía, la sociedad se modifican para bien y para mal, su influencia llega a todos los niveles. Uno de los más significativos: la situación de las mujeres. No hay que olvidar que la ablación e infibulación son aquí comunes.

Es muy difícil ignorar a los emigrantes cuando les has visto, cuando les has dado agua, comida o indicaciones. Es muy difícil cuando no son una crónica  periodística, sino tres adolescentes asustados y valientes a los que no les espera nada bueno. Y se han cruzado en tu camino. ¿Qué será de ellos? ¿Qué será de los demás? ¿Qué será de nosotros?

Emigración, turismo solidario, viaje a yibuti

12345 (5 votos. Media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Rafael Manrique

Comentarios sobre  Había escrito sobre Yibuti cuando…

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.