GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Inglaterra en Sri Lanka y algo más

Fueron los colonos ingleses quienes, a finales del siglo XIX, eligieron este lugar para huir del sofoco y la humedad de las tierras bajas de Sri Lanka. En Nuwara Eliya se encuentran las plantaciones de té más importantes del país, donde trabajan las mujeres tamil.

22 de enero de 2014

Nuwara Eliya es una auténtica rareza en Sri Lanka, además de ser un nombre de pronunciación imposible. En consideración a los viajeros occidentales, la guía francesa que yo llevaba, sabedora de estas dificultades, señalaba muy amablemente prononcer “Niouraelia”; o sea, “Niurelia” en nuestra lengua. Con eso basta y no hace falta darle más vueltas a esa escritura enrevesada.

La población se extiende sobre una meseta a 1.900 metros de altura, rodeada de montañas y bosques. Cuenta con parques ajardinados, con arroyos y flores subtropicales, prados con vacas, campo de golf y hasta un lago, y su atmósfera es fresca, límpida y transparente. Y aún más: su urbanismo, su arquitectura, el diseño de sus jardines, se han mantenido prácticamente intactos desde su fundación por los colonos británicos a finales del siglo XIX. Ellos fueron los que eligieron este prodigioso lugar para huir del sofoco, la humedad y las altas temperaturas de las tierras bajas y levantaron una ciudad a la manera inglesa.

Nuwara Eliya, Sri Lanka.

Anuradha Ratnaweera, Flickr.

El Gran Hotel, donde estuvimos mi compañera de viaje y yo felizmente alojadas, parecía sacado de una película sobre la colonia: ventanas con cuadrantes de madera pintadas de blanco, un césped impoluto sembrado de sillas de hierro también blancas, una campana para anunciar la hora del té, unos interiores cubiertos de boisserie con mobiliario fin de siglo… En fin, parecería que la independencia de la isla no hubiera llegado aún a estas alturas de tierras altas. Transformada en hotel, la construcción fue la residencia privada de Sir Edward Barnes, el gobernador de Sri Lanka de 1830 hasta los últimos días de la dominación inglesa. Y sigue tal cual.

No es el único edificio de interés en la población. La presencia poderosa de uno de los pilares de la colonización inglesa, Correos, de ladrillo rosado, vigila a los demás. Por otro lado, villas de estilo Tudor se extienden hacia las afueras acercándose al parque y al lago. Un pedazo de la Inglaterra más verde y rigurosa en la tierras altas de Sri Lanka.

Sin embargo, un paseo por las calles de “Niurelia” desmiente este primer aspecto. Y no porque falten edificios al más puro estilo british, ni porque las fachadas no mantengan las esencias de la colonia, no, sino porque ahora calzadas y aceras están tomadas por los cingaleses, que se pasean por ellas como los dueños que ya son. En la calle principal (la población es extendida, pero el núcleo central se reduce a un par de calles), siempre envuelta en el ir y venir y hasta en el estar de la población, se concentran los comercios más al día, los dedicados a la electrónica y demás artilugios de la modernidad. Pero se mantienen también los mercados callejeros de siempre, el tradicional de frutas, verduras y legumbres, activísimo por las mañanas, y el de ropa, más visitado por las tardes, donde se ofrece a muy buenos precios todo tipo de prendas destinadas a protegerse del frío nocturno, ya que, en invierno, la temperatura llega a aproximarse a los cero grados. No hay que olvidarse: estamos a casi 2.000 metros de altura, vigilados por el pico más elevado de la isla, el Pidurutalaga o monte Pedro (2. 524). El sol del trópico vuelve a templar “Niurelia” todos los mediodías.

Plantación de té cerca de Nuwara Eliya.

Wolfgangbeyer, Wikipedia.

 

Las plantaciones de té de Nuwara Eliya

Los colonos desaparecieron en 1948, tras la proclamación de la independencia, pero algunos de sus nombres y sus dineros perviven en las plantaciones de té; porque, aún no lo he dicho pero, en los alrededores, se cultivan diversas variedades de un té famoso por su calidad en el mundo entero. Tuve ocasión de visitar, bastante a conciencia, la Mackwoods Fine Tea, que, con su lema “Más de 170 años de existencia” lo dice todo sobre sus orígenes coloniales. Efectivamente, fue fundada por el capitán  británico Williams Mackwoods en 1841, aunque en 1956 pasó a manos de una familia cingalesa que ha sabido mantener unas relaciones comerciales con el Reino Unido tan fluidas como el anterior propietario. Recorrí las instalaciones fabriles, comprobé los procesos de secado por calentamiento, el paso por los rodillos, la fermentación… En fin, todo lo necesario para la consecución de una buena infusión, y a continuación nos trasladamos a las colinas cercanas. Los cultivos de té, realizados en bancales, cubren de abajo a arriba las laderas que la vista alcanza y aún mucho más. Baste decir que los pertenecientes a la firma antes citadas se extienden a través de 27.000 hectáreas. La verdad, yo nada entiendo de plantaciones, sean de té o cualquier otra planta, pero la cifra me pareció y me sigue pareciendo una barbaridad.

Mujeres tamil en las plantaciones de te de Nuwara Eliya.

Cécile Sprimont, Wikipedia.

Antes de finalizar estas nota sobre la rareza que constituye “Niurelia”, quisiera señalar cómo el trabajo continuo, minucioso y cansado de cortar las hojas más recientes de la planta para su posterior elaboración lo cubren mujeres tamiles, dispersas en las laderas montañosas, a cuestas con los sacos que hoy ya han sustituido a los enormes cestos de recogida del té. Desde cualquier lugar de ese paisaje de colinas verdísimas se pueden contemplar cientos de ellas, algunas cercanas, otras como puntos móviles en las laderas, con las espaldas curvadas, sus ojos y sus manos puestos sobre los brotes de un té que, una vez sometido a  un largo proceso, irá a parar a las tazas más exigentes de Europa. Ellas, en general la población más depauperada de la isla, suelen consumir algún té chino, menos exquisito pero mucho más barato. La guerra entre el poder cingalés y la minoría tamil dio fin en 2009, con la derrota de la organización independentista Los Tigres de la Liberación Tamil. El actual Gobierno, cuentan, está haciendo algunas concesiones a los vencidos, introduciendo cada vez más el bilingüismo en zonas de convivencia y permitiendo el uso de la lengua tamil. En todo caso, cualquier mirada ajena sobre Sri Lanka deja bien claro quiénes han sido y siguen siendo los vencedores.

nuwara eliya, plantaciones de te, tamil, viaje a sri lanka

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Ana Puértolas

Comentarios sobre  Inglaterra en Sri Lanka y algo más

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.