GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Japón. Lecturas en el aire libre

La lengua japonesa contiene voces que definen una identidad, una forma de ser y sentir, que ponen por escrito bellos conceptos. Palabras que aluden por igual a lo más elevado y a la más terrenal de las rutinas. Japón es por muchas y buenas razones el país de las maravillas.

18 de octubre de 2016

Todas las almas viajan solas, sin compañía, no hay cómplice que las distraiga de ellas mismas. Y solas llegan a lugares en los que no encuentran descanso, no importa el paraíso a su alcance, la comida abundante o los placeres que obtengan, son viajes en los que simplemente el alma no reposa de sus fantasmas. Pero hay otros lugares en los que el alma aprende a vivir con la soltura de un pétalo, como Japón.

Cuando el tren avanza desde el aeropuerto de Narita hacia las calles de la ciudad de Tokio, algo respirable disipa mis pensamientos, la sangre me circula lenta y atenta, y sé que antes de llegar a la estación, habré cambiado las gafas de cavilar la vida. Pronto no tendré ganas de hablar; en realidad, lo que no tendré es necesidad de hablar, porque las piezas sueltas habrán encontrado su hueco en el mundo. Japón es, por muchas y por muy buenas razones, el país de las maravillas.

“A la intemperie

se va filtrando el viento

hasta mi alma”

Matsuo Basho

Viaje a Japón

Luis Gago.

Viaje a Japón

Belén Alvaro.

Esta vez, no hablaré de lugares. La lengua japonesa contiene voces que definen una identidad, una forma de ser y sentir al otro y a la vida, voces que ponen por escrito bellos conceptos que aluden por igual a lo más elevado y a la más terrenal de las rutinas.

El término haragei es la importancia del silencio, el arte del vientre, de usar el interior para interpretar las insinuaciones del otro sin hablar, de decir “no” de esas maneras indirectas que logran proteger la armonía social (wa), algo clave en la sociedad japonesa, donde el grupo es más importante que el individuo. Haragei es el arte de la comunicación no verbal. Los japoneses creen que es en el vientre, en el hara, donde se halla la verdad, y que cualquier sentimiento que no pueda comunicarse sin palabras, no puede comunicarse realmente. Se habla de kuki yomenai para referirse a la persona incapaz de comprender el lenguaje no-verbal, esa ambigüedad que impregna la comunicación japonesa, las frases vagas. Kūki yomenai es alguien que ‘no sabe leer el aire’.

“La flor del té

¿es blanca o amarilla?

Perplejidad”

Yosa Buson

Viaje a Japón

Luis Gago.

Viaje a Japón.

Belén Alvaro.

Existe una palabra breve y potente, como es iki, que define un tipo de elegancia sensual, sutil, discreta, siempre natural y simple. Lo bello es lo que se insinúa, no lo que se muestra. El iki es cultivado por las geishas a la perfección, ellas son virtuosas de esta elegancia sutil, a través de sus ropas, de sus ojos, por detrás de los estampados de sus kimonos o de los polvos de arroz que cubren su rostro.

Mientras el tren avanza, advierto en detalles esa estética japonesa que es una forma de vida, paciente y sublime, que bebe de la comunión del sintoísmo y el budismo zen, los dos cultos más importantes en Japón. En el sintoísmo es clave la importancia de la naturaleza, en el budismo zen lo es la caducidad y la imperfección; las cosas son caducas, imperfectas e incompletas. El arte busca la asimetría, la irregularidad. El desequilibrio visual es bello, porque reproduce la naturaleza, cuya esencia es irregular y asimétrica. En el jardín tradicional japonés las formas imitan las desigualdades de las rocas, las rupturas de las ramas, la rugosidad de la tierra, el temblor de un lago o de una nube.

“Todo en calma

Penetra en las rocas,

La voz de la cigarra”

Matsuo Basho

Los japoneses admiran la belleza efímera de la madera, de los cerezos en flor, de las hojas que sucumben en otoño, de lo que madura y no permanece. De ahí, mono no aware traducido como empatía o sensibilidad, la capacidad de sorprenderse o conmoverse, de sentir compasión, piedad, cierta melancolía o tristeza ante lo efímero, ante la vida y el amor. Son palabras-poema. En Japón, de bellos momentos nacen bellas tradiciones con las que poder disfrutar de la sencilla contemplación del enrojecimiento de las hojas de otoño, el momiji; o de la floración de los cerezos, hanami. Es una metáfora de la vida, de lo bello que es vivir y de lo temporal de la existencia, se admira ese fluir de lo terreno que es breve como el paso de las flores.

En este país no prima lo rebuscado, lo elaborado, y las cosas pequeñas se estiman más que las grandes. Se valora y contempla la simplicidad, también las imperfecciones de los cuencos raku, la belleza castigada de las cosas mundanas, wabi-sabi. Se cultiva el arte de la reparación de la cerámica uniendo las piezas con oro o plata, Kintsugi, porque la pieza es más hermosa por haber sido rota, como un corazón partido es siempre más valioso que el intacto.

“Cerezos en flor

y recuerdos de seres queridos

Todos tan lejos de aquí”.

Masaoka Shiki

Viaje a Japón

Luis Gago.

Viaje a Japón

Belén Alvaro.

La naturaleza es un ente omnipresente, es el sabio al que hay que escuchar, el cuadro que hay que contemplar, es el alimento y el aliento. Desde el asiento del tren en ventanilla, soy más blanda, más sensible, más imperfecta, pero más real. Veo la luz del sol que se filtra a través de las hojas de los árboles, komorebi, y reconstruyo momentos que llevo en la maleta, planeo quedarme en Japón hasta que el viento frío anuncie el invierno, kogarashi. Viajo y busco la oscuridad de la belleza, de esa belleza que guarda un misterio que no se describe ni se descubre, yūgen, ese conocimiento del universo que evoca profundos sentimientos inexplicables. Hay un término japonés para lo que intento encontrar, ikigai o la razón de vivir, aquello que da significado a la vida, por lo que merece la pena ser y estar en el planeta.

Japón es mi país de las maravillas, y aunque haya maravillas caducas, imperfectas e incompletas, o quizás por eso, se me cuelan con facilidad por los poros hasta alcanzarme el alma, efímera como todo. Cuando llegue a las calles de Tokio, iré directa a comprar té verde y quedaré hipnotizada ante la habilidad japonesa de envolver cualquier cosa, ese gran arte del envoltorio. El pequeño paquete parecerá en mis manos un regalo, seré la niña contenta que recibe un bello presente cubierto en una preciosa tela llena de motivos japoneses, el furoshiki. De allí, me adentraré en el bosque, shinrin-yoku, donde todo es silencioso y tranquilo para retomar lecturas en el aire.

“De no estar tú

Demasiado grande

Sería el bosque”

Masaoka Shiki

Viaje a Japón.

Texto de Belén Álvaro. Fotografías de Luis Gago.

basho, poesia de viaje, viaje a japón

12345 (8 votos. Media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Belén Alvaro

Comentarios sobre  Japón. Lecturas en el aire libre

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 26 de octubre de 2016 a las 10:20

    Bonito artículo, ilustraciones y fotografía. Estoy de acuerdo en la magia que esconde Japón. Yo también me quedé prendada de este país desde hace ya alrededor de 27 años. Mi vida cambió tras mi primer viaje a Japón en 1992. En la actualidad soy Profesora Licenciada en Estudios de Asia Oriental, especializada en Japón. Mi amor por Japón sigue presente en mi día a día e intento transmitirlo a mis alumnos.

    Por Iwayama