GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Jerez de los Caballeros, un pueblo trabajador

Escondido en las serranías verdeantes de Badajoz, hay un pueblo que sobrevive, alejado de todas las rutas comerciales, y al que no llegaremos sin consultar un mapa. Varios descubridores, como Núñez de Balboa y Hernando de Soto, eran de Jerez de los Caballeros.

29 de diciembre de 2014

Escondido en las serranías bellas y verdeantes del sur de Badajoz, hay un pueblo que sobrevive, alejado de todas las rutas comerciales. Los pueblos conservan en general una forma de vida que discrepa de lo que hacemos en las ciudades. El uso del tiempo es diferente y también cómo se mide.

Templario, renacentista (varios descubridores, entre ellos Núñez de Balboa y Hernando de Soto eran de allí), barroco, Jerez de los Caballeros es aún un pueblo vivo. En otras circunstancias, sus habitantes hubieran tirado la toalla porque muchas industrias casi han desaparecido, como la Siderúrgica Balboa, de Valuengo, que hace hierros corrugados para las vigas y que llegó, me dicen, a tener mil doscientas nóminas (con la caída de la construcción esta empresa ha sufrido mucho); hoy es una especie de nave varada en medio del paisaje, como una  fantasía de Schuitten y Peeters, los dibujantes belgas; sin olvidar la bisutería, de Christian Lay. O el corcho, de cuya industria, que fue floreciente, sólo quedan dos cocederos (y los fardos se los llevan portugueses e italianos que le sacan mejor la plusvalía). Las viejas chimeneas de los cocederos de antaño sirven hoy de nido a las cigüeñas.

Jerez de los Caballeros, Iglesia de Santa María de la Encarnación

El Pantera, Wikipedia.

Por ser algo irreverente, si fuera el alcalde –era una alcaldesa, doña Margarita Pérez Egea, diligente, preparada, que falleció prematuramente, con sesenta años, a finales del pasado mes de septiembre– intentaría comprar un De Soto Fireflite, uno de aquellos magníficos automóviles de la Chrysler que fueron el sueño –inalcanzable– de nuestros padres, y ponerlo en una sala, pues la Chrysler homenajeó a De Soto con este mítico auto. Seguro que tendría más visitantes que la estatua del conquistador, que podría ser la de cualquiera.

El caso es que el pueblo está lleno de niños, de parejas jóvenes que apuestan por él, que tienen trabajo –no todos– y optimismo. Por las mañanas temprano, entre sus quehaceres está el ganado. Y los domingos, la caza, una de las pocas diversiones que tienen. Las gentes tienen esa amabilidad por la posibilidad de disponer de tiempo sin agobios, sin apreturas. Hay tiempo para el forastero, no hay prisa.

Y también hay que hablar de la monumentalidad y la dimensión. Es un pueblo justo, con iglesias bellas (difíciles de visitar, siempre están cerradas) y monumentos singulares, pero que no cae en el monumentalismo ni en el estereotipo de la localidad turística. Sigue teniendo su vida normal, sin alardes de destino turístico. Y su dimensión es la justa, ni demasiado pequeño ni demasiado grande, paseable, fácil de deambular e ir descubriendo. Sin pretensiones, sin alardes.

Tres torres barrocas del tipo de la Giralda y parecidas a las torres de tantos pueblos andaluces, como Ecija, algunas casas suntuosas; otras, modestas; todas cuidadas e impolutas, una limpieza en las calles que nos da envidia a los madrileños. El pueblo aguanta.

Incluso es un pueblo envuelto en la historia de hoy, pues la VIII Bandera de la Legión, de la BRILEG, que ha prestado arduos y ejemplares servicios en Afganistán, tiene aquí su sede.

Pero si van a ir a Jerez de los Caballeros, llévense un mapa de carreteras. No hay ni una señal en la autovía de La Plata, ni en Zafra siquiera, que indique la dirección. Como mucho, ya casi encima, mencionan Burguillos del Cerro (por cierto, un pequeño pueblo agradable donde no hay desastres constructivos). ¿Cuál será la razón, pura incuria o manía encubierta, o celos?

En todo caso, aunque hay muchos pueblos hermosos, bien cuidados, se echa de menos el impulso cultural autóctono y sin subsidios, como podrían ser conciertos, librerías (hay tres, pero son como papelerías donde venden algún periódico y unos cuantos libros de novela histórica), pintura y fotografía, actividades en la naturaleza, tan bella por aquellas tierras. Algo hay, no están parados, pero es demasiado poco para un pueblo y unos campos y parajes con esta historia y diez mil habitantes. No todo puede ser la Semana Santa.

badajoz, jerez de los caballeros, turismo rural

12345 (5 votos. Media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  Jerez de los Caballeros, un pueblo trabajador

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.