GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

Histórico noticias



Jerez de los Caballeros, un pueblo trabajador

Escondido en las serranías verdeantes de Badajoz, hay un pueblo que sobrevive, alejado de todas las rutas comerciales, y al que no llegaremos sin consultar un mapa. Varios descubridores, como Núñez de Balboa y Hernando de Soto, eran de Jerez de los Caballeros.

29 de diciembre de 2014

Escondido en las serranías bellas y verdeantes del sur de Badajoz, hay un pueblo que sobrevive, alejado de todas las rutas comerciales. Los pueblos conservan en general una forma de vida que discrepa de lo que hacemos en las ciudades. El uso del tiempo es diferente y también cómo se mide.

Templario, renacentista (varios descubridores, entre ellos Núñez de Balboa y Hernando de Soto eran de allí), barroco, Jerez de los Caballeros es aún un pueblo vivo. En otras circunstancias, sus habitantes hubieran tirado la toalla porque muchas industrias casi han desaparecido, como la Siderúrgica Balboa, de Valuengo, que hace hierros corrugados para las vigas y que llegó, me dicen, a tener mil doscientas nóminas (con la caída de la construcción esta empresa ha sufrido mucho); hoy es una especie de nave varada en medio del paisaje, como una  fantasía de Schuitten y Peeters, los dibujantes belgas; sin olvidar la bisutería, de Christian Lay. O el corcho, de cuya industria, que fue floreciente, sólo quedan dos cocederos (y los fardos se los llevan portugueses e italianos que le sacan mejor la plusvalía). Las viejas chimeneas de los cocederos de antaño sirven hoy de nido a las cigüeñas.

Jerez de los Caballeros, Iglesia de Santa María de la Encarnación

El Pantera, Wikipedia.

Por ser algo irreverente, si fuera el alcalde –era una alcaldesa, doña Margarita Pérez Egea, diligente, preparada, que falleció prematuramente, con sesenta años, a finales del pasado mes de septiembre– intentaría comprar un De Soto Fireflite, uno de aquellos magníficos automóviles de la Chrysler que fueron el sueño –inalcanzable– de nuestros padres, y ponerlo en una sala, pues la Chrysler homenajeó a De Soto con este mítico auto. Seguro que tendría más visitantes que la estatua del conquistador, que podría ser la de cualquiera.

El caso es que el pueblo está lleno de niños, de parejas jóvenes que apuestan por él, que tienen trabajo –no todos– y optimismo. Por las mañanas temprano, entre sus quehaceres está el ganado. Y los domingos, la caza, una de las pocas diversiones que tienen. Las gentes tienen esa amabilidad por la posibilidad de disponer de tiempo sin agobios, sin apreturas. Hay tiempo para el forastero, no hay prisa.

Y también hay que hablar de la monumentalidad y la dimensión. Es un pueblo justo, con iglesias bellas (difíciles de visitar, siempre están cerradas) y monumentos singulares, pero que no cae en el monumentalismo ni en el estereotipo de la localidad turística. Sigue teniendo su vida normal, sin alardes de destino turístico. Y su dimensión es la justa, ni demasiado pequeño ni demasiado grande, paseable, fácil de deambular e ir descubriendo. Sin pretensiones, sin alardes.

Tres torres barrocas del tipo de la Giralda y parecidas a las torres de tantos pueblos andaluces, como Ecija, algunas casas suntuosas; otras, modestas; todas cuidadas e impolutas, una limpieza en las calles que nos da envidia a los madrileños. El pueblo aguanta.

Incluso es un pueblo envuelto en la historia de hoy, pues la VIII Bandera de la Legión, de la BRILEG, que ha prestado arduos y ejemplares servicios en Afganistán, tiene aquí su sede.

Pero si van a ir a Jerez de los Caballeros, llévense un mapa de carreteras. No hay ni una señal en la autovía de La Plata, ni en Zafra siquiera, que indique la dirección. Como mucho, ya casi encima, mencionan Burguillos del Cerro (por cierto, un pequeño pueblo agradable donde no hay desastres constructivos). ¿Cuál será la razón, pura incuria o manía encubierta, o celos?

En todo caso, aunque hay muchos pueblos hermosos, bien cuidados, se echa de menos el impulso cultural autóctono y sin subsidios, como podrían ser conciertos, librerías (hay tres, pero son como papelerías donde venden algún periódico y unos cuantos libros de novela histórica), pintura y fotografía, actividades en la naturaleza, tan bella por aquellas tierras. Algo hay, no están parados, pero es demasiado poco para un pueblo y unos campos y parajes con esta historia y diez mil habitantes. No todo puede ser la Semana Santa.

badajoz, jerez de los caballeros, turismo rural

12345 (5 votos. Media: 4,80 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Comentarios sobre  Jerez de los Caballeros, un pueblo trabajador

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.