GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Kenia y la tienda de flores

Las mujeres masáis fabrican las chozas de paja, barro y estiércol donde la tribu africana habita. El pueblo comparte con el ganado su día a día y, dentro de sus cabañas, siguiendo sus telas de vivos colores, entramos en sus creencias, valores y cultura. En Kenia, Juan Echeverría los fotografía.

7 de febrero de 2014

No sabemos si seremos capaces de hacer lo que ya hicimos una vez… Yo estaba segura que no regresaría de nuevo, pero nunca se está lo suficiente. Volví a Kenia de otra forma, en barco y hacia Mombasa.

Pasé años huyendo de los viajes, por una aguda cobardía que se me enquistó en los huesos, y acabé asentada en el vientre de una ciudad, en una nimia tienda de flores, en un mínimo espacio donde los colores quedaban apretados como en un cuadro puntillista. Aquel negocio me compró un billete de ida y vuelta hacia el vértigo, ese que nos asalta cada vez que pasamos de una letárgica quietud a la inestabilidad de lo que cambia.

Mujer masai, Mombasa, Kenia.No tenía tiempo en la agenda laboral para quedarme, pero el calendario de los días que se agotan, empujó mejor y con más fuerza. El aire de la sabana me drenó la piel; sin embargo, en un par de mañanas, encontré un río subterráneo circulando por mis arterias, y una dermis tostada y casi linda derrotó aquella sombra urbana que me traje puesta.

Pasaron tranquilas las mujeres masáis, transportando el agua con esa conciencia de quien sabe que hace lo que debe, que está en el lugar al que pertenece. Fui invitada y caminé con ellas hasta el manyatta; me di cuenta al llegar que lo hice con la cabeza inclinada, como si cargase un bidón, aprendiendo, tal vez, a pensar de otra forma.

Estaba entre chozas de barro, paja y estiércol de fabricación femenina, dispuestas en círculos, que formaban el corral donde los rebaños pasarían la noche. Los masáis no entienden la existencia sin el ganado, entre ambos hay un vínculo afectivo. En su lengua, la misma palabra designa a los hombres y a los bueyes; lo que desde fuera, parecería más bien una ironía de los dioses, no lo es. Escucho que “dios creó al hombre masái y le concedió el ganado como forma y sentido de vida; dios regaló a los masáis todo el ganado del mundo”, y, desde entonces, les pertenece.

Mujer masai, Mombasa, Kenia.Desde una oscuridad perfecta que ensalza y protege, ella me saluda con mirada de guerrero, sin que en sus ojos se cuele una mueca de la infancia que viene de despedir. Después de la iniciación, su rostro se oculta detrás de un bello abalorio y, según la costumbre, pronto se casará.

Entré en la choza detrás de su tela de vivos colores, que perdí en una noche interrumpida por tragaluces mínimos y el más poderoso símbolo de la vida para los masáis, el fuego. En aquellas sombras densas había una mujer frágil y consumida a la que la joven arregló con cariño la tela, estirándola con paciencia sobre las arrugas duras de una piel agotada. Su abuela le contó cuentos de niña, cuentos de guerreros y ogros, que ella escuchaba escondiendo su muñeca de arcilla y soñando con lanzas. El cadáver de aquella mujer que ella amaba sería abandonado en el campo y nunca más hablaría de ella.

Volví a mi tienda de flores, volví de una sociedad donde no encontré personas solas, jóvenes o viejos, donde una especie de gran seguridad social se ocupaba de todos, de un ambiente cargado de valores y creencias, con una vida familiar y comunitaria estable, y no perfecta, porque nada lo es. Masái significa en la lengua Maa “no quiero pedir”; sus tradiciones y formas de expresión son su manera más lograda de estar presentes en el mundo, de tener su lugar, y mejorarán lo que tengan que mejorar, pero no pedirán.

Tienen un dios que no representan en imágenes ni en forma humana, un dios que es imaginado místicamente en relación a los colores, como dios negro es la compasión y el bien, como dios rojo es negativo, como dios multicolor expresa la infinitud de la divinidad. Ahora entiendo a las flores, y sé que el pueblo masái, está en todas partes.

Kenia y la tienda de flores.

Fotos: Juan Echeverría. Texto: Belén Alvaro.

fotografia de viajes, masais, mombasa, viaje a kenia

12345 (1 votos. Media: 4,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Juan Echeverria y Belén Alvaro

Comentarios sobre  Kenia y la tienda de flores

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.