GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




La Antártida antes de la Antártida

Siguiendo la estela de sus obras anteriores, Javier Cacho nos lleva a un tiempo en que la Antártida no existía como tal en el mapa, pero sí existía el valor para acercarse hasta una ficción, la de un continente que habitaba en la fantasía de los geógrafos: la Terra Australis Incognita.

29 de noviembre de 2019

¿Existe la literatura geográfica? Javier Cacho está empeñado en demostrar que la geografía no es una ciencia, o al menos no lo es en el mismo sentido en el que se nos inculcan las ciencias en las academias. Todos sabemos que la literatura histórica refleja los efectos de la historia, pero no la reseña puramente, como se reseña en los libros de texto. Y Javier Cacho nos acerca a una visión semejante en literatura geográfica. Es cierto que hay historia, sobre todo en esta última entrega, en sus Héroes de la Antártida, pero la lectura de los relatos es de un corte de viaje, de aventura, de valor, en función de las condiciones y los descubrimientos de una tierra hostil, fría, dura y magnética. Para Javier Cacho, los lugares extremos, los polos geográficos, son a la vez el Edén y el Antiedén, que se puede asemejar al infierno; pero, a diferencia de este, hay almas capaces de adorarlo.

El libro nos aproxima a la historia de los navegantes y exploradores que se acercaron hasta el continente de la Antártida en una época en la que se desconocía su existencia, en una época en la que todavía se pensaba que más allá de los límites de los mapas conocidos podía haber abismos y dragones. Los abismos resultaron ser farallones blancos, algunos de cien metros de altura, y los dragones una fauna en la que destacaban las focas y las ballenas. Ambos animales, su caza y su explotación, marcaron décadas, condicionaron viajes y supusieron destinos de miles de almas que ahora se nos antoja que a la desesperada, marcharon a buscar fortuna en aguas tormentosas.

Pero antes de llegar a algo que podríamos llamar exploración comercial, y que supone alguno de los capítulos más emotivos del libro por la implicación ecológica que nos maldice al mirar por encima del hombro, Javier Cacho nos habla de los que se atrevían a abrir fronteras, a encender la luz para explorar el final del túnel. Y mientras leemos estas aventuras, con sus desdichas y sus reconocimientos escondidos, no podemos dejar de preguntarnos qué motivación utilizaban como combustible los exploradores.

El libro no intenta explicarnos la consistencia de espíritu, la condición humana o los demonios que se apoderaban de estos héroes. En ese sentido, Javier Cacho acierta al mantener un carácter de registro, exhaustivo, didáctico, noble, respetuoso, en lugar de adentrarse en lo que muchos llamaríamos locura desde el calor del sofá. Pero la sucesión de peligros y andanzas nos da lugar a pensar en una necesidad que se nos escapa.

Héroes de la Antártida. Libros

Se trata de la misma necesidad que empuja a subir a los ocho mil metros, a sumergirse en la Fosa de las Marianas, a navegar en kayak todos los afluentes del Amazonas. Se trata de ese motor humano que eleva la curiosidad, sin la cual seríamos poco más o menos otro patrón animal.

Se llama curiosidad y se lee rebeldía, porque el libro contiene toda la dureza que es capaz de soportar el ser humano, y también todos los dramas a los que se llega a exponer de una forma que no sabemos si llamar voluntaria o que surge de algún lugar de las entrañas, y con idéntica naturalidad que surgen las manzanas en los manzanos.

Nos sorprende, eso sí, los cambios que ha experimentado la humanidad en cuanto al sentido del paso del tiempo. Entonces una expedición de tres años se afrontaba con una naturalidad similar a la que ahora nos supone atravesar un fin de semana. Solo es un dato, pero vamos comprobando cómo un solo acto, arrojado, salvaje, duradero, bastaba para justificar toda una vida, en contra de nuestro presente, en el que no podemos dejar de rellenas los minutos con cambios constantes de atención. Aunque solo sea por esa conclusión, merece la pena leer este Héroes de la Antártida.

Luego está la pregunta, porque se trata de una obra que abre más cuestiones de las que cierra, acerca de si deberíamos estar hablando de leyendas que no han tenido su reconocimiento, de mitos sin fraguar. Es posible que no seamos capaces de gestionar el género de este ensayo, si es geografía, historia o biografía, como no sabemos si debemos leerlo como leemos un mito o una leyenda, pero lo que es indudable es que hay épica. Y en una época en la que lo cotidiano nos aturde, en que lo gris desciende a plomo sobre nuestras cabezas, la épica es algo más que una tabla de salvación: es una necesidad, un motivo. Es el equivalente al Edén.

Antártida, exploración polar, exploradores polares, Héroes de la Antártida, javier cacho, libros de viaje, literatura de viaje

12345 (2 votos. Media: 4,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Comentarios sobre  La Antártida antes de la Antártida

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.