GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



La Antártida: una fantasía hecha realidad

Aunque nunca la llegó a ver, Ptolomeo dibujó en sus mapas la Antártida, un continente esquivo al que llamó Terra Australis Ignota, allá por el siglo II de nuestra era. Pero no sería hasta 1911 cuando Amundsen clavara su bandera noruega en el Polo Sur

8 de junio de 2012

El astrólogo, geógrafo, matemático y sabio Claudio Ptolomeo no conoció desde su Alejandría del siglo II ni los hielos, ni los glaciares, ni las alturas blancas y cegadoras de la Antártida, pero de alguna manera presintió su existencia, y dio cuenta de su ubicación en su obra Geographia, escrita hacia el año 150 de nuestra era. Siguiendo sus detalladas indicaciones, mapas posteriores la incluyeron ocupando la zona meridional de la tierra, formando un continente llamado Terra Australis Ignota o Incognita, y convirtiendo el océano Indico en un mar cerrado. El mapamundi de Ptolomeo, reconstruido en el siglo XV, justifica su existencia apoyándose en la teoría aristotélica de las correspondencias, que le llevó a defender la presencia de tierra firme al sur del Ecuador para equilibrar así el peso de Europa y Asia en el hemisferio norte. La Antártida, conocida entonces como Terra Australis, se convirtió, a partir del siglo XVI y gracias a estos mapas, en una conjetura envuelta en las brumas de la imaginación y la fantasía. También en un lugar prodigioso a localizar y conocer.Mapa del continente de la Antártida

(…)

Ya en 1897, un noruego de nombre Roald Amundsen forma parte como timonel de la expedición del Belgica con dirección a la Antártida, la primera en pasar un invierno al sur del Círculo Polar Antártico. Pocos años más tarde, en 1901, el marino inglés Robert Falcon Scott, al mando del navío Discovery dirige la Expedición Nacional Británica en busca de la Antártida.

En 1910 ambos exploradores se lanzan a la conquista del Polo Sur. Será Amundsen quien, el 14 de diciembre de 1911, plante la bandera noruega en el polo. Las nieblas que envolvían la Terra Australis Incógnita quedaron disipadas definitivamente y la ciencia empezó a sustituir ya a las fantasías.

Imagen de la superficie helada de la AntártidaSin embargo, tras años de prospecciones, estudios, mediciones, registros, y tanto y tanto trabajo de geólogos, oceanógrafos y todo género de científicos, cuando la Antártida ha sido ya cartografiada y se ha convertido en una realidad contante y sonante, el continente blanco sigue ejerciendo un hechizo irresistible que enciende la imaginación y dispara la inventiva. No por casualidad el gran escritor H. P. Lovecraft situó, en su obra En las montañas de la locura escrita en 1930, una ciudad laberíntica y sabiamente trazada, de grandes bloques de piedra finamente esculpida, habitada y luego abandonada hace cincuenta millones de años por seres venidos de otro planeta, justo bajo las alturas heladas de los Montes Transantárticos. Las visiones y los sueños de los hombres nunca mueren.

(Fragmento del artículo El continente esquivo publicado en el Extra de mayo 1912 de la revista National Geographic)

Antártida, Ptolomeo, Terra Australis Ignota

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Ana Puértolas

Comentarios sobre  La Antártida: una fantasía hecha realidad

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.