GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




La Atlántida, de Pierre Benoit, felizmente reeditada

La Atlántida que describió Platón ha dado lugar a una extensa obra literaria. En la novela de Pierre Benoit, el escritor sitúa la ciudad perdida, en el macizo de Hoggar, en medio del Sahara, donde unos exploradores descubrirán un paraíso gobernado por Antinea.

21 de febrero de 2013

Hace 9.600 años existía un continente que desapareció. Era un paraíso terrestre. Sus vestigios se encuentran en Egipto, en México, en el Perú, quizá en Tartessos, junto a Cádiz, “la región de Gades” o en la Tarsis, Tarsisch. ¿O estarán en el Hoggar, ese macizo montañoso en medio del profundo Sahara? El Diluvio acabó con los atlantes pero el mito platónico sobrevive porque vive en nuestra imaginación. Forma parte de la trilogía del tiempo universal: Atlántida, Tiempo Histórico, y Apocalipsis.

Solón sostiene que la Atlántida era la semilla de Europa. El Mito es la fábula, esa imagen de la ciudad eterna, la idea platónica de la ciudad. Los europeos, incrédulos, hasta que un nuevo Schliemann descubra la Atlántida sumergida o enterrada, como Troya, hemos mantenido solamente, por si acaso, el nombre de nuestro Océano más cercano.

La Atlántida, Pierre BenoîtNo es de extrañar que una mente imaginativa pero muy culta, la del gran viajero que fue Pierre Benoit (nacido en Albi en 1886 y muerto en Ciboure en 1962), se sintiera traído por ese mito. La infancia de Benoit en Túnez (su padre era militar) llenará su imaginación para siempre. Su primera impresión de un oasis, en Gabès, la relatará en el capítulo VIII de La Atlántida, Despertar en el Hoggar: los militares franceses, los jefes tuaregs de la Tripolitania, caballeros del desierto, los meharistas, las harkas, todo eso lo llevará a su libro. Conoció los tiempos heroicos de los spahis, de los tirailleurs sénégalais, los oficiales franceses de familias nobles, las larguísimas estancias en guarniciones perdidas en el desierto.

En 1919 –el autor tiene 32 años– publica La Atlántida y es inmediatamente un éxito. Se lleva varias veces al cine, la primera por Jean Feyder en 1921 con la tentadora Stacia Napierkowska en el papel de Antinea.

No es casual que el libro esté dedicado a André Suarès, gran viajero y escritor (El viaje del condottiero sigue siendo un clásico). Benoit tuvo numerosos amigos escritores, entre ellos Léon Daudet, Charles Maurras, Paul Léautaud y Jean Cocteau.

En La Atlántida se une lo puramente histórico y geográfico, como la fracasada expedición de Flatters (en la rue Flatters de París viviría Pío Baroja un tiempo) de 1880 en búsqueda de una ruta para trazar el ferrocarril, inspirándose en las rutas del siglo IX, la leyenda (Amanai, el dios de los Tuaregs antes de ser islamizados no sería sino Adonai, siendo los Tuaregs descendientes de primitivos cristianos) y la sensualidad (Antinea, la suprema belleza, atrae mortalmente a sus enamorados, que mueren y cuyos cuerpos conserva bajo oricalco). Se ha dicho también que la figura del oficial Morhange está inspirado en el Padre Foucauld, que hacía poco había sido asesinado en las profundidades del Sahara (en la Iglesia de St Augustin, en París, hay documentación gráfica sobre la obra del Padre Foucauld).

La descripción de Antinea –todas las protagonistas de sus novelas tendrán nombres que comienzan por A– se basa en la de Cleopatra por Plutarco, del mismo modo que le atrae la leyenda de La Tumba de la Cristiana. La expedición de Morhange-Saint Avit se inspira a su vez en un extraño episodio de 1880 en que fue procesado y condenado un oficial tras volver de una expedición solo, dejando atrás a su compañero muerto (¿asesinado por él?) y que en esa época fue un pequeño prolegómeno de lo que sería el Caso Dreyfus.

Macizo de Hoggart, Sahara.

Brigitte Djajasasmita. Flickr.

Apoyándose en un gran conocimiento del desierto por sus lecturas y por haber vivido en Túnez y Argelia de 1892 a 1907, sitúa Benoit la Atlántida en pleno Sahara, en el macizo del Hoggar, región mítica ya evocada por el Critias de Platón. Es decir, el mítico continente desaparecido sería producto no del hundimiento de un continente sino de su emersión. Muchos años después, se encuentran misteriosas pinturas en el Tassili que casi quieren confirmar la existencia de una antiquísima civilización acuática.

La novela se lee con curiosidad e interés, por la descripción del viaje, el misterio de esa reina fatal, Antinea, las referencias a temas históricos olvidados y la evocación de un mundo ya desaparecido. Fue Benoit un gran viajero con una especial intuición para resaltar lo singular, lo raro y misterioso del mundo colonial y de aquella época de la Francia Imperial. Más que impresiones de viaje nos dejó sus novelas, escenificadas en todas las partes del mundo, desde Utah a Palestina, de Indochina a Manchuria. Y sin olvidar Francia ni su tierra ancestral, el País Vasco francés, pues escribe una novela con los carlistas como protagonistas, Pour don Carlos. Benoit corre todo el mundo, se informa, es culto, conoce la historia y la geografía hasta sorprender a los marinos, a los militares y cartógrafos más avezados. Leído hoy, nos deja ese recuerdo de aquellos franceses que se inspiraron en el orientalismo, en el exotismo, en el mejor sentido de la palabra y que fueron artistas, arqueólogos, historiadores, escritores, militares ilustrados.

 

la atlantida, pierre benoit

12345 (4 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  La Atlántida, de Pierre Benoit, felizmente reeditada

Comentarios sobre  La Atlántida, de Pierre Benoit, felizmente reeditada

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.