GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

Histórico noticias



La aventura y la patria

No hay nada más opuesto a un paisaje de montaña que una de las calles más céntricas de Manhattan. Ni siquiera las hojas de los árboles conservan su espíritu en la Gran Ciudad, pues cuando caen en la Quinta Avenida dejan de ser Naturaleza para convertirse en suciedad.

28 de enero de 2013

El taxista acelera tras ejecutar un pésimo cambio de sentido en mitad de una avenida, y a punto está de atropellar a los peatones que se han puesto en movimiento nada más ver que cambió el color de las luces del semáforo. Uno de los peatones, un extranjero, al comprobar que al taxista le importa bien poco la vida de los que marchan a pie, hace un gesto levantando los hombros, recriminándole un tanto su dejadez. El taxista, un imponente hombre oscuro que guarda una pistola en la guantera, baja la ventanilla y escupe al extranjero su respuesta mostrando toda una fila de caninos de tiburón detrás de los labios: “¿Quieres morir?”grita, a pleno pulmón, soltando nicotina y alquitrán por la boca. Y a continuación se detiene con un brusco frenazo, subiendo una rueda al bordillo de la acera, mientras se escora hacia la guantera, dispuesto a recoger su arma para enfrentarse al extranjero.

La Galana

J. Joaquín Pérez

No se trata de un suceso inventado. Es algo que ocurrió a mediodía, en pleno agosto, en una de las calles más céntricas de Manhattan. La anécdota no tuvo consecuencias, porque el extranjero, abrumado a la vez que paciente, eludió el combate. Y se refugió en esa multitud informe y anónima que, de haber tenido lugar la ofensiva, se hubiera limitado a convertirse en espectador mientras cargaba la responsabilidad de la violencia en quienes no estaban presentes. Porque de ese cariz es la enfermedad de la ciudad por antonomasia. Si el paisaje nos construye, las grandes urbes contribuyen a la desazón con unos arañazos muy canallas en nuestro sistema nervioso. Ni siquiera las hojas de los árboles conservan un buen espíritu en las ciudades, un espíritu bueno, pues al caer son meras hojas podridas, suciedad. Sin embargo, en la naturaleza son alimento, son miel para Gaia.

No resulta sencillo que un horizonte interrumpido por edificios ayude a combatir la miopía. De hecho, a quienes tienen la condición de la mirada estrecha, a fuerza de tanto hormigón, conviene recomendarles horizontes amplios, que intenten hacer suya la perfección de los ocasos con viento morado, de la yerba colmada de un rocío que son diminutas piedras de hielo, de los naranjas del otoño en el bosque o de la nieve virgen, esa que cruje bajo las botas con un gemido de hojaldre. Otro carácter hubiera tenido el taxista de haber conocido la belleza, de haber conservado algunos átomos de su aliento libres de contaminación. Manhattan es un espanto. Cabe preguntarse qué pauta del alma desearía hacer de ese lugar su patria. Porque, a fin de cuentas, al igual que la aventura es el lugar hacia el que partir, la patria es el lugar donde quedarse. Son muy pocos los que han conseguido igualar la aventura y la patria, y entre ellos destaca Joseph Conrad, dado que en él tanto la patria como la aventura son el mar. En Conrad la patria y la aventura son, de nuevo, la mirada perdida en la belleza, en amplios horizontes.

atardecer con mar de nubes

J. Joaquín Pérez

Por eso nos resulta fácil comprender a quien elige hacer de su patria la montaña, un terreno abierto a la aventura. Y el sentido de aventura define al hombre de acción, mientras que el de verdadera patria, esa patria que se gesta en las emociones, determina al hombre contemplativo. Y no hay más intensidad en la vida de acción que en la de contemplación apacible. Porque la intensidad nos la va a dar la sensación de estar enamorado, y no la agitación de los estímulos que recibe el cuerpo. Tal vez por eso uno se siente enamorado cuando permite a su mirada vagar por los valles y las cumbres, por los collados y los arroyos, por las nubes y por unos paisajes preñados de un silencio muy entero.

aventura en la montaña

12345 (4 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Comentarios sobre  La aventura y la patria

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 28 de enero de 2013 a las 15:47

    Hala, halaaaa…., me parece un poco exagerado, a mí me gusta Manhattan, ¿para quedarme?, no sé, no me gusta el concepto de patria, incluso si se define como el sitio donde quedarse, hay muchos sitios donde me gusta quedarme…un tiempo.

    Por Celia
    • 28 de enero de 2013 a las 19:39

      Ninguna cultura es mejor que sus bosques, dijo W.H. Auden

      Por Ricardo Martinez Llorca