GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




La buena educación

‘Thoreau. La vida sublime’ es un cómic biográfico en el que se capta la esencia del filósofo americano: su espíritu libre, su lucha contra la esclavitud y la guerra, su amor a la naturaleza y a una existencia sencilla. Una obra escrita por A. Dan y dibujada por Maximilien Le Roy que acaba de publicar la editorial Impedimenta.

29 de octubre de 2013

¿Qué puede hacer de Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 1817-1862) un mito que no cesa? Casi doscientos años después de su nacimiento, apenas nadie cuestiona la figura de Thoreau. Es posible arremeter contra sus ideas, aunque quien lo hace no deja de mostrar respeto. Es posible arremeter contra su idealismo, aunque en el crítico puede subyacer la envidia o su hermana gemela, que es la incomprensión. Es posible cuestionar en qué calidad humana se encuadra su anarquismo, pero no cabe negar que en ese anarquismo está presente la poesía. Porque no lo construye con aquello que cabe dentro de un libelo político, ni con entrevistas célebres forjadas en el ingenio. No lo expresa con palabras, a pesar de que de todas las materias de las que se puede construir el lenguaje, escogió las palabras para expresarse. En realidad, su esencia humana es de fundamento anarquista porque, como demuestra en el lirismo con que trazó su vida, era un hombre que tenía fe en las personas. Pero no en los estados.

Acostumbrado a pensar mientras paseaba por los grandes espacios, a un ritmo nada acelerado, pues estaba enamorado de la lentitud; a observar la naturaleza y a renegar de todo aquello que la estuviera destruyendo; a escribir con una prosa sin otra ambición estilística que no fuera la limpieza, Thoreau sostenía que si a un soldado se le daba una buena educación, el resultado, inevitablemente, sería que terminaría desertando. Esa es su filosofía, que está encerrada en su forma de vivir, tan coherente con sus sentencias, sin teorías sistemáticas.

De ahí que destile tanta lucidez: su obra es una obra en marcha, la obra de un caminante. Alguien que consigue, con su ejemplo, que nos resulte impensable separar el compromiso social del respeto a la naturaleza. Un mito necesario para una condición humana que siempre ha necesitado mitos para no abandonar esa razón que nos incita a pensar que la vida vale la pena, esa razón que se resume en la feliz expresión de Eduardo Galeano: “el derecho al delirio”. Y, por encima de todos, el derecho al delirio como demostración de hombre libre.

Bosque.

Stuart, Flickr.

Pero, para Thoreau, el delirio no sería un sueño imposible. Sería, más bien, la salazón de una vida sublime, la vida en los bosques, la vida bajo el auspicio de la leyenda del Beatus Ille, con la sinceridad del austero buen salvaje, que es un ser real, que está al alcance no de todos los hombres, pero sí de cada uno de los hombres. Pero, para mantenerse en la lucha –porque lo importante es no bajar los brazos–, no basta con manifestarse en contra de la oligarquía, de la mercantilización, del capital y las finanzas y del imperialismo. Saberse vivo es luchar, y la batalla se gana sumando, añadiendo bien al bien. Y no cabe otra fórmula para que bonhomía tome cuerpo que no sea el ejemplo. De ahí que los defensores del medio ambiente, los pacifistas, los libertarios, los activistas que defienden el decrecimiento o que presentan alternativas a la guerra que se llama globalización, o los que denuncian cualquier forma de injusticia, tomen a Thoreau como mito. El modelo a seguir, en buena medida, es el del amante de la soledad, porque en la soledad más bondadosa está el silencio y la poesía del bosque, las buenas cosas que nos llevan a regenerarnos y a renovar nuestro compromiso.

Y la esencia de Thoreau, no la del hombre que fue, sino la del que sigue siendo, se encuentra en este cómic biográfico. Se trata de un cálido compendio en el que la selección de varios episodios extraídos de su obra, de Walden o de sus diarios, resumen el sentir de este filósofo de la naturaleza. Escrito y dibujado con parsimonia, lo que impone el tono del cómic, la vigencia del mito de Thoreau, es el color y la serenidad del color. Tal vez uno de los dos grandes aciertos que encierra este volumen. El otro gran acierto es ese corazón que late en la idea de publicarlo: esa llamada de atención para que no nos olvidemos de las cosas que nos vienen bien recordar, para resucitar las razones por las que merece la pena vivir.

libros de viaje, maximilien le roy, Thoreau

12345 (8 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  La buena educación

  • THOREAU MAXIMILIEN LE ROYPACO ROCADANIELA KRIENPIERRE RABHIHENRY DAVID THOREAUTHOMAS HARDYMOLLY KEANEMIQUEL MARTI I POLROY NORRISSUN TZUASA LARSSONMAXJEAN GIR
    IMPEDIMENTA

Comentarios sobre  La buena educación

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.