GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

  • Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    ExposicionesEl mundo no volvió a ser el mismo después de esta expedición. Doscientos treinta y nueve hombres y cinco naos partieron de Sevilla en 1519 en busca de una ruta por el oeste hacia la Especiería. Tres años después, regresaron dieciocho hombres y una nao, después de haber dado la vuelta al mundo. El Museo Naval de Madrid se une a la celebración del quincentario con la exposición Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la Vuelta al Mundo, abierta al público desde el 20 de septiembre.

  • Nómadas de Altái

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las comunidades nómadas kazajas del norte de Sinkiang migran anualmente hasta mil kilómetros de distancia, constituyendo uno de los movimientos estacionales más largos de Asia Central. Realizan dos viajes al año: pasan los meses de frío en un lugar fijo, resguardado del viento o en la orilla de un río, y en primavera parten hacia los pastos de verano, en el macizo Altái, en lugares más elevados y frescos. Al llegar el otoño, vuelven a sus asentamientos de invierno. Desplazamientos ...[Leer más]

  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

Histórico noticias



La conquista del Cervino IV. Un desafío permanente

Suiza, el país alpino con mayor número de cuatromiles, atrae cada año a cientos de aficionados y profesionales de la montaña dispuestos a encumbrar sus inalcanzables cimas. Unos lo consiguen; otros no podrán volver a a las aristas del Matterhorn.

29 de septiembre de 2012

Los Alpes extienden su arco a través de media docena de naciones, pero es Suiza el país alpino por excelencia. Si Francia posee la montaña más alta (el Mont Blanc), Suiza se apropia el mayor número de macizos importantes. En toda la cadena hay 88 picos que superan los 4.000 metros (los codiciados cuatromiles, en el argot de los escaladores), de los que 42 –casi la mitad– se encuentran en territorio helvético.

Semejante concentración de cumbres atrae a los aficionados y profesionales de la montaña como el imán al hierro. “Pero ninguna le hace sombra al Matterhorn”, sigue explicándome Hans, “las hay más altas, también más vastas, pero ninguna se le puede comparar”.

Zermatt y su valle, desde la cumbre del ervino.

Javier Jayme

Para cualquier alpinista con ambiciones, la ausencia de esta cima en su historial es una grosera mancha delatora. “El Cervino concentra todos los honores, recoge todos los homenajes”, reconoce el gran escalador Michel Vaucher. El viento que hincha las velas es siempre el mismo: si ayer el viaje a París deparaba a la clase media americana reputación social, hoy el ascenso al Matterhorn significa el prurito de la conquista y la vanidad del trofeo.

Reunión en el Pico Tyndall (4.240 m.). Al fondo, el Mont Blanc.

Javier Jayme

Nos encontramos en el Hornli Hütte (3.260 metros de altitud), el espléndido refugio del Club Alpino Suizo al pie de la arista noreste del Cervino, su vía normal de escalada. El firmamento, cuajado de estrellas, presagia buen tiempo. Se lo comento a Hans. “No se fíe. Aquí los pronósticos no valen. A menudo, incluso si la cumbre está despejada, una nube de hasta mil metros de espesor envuelve la pared. Desde Zermatt la gente ve sol por todo el valle y piensa que el tiempo es excelente, mientras en el monte hay una ventisca y bastantes grados bajo cero”.

Técnicamente, la escalada no es de las más difíciles; el problema reside en el severo ambiente de alta montaña. La partida nocturna supone ya un comienzo desapacible. A la sola luz de la linterna frontal, las pérdidas son frecuentes y peligrosas. Los 1.218 metros de desnivel hasta la cumbre exigen una buena condición física. Por encima de los 3.700 el mal de altura –cefalalgias, vómitos, taquicardias, embotamiento mental– impone su ley. A partir de los 4.000 metros la nieve y el hielo complican la progresión. Las cuerdas fijas ayudan a superar los pasos más atléticos y aéreos, pero los montañeros que suben y bajan las convierten en un embudo doble. La aglomeración humana se traduce en atascos que incrementan el riesgo de accidentes; sin contar con los retrasos, siempre indeseables en la empresa alpina, donde ajustarse al horario previsto es factor primordial de seguridad. Todo esto hace que diez personas pierdan la vida cada año en el Cervino.

La gran cruz de hierro, en la cumbre del Cervino.

Javier Jayme

Hans se dispone a partir con su cliente americano, al que previamente, siguiendo la vigente normativa, ha sometido a un rutinario examen de sus conocimientos técnicos sobre nudos, empleo de mosquetones, etc. En breve, la arista será un gusano de lucecitas tímidas y discontinuas buceando en la noche cristalina. Le deseo suerte. Algún día volveremos a vernos, estoy seguro. Hay una primera vez para el Cervino, pero no una última; y yo, al igual que Hans, soy de los que siempre retornan.

cervino, matterhorn

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Jayme

Comentarios sobre  La conquista del Cervino IV. Un desafío permanente

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.