GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




La India de Kipling

Los exploradores ingleses y muchos escritores decimonónicos dedicaron a India sus mejores obras. Uno de ellos fue el Premio Nobel de Literatura Rudyard Kipling, que acercó esta región a los europeos con sugerentes relatos, cuentos y novelas como ‘El libro de la selva’, ‘El hombre que pudo reinar’ o ‘Kim’.

27 de abril de 2015

Tras la pérdida de los Estados Unidos, Inglaterra puso su energía en reconstruir su imperio, lo que hizo a través de la penetración en India, que entonces abarcaba Pakistán, Afganistán, Ceilán, Nepal y lo que hoy es Bangladesh.

Los exploradores ingleses y muchos escritores decimonónicos le dedicaron a la India sus mejores obras, entre la fascinación y la condescendencia, entre el afán imperialista y la pulsión genuinamente literaria. Recordemos a Burton, por ejemplo. Ello ha hecho que este subcontinente tenga una visibilidad incomparable con la de otras colonias, británicas, francesas, españolas o portuguesas de esa misma época.

Uno de los más destacados, si no el más, fue Rudyard Kipling, quien nos trajo India a los europeos. Una visión singular, brillante, amena que, sin embargo, fue criticada ya en su tiempo y que hoy es revisada, de nuevo, por la profesora india Manjula Balakrishnan, filóloga hispánica por la Universidad Nehru y de la Universidad Alfonso X el Sabio.

Rudyard Kipling perteneció al mundo victoriano –nació en 1865– y como tal contempló el panorama del planeta. En cierto modo, por su edad tuvo una visión más cercana a la de los orientalistas y a aquellos viajeros románticos –como los que surcaron la España de entonces– que a la de los escritores viajeros de después de la Primera Guerra Mundial, cuando la percepción del mundo había cambiado radicalmente; por ello no es posible reprocharle sin perdón sus prejuicios ni su visión de la superioridad inglesa. Era lo que había, iconos del imperialismo. Visto hoy, naturalmente que podemos considerarlo un adalid del imperialismo, como tantas – ¿demasiadas?– veces se reitera en la obra de la profesora Balakrishnan.

La India de Kipling

Samuel Howitt.

El libro es un recorrido ameno, plural, de la obra de Kipling y, sobre todo, de su visión de India y cómo la plasmó en sus obras. El libro es, pues, una guía de la obra del inglés, pormenorizada y completa, y en cierto modo un ajuste de cuentas con el escritor. No hay muchos detalles biográficos, sobre todo si no tienen que ver con India, que hubieran sido bienvenidos. Pero hubiera sido útil describir el contexto de los reinos indios, cómo vivían los indios bajo el yugo de los rajás, la pobreza, la semiesclavitud, las epidemias, lacras, que los ingleses se esforzaron, con mejor o peor fortuna, en erradicar. Y entre ellos no menos que el mismo premier, William Gladstone. Ello hubiera explicado la posición de Kipling, por mucho que no se codease con el pueblo llano indio.

Por supuesto que la visión colonial era la prevalente entre los ingleses, como lo era en toda Europa, e incluso en Estados Unidos respecto de la América hispana; pero sin olvidar tantos avances que permitieron salir a India de un atraso incomparable con el de otras colonias similares. La lengua inglesa, la administración, los ferrocarriles, el correo, el ejército, fueron otros tantos elementos estructurantes que los ingleses aportaron. En el trasfondo de este libro se percibe algo todo eso, como los museos, la medicina, la prensa y las editoriales, la organización impuesta por los ingleses.

Kipling, al describir el país, tenía menos de cuarenta años y su obra principal data del siglo XIX. Quizá caiga en el estereotipo, pero no más que un Théophile Gautier en España o los pocos franceses –Fromentin– que escribieron en el siglo XIX y principios del XX sobre Argelia o el África francesa. Ya hubiéramos querido en España tener un testimonio sobre la América española comparable al de Kipling. Pero los escritores españoles estaban sumidos en su mismidad, en lamentar la decadencia y en la nostalgia del Imperio, llegando, todo lo más, a constituir una problemática y discutible Generación del 98.

Los libros de Kipling sobre India reúnen didactismo, humor y autobiografía, nos dice la profesora. A veces, no muchas, ésta hace justicia al escritor reconociendo su estilo directo, la vivacidad de los relatos, la novedad que constituían entonces para los lectores ingleses –fue el escritor que más nuevas palabras aportó a la lengua inglesas desde Shakespeare–. No parece justo reducir, de todas formas, la actitud de los anglo-indios a la condescendencia o a la aversión por la gente oscura; me parece demasiado reductora. Hubo muchos debates en el Parlamento británico, muchas controversias, tanto en el seno de los conservadores como de los liberales. Kipling, que perdió a su hijo en la Primera Guerra Mundial, percibió claramente la amenaza nazi, que ya observó, pues falleció en 1936. Para él, el Imperio británico era el dique contra la barbarie, viniera de donde viniera.

El libro está muy bien editado por Miraguano, editorial y librería que siempre nos sorprende, pues, literalmente, huye de los senderos más trillados. Con un tipo de letra muy legible, en papel crema bien elegido y una portada muy acertada, atrae al potencial lector. Y lo que hay que agradecer a la autora, Manjula Balakrishnan, es que nos da ganas de leer, y releer, a Kipling, y de viajar a India. Es un libro ilustrativo y sugerente.

la india de kipling, libros de viaje, Manjula Balakrishnan, rudyard kipling, viaje a india

12345 (1 votos. Media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

Libros relacionados con  La India de Kipling

Comentarios sobre  La India de Kipling

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.