GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




¿La montaña y el amor?

Elogiamos a los editores que publican literatura de montaña porque estamos buscando libros que nos ayuden a definir su canon. Elogiamos el Premio Desnivel, un acicate para los creadores y también para la divulgación de uno de nuestros géneros preferidos.

6 de enero de 2013

¿Cuáles fueron los tres únicos deportes que, a juicio de Hemingway, merecían una dedicación, una conciencia narrativa, un relato épico? Tal vez el boxeo, tal vez las corridas de toros y tal vez el alpinismo. Respecto a los dos primeros, haríamos mejor en bloquear las consecuencias que produce reflexionar o sentir sobre ellos. Combinar violencia y espectáculo, o muerte y espectáculo, raramente provoca pensamientos nobles, raramente genera emociones dignas. A pesar de Hemingway, ese periodista convertido en soldado de sí mismo, capaz de escribir, por alguna argucia de un destino con pasiones, un texto tan hermoso como El viejo y el mar. Nos queda, pues, la montaña. Y la literatura de montaña, una especialidad que posiblemente no sea un género literario, pero que forma un conjunto con muchos factores en común con la literatura de viajes, pues el que regresa es un hombre distinto, o con la literatura de aventuras, pues la trama roza la épica, o con la poesía, porque la belleza es un telón de fondo perfecto.

Reducir la literatura de montaña a los testimonios de las ascensiones, a un documento, es poner puertas al campo. La literatura de montaña crece, por suerte, hasta abarcar el género biográfico y autobiográfico, la ficción, la crónica o el ensayo. Si pensáramos que no se relaciona con el viaje, porque no se relata el desplazamiento, es como si redujéramos un libro del estilo de Memorias de África a términos costumbristas, porque no se incluye el trayecto desde Dinamarca a Kenia. Si elimináramos las novelas ambientadas en cordilleras, estaríamos considerando que Moby Dick no es literatura del mar, ni La línea de sombra, ni Los traficantes de naufragios, relatos que sólo han podido suceder, en la imaginación del autor y del lector, gracias a la inmensidad de los océanos.

Portada de El leopardo de las nieves para Penguin

Para poner los puntos sobre las íes, tomemos como ejemplo El leopardo de las nieves, de Peter Matthiessen. Se trata, sin duda, de un libro de viajes, porque es iniciático, naturalista, antropológico, itinerante. Y también de literatura de montaña, sin reflejar ninguna ascensión, porque esa iniciación, esa inquietud ecológica y espiritual y cultural, sólo ha podido tener lugar en el Himalaya. Es un ensayo, en el sentido en que lo son los que escribió Montaigne, y es poesía, porque es pensamiento y es sentimiento. Y, por encima de todo, es una obra maestra de la literatura. Que es lo que de verdad importa. La literatura de montaña pertenece a la literatura de viajes en la misma medida en que pertenece a la épica y a la lírica. O tal vez la épica y la lírica pertenezcan a las montañas. Y también, por qué no, el viaje pertenece a las montañas. Al igual que pertenece al mar.

Queriendo definir o dar firmeza a la literatura de montaña, en el año 1999 nace el Premio Desnivel. Desde entonces, por el pódium del mismo han circulado novelas, cuentos, investigaciones periodísticas, testimonios de viaje, híbridos que combinan el mundo imaginado y el real, la ciencia ficción y, como no podía ser menos, reflexiones autobiográficas que siguen la estela de Bájame una estrella, el libro de Miriam García Pascual que, a la hora de valorar literariamente, conviene atenerse al alto valor literario que posee la inocencia. En la última convocatoria, el ganador ha sido el escritor Javier Arruga, con su obra De la montaña y el amor.portada de De la montaña y el amor

Dividida en tres partes, De la montaña y el amor es una novela que no consigue aportar gran cosa al mundo literario. En la primera, el narrador recorre los valles que conducen al campo base del Annapurna. El registro es un tanto tópico y llega a caer, en la lástima que expresa ante lo que cruza por su campo de visión, en un paternalismo neocolonial. En la segunda parte, unos montañeros de élite, atrapados en el K2, padecen una increíble verborrea, una cháchara que no se detiene ni ante la falta de pilas del walkie-talkie. Cuando el lector llega a la tercera parte, donde ambas se unen, ya no le interesa demasiado el destino de los personajes. La falta de verosimilitud y de imaginación les ha acartonado. Hay, además, una redacción que enturbia los buenos propósitos de Arruga. Salpicada de una sintaxis que merece una revisión, saltan, aquí y allá, cacofonías y rimas involuntarias, o palabras que enturbian la parte de la escritura que es cuestión de oído. El texto parece escrito deprisa, llegando a recurrir a frases hechas.

Torino y Arista de Rochefort

Javi Gandaki

Aunque existe un atisbo de luz en la idea del autor, un apunte en el que no estaría de más indagar, referido a las relaciones combinadas de los grandes himalayistas, los superhombres, con los que acuden a la montaña por motivos al alcance de los humanos. Todo eso que cabría entre el gran deporte y la contemplación asoma, con poca pericia, en la novela. Es posible que a esto se refiera la palabra amor que figura en el título de la obra. Se nos antoja que, eso sí, se abre aquí una buena ruta para la literatura de montaña.

Hay que elogiar la dedicación y el interés de una editorial como Desnivel, que tanto ha aportado a nuestras estanterías. Y desear que siga en la brecha. Porque serán ellos, y gente como ellos, los que terminen por encontrar eso que le falta a la literatura de montaña y que ya existe en la literatura del mar: nuestro Joseph Conrad, nuestro Robert Louis Stevenson, nuestro Herman Melville.

literatura de montaña, premio desnivel

12345 (8 votos. Media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  ¿La montaña y el amor?

Comentarios sobre  ¿La montaña y el amor?

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.