GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Cartografiando la Luna

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    The Map House, LondonTrescientos años antes de que los estadounidenses llegaran a la Luna, un sacerdote y erudito alemán, Athanasius Kircher, dibujó un mapa de la cara visible de nuestro satélite. Este y otros tesoros pueden verse en una exposición que explora la historia de la cartografía lunar y celeste: The Mapping of the Moon: 1669-1969, hasta el 21 de agosto en la Map House de Londres.

  • Los marroquíes de Leila Alaoui

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La fotógrafa y vídeo-artista Leila Alaoui (1982-2016) falleció trágicamente víctima de las heridas sufridas tras el atentado de Uagadugú, en Burkina Faso, el 15 de enero de 2016, cuando trabajaba en un reportaje sobre la condición de la mujer, por encargo de Amnistía Internacional. Una exposición en la Casa Árabe de Madrid homenajea su trayectoria y compromiso vital mostrando treinta retratos realizados por la autora en entornos rurales de Marruecos. Abierta al público hasta el 22 ...[Leer más]

  • Hannah Collins y Hassan Fathy

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El arquitecto Hassan Fathy (1900-1989) pensó sus ciudades como proyectos casi utópicos, utilizando diseños y materiales tradicionales para las clases más humildes, con trabajos tan ambiciosos como el de Nueva Gourna, una villa en Luxor hecha de belleza y barro, concebida para una sociedad sostenible; la población, sin embargo, nunca acabó de aceptar la propuesta y las casas de adobe se fundieron con autoconstrucciones modernas.  La artista británica Hannah Collins rescata la ...[Leer más]

  • Libros raros chinos online

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos ha digitalizado su colección de libros raros chinos. Más de mil obras anteriores a 1796, algunas de las cuales se remontan al siglo XI, son ya accesibles desde su página web: sutras budistas, mapas antiguos, textos sobre remedios médicos... y acuarelas que representan la vida en Taiwan antes de la llegada de los colonos Han. Debido a las dificultades de conservación, parte de esta colección no puede exponerse al público, por lo que la ...[Leer más]

  • China: Cinco miradas de mujer

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Cine chinoLi Yu, Ann Hui, Zhao Wei , Guo Xiaolu y Sylvia Chang han dirigido algunas de las películas más relevantes realizadas en China desde el año 2007 hasta el 2017. Casa Asia y la Fundació Institut Confuci de Barcelona les dedican un ciclo de cine, donde a lo largo del mes de junio se proyectarán las últimas obras de las directoras. La entrada es libre hasta completar aforo con inscripción previa.

Histórico noticias



¿La montaña y el amor?

Elogiamos a los editores que publican literatura de montaña porque estamos buscando libros que nos ayuden a definir su canon. Elogiamos el Premio Desnivel, un acicate para los creadores y también para la divulgación de uno de nuestros géneros preferidos.

6 de enero de 2013

¿Cuáles fueron los tres únicos deportes que, a juicio de Hemingway, merecían una dedicación, una conciencia narrativa, un relato épico? Tal vez el boxeo, tal vez las corridas de toros y tal vez el alpinismo. Respecto a los dos primeros, haríamos mejor en bloquear las consecuencias que produce reflexionar o sentir sobre ellos. Combinar violencia y espectáculo, o muerte y espectáculo, raramente provoca pensamientos nobles, raramente genera emociones dignas. A pesar de Hemingway, ese periodista convertido en soldado de sí mismo, capaz de escribir, por alguna argucia de un destino con pasiones, un texto tan hermoso como El viejo y el mar. Nos queda, pues, la montaña. Y la literatura de montaña, una especialidad que posiblemente no sea un género literario, pero que forma un conjunto con muchos factores en común con la literatura de viajes, pues el que regresa es un hombre distinto, o con la literatura de aventuras, pues la trama roza la épica, o con la poesía, porque la belleza es un telón de fondo perfecto.

Reducir la literatura de montaña a los testimonios de las ascensiones, a un documento, es poner puertas al campo. La literatura de montaña crece, por suerte, hasta abarcar el género biográfico y autobiográfico, la ficción, la crónica o el ensayo. Si pensáramos que no se relaciona con el viaje, porque no se relata el desplazamiento, es como si redujéramos un libro del estilo de Memorias de África a términos costumbristas, porque no se incluye el trayecto desde Dinamarca a Kenia. Si elimináramos las novelas ambientadas en cordilleras, estaríamos considerando que Moby Dick no es literatura del mar, ni La línea de sombra, ni Los traficantes de naufragios, relatos que sólo han podido suceder, en la imaginación del autor y del lector, gracias a la inmensidad de los océanos.

Portada de El leopardo de las nieves para Penguin

Para poner los puntos sobre las íes, tomemos como ejemplo El leopardo de las nieves, de Peter Matthiessen. Se trata, sin duda, de un libro de viajes, porque es iniciático, naturalista, antropológico, itinerante. Y también de literatura de montaña, sin reflejar ninguna ascensión, porque esa iniciación, esa inquietud ecológica y espiritual y cultural, sólo ha podido tener lugar en el Himalaya. Es un ensayo, en el sentido en que lo son los que escribió Montaigne, y es poesía, porque es pensamiento y es sentimiento. Y, por encima de todo, es una obra maestra de la literatura. Que es lo que de verdad importa. La literatura de montaña pertenece a la literatura de viajes en la misma medida en que pertenece a la épica y a la lírica. O tal vez la épica y la lírica pertenezcan a las montañas. Y también, por qué no, el viaje pertenece a las montañas. Al igual que pertenece al mar.

Queriendo definir o dar firmeza a la literatura de montaña, en el año 1999 nace el Premio Desnivel. Desde entonces, por el pódium del mismo han circulado novelas, cuentos, investigaciones periodísticas, testimonios de viaje, híbridos que combinan el mundo imaginado y el real, la ciencia ficción y, como no podía ser menos, reflexiones autobiográficas que siguen la estela de Bájame una estrella, el libro de Miriam García Pascual que, a la hora de valorar literariamente, conviene atenerse al alto valor literario que posee la inocencia. En la última convocatoria, el ganador ha sido el escritor Javier Arruga, con su obra De la montaña y el amor.portada de De la montaña y el amor

Dividida en tres partes, De la montaña y el amor es una novela que no consigue aportar gran cosa al mundo literario. En la primera, el narrador recorre los valles que conducen al campo base del Annapurna. El registro es un tanto tópico y llega a caer, en la lástima que expresa ante lo que cruza por su campo de visión, en un paternalismo neocolonial. En la segunda parte, unos montañeros de élite, atrapados en el K2, padecen una increíble verborrea, una cháchara que no se detiene ni ante la falta de pilas del walkie-talkie. Cuando el lector llega a la tercera parte, donde ambas se unen, ya no le interesa demasiado el destino de los personajes. La falta de verosimilitud y de imaginación les ha acartonado. Hay, además, una redacción que enturbia los buenos propósitos de Arruga. Salpicada de una sintaxis que merece una revisión, saltan, aquí y allá, cacofonías y rimas involuntarias, o palabras que enturbian la parte de la escritura que es cuestión de oído. El texto parece escrito deprisa, llegando a recurrir a frases hechas.

Torino y Arista de Rochefort

Javi Gandaki

Aunque existe un atisbo de luz en la idea del autor, un apunte en el que no estaría de más indagar, referido a las relaciones combinadas de los grandes himalayistas, los superhombres, con los que acuden a la montaña por motivos al alcance de los humanos. Todo eso que cabría entre el gran deporte y la contemplación asoma, con poca pericia, en la novela. Es posible que a esto se refiera la palabra amor que figura en el título de la obra. Se nos antoja que, eso sí, se abre aquí una buena ruta para la literatura de montaña.

Hay que elogiar la dedicación y el interés de una editorial como Desnivel, que tanto ha aportado a nuestras estanterías. Y desear que siga en la brecha. Porque serán ellos, y gente como ellos, los que terminen por encontrar eso que le falta a la literatura de montaña y que ya existe en la literatura del mar: nuestro Joseph Conrad, nuestro Robert Louis Stevenson, nuestro Herman Melville.

literatura de montaña, premio desnivel

12345 (8 votos. Media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  ¿La montaña y el amor?

Comentarios sobre  ¿La montaña y el amor?

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.