GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




La presa de Aldeadávila

Naturaleza y artificio, un muro curvo de hormigón entre paredes graníticas, se aúnan en Aldeadávila, en los Arribes del Duero, para crear un paraje fascinante. Su presa fué construida hace medio siglo creando un paisaje del que hubiera disfrutado aún más Miguel de Unamuno.

8 de julio de 2012

El Duero discurre encajonado a lo largo de casi 100 kilómetros, un recorrido fronterizo entre España y Portugal. Abrirse paso entre paredes de roca de más de 400 metros de altura no parece empresa fácil ni de plazo corto. Unos trescientos cincuenta millones de años llevan sus aguas zanjando los espectaculares cañones que se conocen como  las Arribes del Duero. Unamuno, que descubrióestas tierras en 1898, dijo de ellas que eran “el paisaje agreste más bello e impresionante de España”. El río bajaba de norte a sur, precipitándose en suave cascada, hasta que la potencia de sus aguas fue domesticada y aprovechada para transformarla en energía.

A siete kilómetros de Aldeadávila de la Ribera, provincia de Salamanca, la presa de Aldeadávila forma parte de un rosario de presas y embalses que se conocen como Saltos del Duero: San Román, Ricobayo, Villalcampo, Saucelle y Almendra, en territorio español; Bemposta, Miranda y Picote, en Portugal.

La presa de Aldeadávila vista desde el Mirador del Fraile

Galeria Flickr de sandrahx

Geometría pura, ingrávida solidez, una cortina curva de hormigón que se hinca en el angosto lecho del río. Las puntas de diadema de la presa de Aldeadávila avanzan sobre el vacío y se proyectan en las aguas. Como una gigantesca escultura, modifica el paisaje de la zona.

Para contemplarla en todo su esplendor, hay que acceder por el Llano de la Bodega al Mirador del Fraile. Desde este se dominan las profundidades del río y el gigantesco muro de la presa. El mirador, colgado sobre un saliente de la cortada, cae a pico sobre unas aguas remansadas. Para alivio de los sufridores de vértigo, está protegido por una tela metálica, tiene detrás el Picón de Felipe, una roca picuda, como indica su nombre, con un apellido tomado de una leyenda local. Se supone que un paisano llamado Felipe habría tratado de demolerla a mazazos para construir un puente de piedras y así poder pasar a la orilla opuesta para visitar a su enamorada. Enfrente, en tierras de Portugal, bajo la pared rocosa, está excavada la central eléctrica.

A principios del siglo XX, la revolución eléctrica daba un vuelco a la industria y empezaba a transformar la vida cotidiana. Promotores e ingenieros echaron la vista al Duero como posible productor de energía. La primera presa, la de San Román, en el Esla, su afluente, fue inaugurada en 1907. A ella siguieron otras a lo largo del río. En la década de los 30, el ingeniero guipuzcoano José Orbegozo recorrió a caballo las laderas de los Arribes, localizó los mejores emplazamientos para los saltos, trazó los proyectos iniciales y convenció de su viabilidad a empresarios, capitalistas y autoridades. La construcción de la presa de Aldeadávila y de la central eléctrica encerrada en el subsuelo, promovidas por Iberduero, duró siete años, entre 1956 y 1963.

Imágen en blanco y negro de las tareas de construcción de la central

Galeria de imágenes de Iberdrola

Se eligió para emplazar el salto de Aldeadávila un estrechamiento del Duero, con dos peñas casi simétricas situadas a ambos lados del cañón, que tiene aquí más de 400 metros de profundidad. Complejos estudios técnicos, ensayos con modelos a escala en los laboratorios de hidráulica… Cuatro años dedicaron topógrafos e ingenieros a asegurarse de que la dureza e impermeabilidad del terreno eran idóneas, y las posibilidades de fallos, mínimas. Se empezó por desviar el cauce para desecar la zona donde se había de construir la presa. Los trabajadores descendían al fondo del cañón por escaleras grapadas a la roca. Para poder pasar hombres y materiales de una orilla a otra, se lanzó un cable por lo alto mientras se construía un puente capaz de soportar el peso de camiones.

Se horadó la base de la ladera oeste del acantilado, desalojando más de medio millón de toneladas de granito, para excavar una caverna de 140 metros de largo, 40,5 de alto y 19 de ancho. Allí se alojaría la maquinaria (turbinas, alternadores, generadores, etc.) encargada de transformar en energía la fuerza del agua embalsada. Es esta la parte más misteriosa e inaccesible de la obra, escondida en el interior de la roca y sellada por una fachada de hormigón y una enorme puerta de hierro. El conjunto, presa y central, resultó un imponente alarde técnico para la época. Instalaciones interiores de la central hidroeléctrica de Aldeadávila

A nosotros, viajeros curiosos, legos en la materia, acercarnos a la presa de Aldeadávila, nos lleva a un paraje fascinante, a un complejo industrial y una obra pública de escala colosal, nos brinda la posibilidad de visitar, de camino, esas Arribes del Duero que tanto impresionaron a Unamuno.

 

Arribes del Duero, presas y embalses, Ríos

12345 (3 votos. Media: 4,67 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de María Unceta

Comentarios sobre  La presa de Aldeadávila

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 11 de julio de 2012 a las 4:49

    Me parece una buena síntesis de esta obra arquitectónica y de la ingeniería civil. La idea de que a MIGUEL DE UNAMUNO le habría gustado aún más es sugestiva…y dada su querencia por el avance de la economía y del bienestar de la población, es seguro que fuera cierto.

    saludos desde Aldeadávila y gracias.

    Por Anastasia