Azímut

22 de octubre de 2017
“Explorando como curiosos y no como conquistadores”. Jules Verne.
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

La montaña y el arte

Miradas desde la pintura, la música y la literatura

EDUARDO MARTINEZ DE PISON

Editorial: FORCOLA
Lugar: MADRID
Año: 0
Páginas: 616
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Cada vez que Eduardo Martínez de Pisón se pone al teclado, ya sabemos que nos regalará toda su inmensa erudición. En "El sentimiento de la montaña", libro escrito al alimón con Sebastián Álvaro, ya nos dejo un aperitivo, pero sus muchos seguidores sabíamos que el maestro, tarde o temprano, se pondría a la tarea de recopilar su asombrosa erudición montañesca como hecho cultural. Aquí tenemos el resultado: más de 600 páginas dedicadas a las cumbres como inspiración para la pintura y el arte, la música, la literatura y sin que falte un capítulo dedicado a las nuestras. Uno de esos libros que ya se quedan para siempre en la estantería y se convierten en imprescindibles.
Noticias en la Línea
  • Urbs beata Hierusalem

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los viajeros que se aventuraban por Tierra Santa en los siglos XVI y XVII no lo tenían nada fácil. En palabras de un alemán que acompañó a Ignacio de Loyola hasta Jerusalén, el peregrino debía llevar bien llenas tres bolsas: la del dinero, pues lo necesitaría a cada paso; la de la fe, para no dudar de nada que le contaran; y la de la paciencia, para sufrir todo tipo de ofensas. Una exposición en la Biblioteca Nacional de España muestra la magnífica colección de libros de ...[Leer más]

  • Geografía física y humana

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Exposición en La Casa EncendidaAnna Bella Geiger dibuja mapas ―territorios históricamente asignados a los hombres― para reflexionar sobre las políticas coloniales, los estereotipos culturales, las exclusiones y los discursos impuestos por la hegemonía. Su aspiración: crear una cartografía nueva donde las mujeres tengan esos espacios que les han sido negados. La obra de la artista brasileña puede verse en hasta el 7 de enero en La Casa Encendida de Madrid.

  • La irresistible atracción del Ártico

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Sociedad Geográfica EspañolaLa Sociedad Geográfica Española dedica el mes de octubre al Polo Norte, con conferencias sobre la historia y exploración de las regiones árticas, su importancia geopolítica en el siglo XXI, los problemas a los que se enfrenta con el cambio climático y la atracción que ejercen sus hielos sobre los viajeros de nuestro tiempo.Consultar los detalles de la programación aquí.

  • Ciclo de cine africano

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Casa ÁrabeQuien se perdiera el Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) 2017 tiene la oportunidad de ver las películas proyectadas en el ciclo de otoño que ha programado Casa África en sus sedes de Madrid y de Córdoba. Entre ellas, El último de nosotros, del director Ala Eddine Slim, premiada como mejor largometraje: una ficción sin diálogos cuyo personaje principal recorre espacios infinitos para intentar cruzar de forma clandestina a Europa.

  • Literatura de viajes: escritoras viajeras

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El Club de Lectura 'Una habitación propia', promovido por la concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Avilés, dedica su próximo ciclo a la literatura de viajes, con obras de las escritoras Martha Gellhorn (11 de septiembre), Vita Sackville-West (9 de octubre), Brigitte Reimann (13 de noviembre) y Ella Maillart (11 de diciembre), de quien se leerá El camino cruel. Las tertulias se desarrollarán a las 17.30 horas en el centro de Documentación de Mujeres, ubicado en la calle Fernando ...[Leer más]

Histórico noticias

La Línea del Horizonte Ediciones




La vida al alcance de todos

Antonio Picazo ha escrito sesenta biografías de viajeros de toda índole, nobleza y calaña que nos enamora por su desenfado en la escritura. Hombres y mujeres –unos más famosos, otros desconocidos para nosotros– que un día emprendieron camino con la maleta o el petate.

16 de septiembre de 2015

Si algo cabe achacarse a este libro, Viajeros lejanos, es que Antonio Picazo sea consciente de la necesidad de seleccionar a las personas cuya vida va a reseñar. Sesenta es un número aparentemente prometedor; pero a cualquiera le hubiera gustado que fueran ciento veinte, doscientos, mil; porque uno no se cansa nunca de ir leyendo cada breve capítulo dedicado a cada uno de los viajeros. La empresa de elaborar una enciclopedia de viajeros es descomunal. Así pues, Picazo edifica un libro personal sobre algunos viajeros. La selección es incandescente. En primer lugar, porque basta un primer vistazo al índice para preguntarse por qué no figura ahí Thomas Cook o John Muir o Cristóbal Colón o Reinhold Messner, o tantos otros. La constante intriga acerca de las razones que llevan a Picazo a seleccionar al siguiente viajero mantiene al lector con todos sus sentidos en el texto. En segundo lugar porque, excepto el propio autor, nadie o casi nadie podría haber dado con muchos de estos personajes. Cualquiera puede pensar en Peary o Stevenson. A muy pocos se les hubiera ocurrido que el lugar de T. E. Lawrence lo ocupara Gertrude Bell. Para explicar la razón que le motiva, uno no puede por menos que escrutar cada frase hasta hallar la que marca la intriga. Esa misma intriga que ocupa el tercer lugar en la incandescencia: la maldición de que no sean más extensos los textos.

Viajeros lejanosAfortunadamente, Ediciones del Viento construye un libro bellísimo, uno de esos que da gusto tener entre manos. Además, completa los relatos con bibliografía, filmografía o enlaces páginas web donde completar el paisaje de cada biografía. Y siempre añadiendo las mejores imágenes para representarnos al viajero o los mapas que trazó o los lugares de paso o los lugares a los que ancló su destino.

En apenas una tarde, cualquiera puede dar buena cuenta de esta sucesión de vikingos, embajadores medievales, colonizadores, navegantes, naturalistas, escritores, espías, antropólogos, arqueólogos, renegados o inventores. Un único rincón del mundo, la Antártida, queda alejada de esta selección: podemos echar de menos a Shackleton o Admunsen. Pero con lucidez descubrimos a un desconocido polaco que recorrió África en bicicleta a principios del siglo XX, o a un hombre cualquiera que hizo detenerse a un autobús para decir “a partir de ahora iré andando”, antes de adentrarse en la selva. Nadie discutirá la presencia de Fitz Roy, que a estas alturas se valora tanto como la del propio Darwin, su compañero de viaje, cuya fama, al ser mayor que la del capitán del barco, hace menos necesaria su presencia. En apenas un esbozo, eso sí, Picazo nos da cuenta de la personalidad de cada uno de ellos, de su talante pendenciero o su bagaje cultural, de su exquisitez o su arrojo, de su bohemia o de su austeridad, de su intrépida búsqueda o de la casualidad que marcó su vida, de su ambición o de su humildad.

En el prólogo, Picazo menciona que algunos están aquí por ser entrañables o por ser románticos. Ni uno solo de ellos deja de ser entrañable y romántico para el lector tras leer el apunte biográfico. Los relatos no dejan indiferente, pues el mayor inciso es el sentimental, que es la motivación que a Picazo le ha llevado a reunirlos. En todos ellos es común la pasión por vivir. Se trata de esas personas a las que uno quisiera encontrar cuando se ha perdido en el interior de una cueva oscura. Dado que seguro que, sea quien sea, cualquiera de estos sesenta, llegará hasta nosotros con una linterna en la mano. Escrito con un estilo académico, variando la composición cronológica o motivacional en cada crónica para sustraer en cada caso lo que mejor nos agarrará del pescuezo para meternos de lleno en el libro, Picazo nos echa una muy buena mano a la hora de crear eso que ahora es tan imprescindible para sobrevivir a la realidad, eso que se conoce como leyendas.

Antonio Picazo, libros de viaje, Viajeros lejanos

12345 (9 votos. Media: 4,89 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Ricardo Martínez Llorca

Libros relacionados con  La vida al alcance de todos

Comentarios sobre  La vida al alcance de todos

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.