GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

  • La India del XIX bajo mirada fotográfica

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una exposición en el Museo Guimet de París ilustra cómo el reciente invento de la fotografía plasmó, en el siglo XIX, la grandeza de la civilización india, dando forma en el extranjero a la imagen de un país para muchos misterioso y desconocido. Noventa instantáneas originales de paisajes, arquitectura, escenas de la vida cotidiana y personajes podrán verse hasta el 17 de febrero de 2020, con trabajos como los de Linneo Tripe, William Baker o Samuel Bourne, quien realizó tres ...[Leer más]

  • Fronteras en el CNDM

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Las fronteras son una invención, pero, desde un punto de vista artístico, solo deben servir para ser obviadas o, aún mejor, contravenidas, y así abandonar los carriles centrales, orillarse hacia los arcenes, las periferias, los territorios menos explorados. Este es el objetivo del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) con su ciclo Fronteras, que empieza temporada con conciertos desde el 18 de octubre al 5 de mayo de 2020. Tras la inauguración a cargo del Tarkovsky Quartet, el ...[Leer más]

  • Lujo. De los asirios a Alejandro Magno

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los antiguos imperios asirio, babilónico, fenicio y persa tuvieron en común con Alejandro Magno el propósito y la codicia de extender su poder más allá de sus propios límites. Así es como llegaron a ocupar un área comprendida entre las actuales España e India. Estos territorios fueron el escenario de luchas incesantes, conquistas y saqueos de toda índole, pero también de un intenso comercio de materias primas, metales preciosos y objetos de deseo como los que se muestran hasta el 12 ...[Leer más]

  • Jardín deshecho

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “A mi queridísimo Federico, el único que me entiende. Firmado: su propio corazón”. Esta es la dedicatoria que Lorca se hizo a sí mismo en un ejemplar de su primer libro, Impresiones y paisajes, y uno de los documentos más curiosos que ofrece la exposición Jardín deshecho, abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 en Granada. Comisariada por el hispanista estadounidense Christopher Maurer, es la primera muestra sobre el poeta centrada en la temática del amor. “Amó mucho...[Leer más]

Histórico noticias



La vida como aventura

Si acampamos a orillas del río Yukón y prestamos atención, todavía podremos oír los cuentos de Jack London. Javier Reverte recorre la larga ruta por el río Yukón de uno de sus autores preferidos, y aprovecha para reivindicar la  literatura juvenil …

5 de junio de 2012

Me indigna leer a algunos críticos literarios cuando califican a ciertos escritores como autores de literatura juvenil. En ese saco he visto metidas a gentes como Robert L. Stevenson, Jack London e, incluso, Mark Twain. Y me pregunto si no es demencial tal juicio. Una cosa es que sus historias gusten a los jóvenes y otra que sean los suyos libros “sólo para jóvenes”. Tengo más de sesenta años y, de cuando en cuando, vuelvo a leer La Isla del Tesoro y me lo paso, según el dicho popular cuyo origen y sentido ignoro, como un enano. Me pregunto también qué pueden tener de juveniles, por ejemplo, cuentos tan dramáticos como Por un bistec o El fuego de la hoguera, de Jack London, y qué hay de juvenil en algunos de los episodios de Las aventuras de Huckleberry Finn, como el de la terrible batalla entre dos familias que concluye con el exterminio de una de ellas. Pero en fin…

Jack London es uno de los escritores que más han influido en mí. Y no me refiero a una influencia literaria, sino vital. Nacido en el seno de una familia pobre y huérfano de padre, casi desde su venida al mundo, logró a fuerza de voluntad labrarse una cultura. Para ganarse la vida, fue ladrón de ostras en la bahía de San Francisco, trabajador en una lavandería y en otros humildes oficios. Y a la edad de veintiún años se unió a la gran marea humana que viajó rumbo al río Yukón  la fiebre del oro de 1897. No encontró ni una sola pepita de oro y regresó un años después a San Francisco sin un dólar en el bolsillo, pagándose el billete de vuelta con el trabajo de fogonero en el barco.

Pero su fracaso como minero lo compensó de otra manera. Mientras pasaba un invierno a los orillas del helado Yukón, intercambiaba historias con los indios, los tramperos y los buscadores de oro que pasaban por su cabaña. Él les leía trozos de los libros de Flaubert o Dostoievski que había llevado consigo y ellos, a cambio, le contaban sus aventuras. Y esas aventuras fueron la base de sus cuentos sobre el Yukón. En pocos años se convirtió en el autor más leído de América y, por supuesto, en millonario. Es probable que junto con Poe, Maupassant y Chéjov, sea uno de los mejores narradores de historias cortas de la literatura.

Por causa de London, en el año 2006 me fui al Yukón y recorrí a remo la misma ruta que él realizó en 1897-98, entre las ciudades de Whitehorse y Dawson City, con un total de casi 750 kilómetros en quince días. Fue una fiesta de los sentidos y del espíritu, sobre todo la noche en que acampé en la isla en donde estuvo su cabaña, en una de cuyas paredes de madera grabó a cuchillo su nombre y puso debajo: “Minero y escritor”.

Me gusta vitalizar la literatura, o echarle literatura a la vida. Y una buena manera de hacerlo es seguir los pasos de los grandes escritores que admiras.

Jack London, Rio Yukón

12345 (4 votos. Media: 3,50 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Javier Reverte

Comentarios sobre  La vida como aventura

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.

  • 08 de junio de 2012 a las 17:57

    La vida como aventura… Gracias por descubrirnos un poco más a Jack London y por echarle literatura a la vida ¿Sabes? Hoy en día para muchos, esta actitud es una esperanza, un resquicio de salvación ante tanta grisura económica y política… Perfiles como el de Jack London nos muestran que la voluntad del yo está por encima de todas las circunstancias y que la libertad va más allá de encasillarse en los límites sociales que nos imponen las reglas establecidas.
    Tu post nos da aire fresco y fuerzas para seguir con nuestro proyecto vital, para seguir con la escritura, para viajar y compartir el Mundo con todos los caminantes.
    Gracias y hace poco disfrutamos como enanos con una lectura a cuatro manos, compartiendo hojas y aventuras.
    “Me dicen que hay personas a las que los mapas les dejan fríos y me cuesta creerlo”

    Por ahoratocaviajar
  • 10 de febrero de 2013 a las 17:56

    Hola la vida es una aventura y desgraciadamente a mi edad 62 he desperdiciado muchos años si volviera a nacer desde que tuve uso de razón hasta hoy hubiera estado viajando por el mundo y descubriendo cada dia una nueva aventura, llevo varios años haciendo aventura como el CB Annpurna el del Everest y la Patagonia me propongo un nuevo reto Alaska y concretamente el Descenso del Yukon. Cuando dejas de soñar estas muerto.

    Por Rafael
  • Pingback: Viaje por las islas Molucas: Key Islands | La Línea del Horizonte

  • 18 de julio de 2013 a las 12:04

    ¡Hola! Leer Jack London en mi infancia dejó rastro. Bajo la piel se quedó ese sueño de descubrir “el Gran Norte”,su inmensidad, los ríos anchos y salvajes,esa naturaleza inhóspita, el frío, los perros y las hogueras..Yo no me canso nunca de leerlo. Un día , en mi primer viaje por Africa, un señor Canadiense me comentó la posibilidad de bajar por el Yukon en canoa…Después de años acariciando ese sueño (y ahorrar), salió el libro ” EL Río de la Luz”.Yo diría que fue como el empujoncito que me faltaba para dar el paso definitivo y lanzarme a la aventura (nadie de mi entorno lo había hecho ni sabía que existería esa posibilidad). Así que el año pasado pude realizar la misma travesía que Javier, de Whitehorse a Dawson City, con un grupo de desconocidos alemanes y americanos.Fue una aventura agotadora ya que tuvimos bastante frío y mal tiempo.Mi constitución delgada(aunque acostumbrada a la montaña) sufrió por remar tanto.Pero no me arrepiento de nada, descubrí lo que es LA verdadera naturaleza salvaje y aprendí muchísimas cosas. Supongo que como Javier, ese río nos ha dado una lección: si hemos podido remar más de 700km con nuestras limitaciones, seremos capaces -con perseverancia- de superar los obstáculos que vengan por delante. Gracias por el libro, ¡me encantó! (como los demás).

    Por Aurelia
  • Pingback: Viaje al Canadá de Jack London | La Línea del Horizonte

  • Pingback: La frontera perdida | La Línea del Horizonte