GeoGrafía
Colaboradores +
 
Noticias en la Línea
  • España vista por los viajeros extranjeros

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    «No es nada usual que las mujeres viajen solas en España», comentaba Matilda Betham-Edwards, para quien el mejor compañero de viaje por La Mancha era el famoso caballero andante. «No conozco nada relevante de Vélez-Málaga, tan solo que el cautivo de Don Quijote llegó aquí con su rubia morisca, tras su huida de Argelia», escribía otro viajero, George Cayley. Una exposición virtual del Instituto Cervantes muestra cómo era nuestro país bajo la mirada de autores anglosajones que ...[Leer más]

  • Orientalismos

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Mariano Fortuny, Francisco de Goya, Francisco Iturrino, Paul Klee, August Macke, Henri Matisse, Lee Miller, Pablo Picasso, Man Ray, Emilio Sala o Joaquín Sorolla son algunos de los artistas con cuyas obras el IVAM reflexiona en torno a la construcción del imaginario de Oriente Próximo y el Norte de África entre 1800 y 1956; esto es: desde la campaña napoléonica en Egipto y Siria hasta la independencia de Marruecos y Túnez. La exposición estará abierta al público hasta el 21 de junio...[Leer más]

  • Una vuelta al mundo en la BNE

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Tan importante como rodear la Tierra siempre fue contarlo. No por casualidad la edad de las circunnavegaciones fue la época de la imagen del mundo, pero también la de la imprenta y el libro: mapas, derroteros y atlas, cuadernos de bitácora, diarios, literatura de viajes y, naturalmente, bibliotecas. Al fin y al cabo, ¿qué es una biblioteca sino un pequeño microcosmos, un lugar donde recorrer y perderse por estrechos y laberintos? Una exposición en la Biblioteca Nacional de España ...[Leer más]

  • La naturaleza de las cosas

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Una jaula se transforma en una nube, un cubo de hielo en un regalo, notas de músicas caen como ramas de un árbol, un cactus hecho de piedras... Chema Madoz juega con elementos de lo cotidiano y con la Naturaleza, en fotografías que interpelan y sorprenden al espectador con una nueva visión del mundo. El artista crea objetos nuevos, inventa combinaciones inesperadas, piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida. Su trabajo puede verse hasta el 1 de marzo en una ...[Leer más]

  • Ganges, el río Sagrado

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    El artista Luis Sáez ha remontado el Ganges desde su desembocadura en Calcuta hasta Gangotri, al pie del glaciar en que brotan sus fuentes, para mostrar su desbordante espiritualidad en una exposición abierta al público hasta el 9 de febrero en el Museo Nacional de Antropología. Siempre sin abandonar los márgenes del río, las fotografías hacen escala en algunos de los lugares más señalados para las diferentes religiones de la India: Bodhgaya, donde se halla el árbol bajo el cual Buda ...[Leer más]

Histórico noticias

Libros sobre India




Las canteras de marès de Menorca

Paredes de piedra arañadas por heridas seculares, abismos profundos y recorridos laberínticos. Las canteras de marès de Menorca reproducen paisajes misteriosos, nos remiten a geometrías inverosímiles y levantan las casas de ciudades como Ciutadella y Maó.

21 de noviembre de 2012

Asombra la verticalidad de las paredes excavadas, cuando nos asomamos a los bordes de las canteras y nos adentramos en sus profundidades. Nos disponemos a subir y bajar por irregulares escalones, a diluirnos en sus espacios cúbicos y a recorrer los jardines naturales y artificiales crecidos en este escenario sorprendente.

El marès, la piedra de los talaiots

Totem cantera s'hostal.

María Unceta

Menorca es una espléndida combinación de prados verdes, litorales festoneados de arena, aguas de azules profundos y poblaciones de blanco y piedra. Con la piedra de sus canteras se levantaron los monumentos megalíticos que salpican toda la geografía de la isla, y de piedra están hechos las casas, los palacios y las iglesias de Ciutadella, de Maó, de Alaior o de Ferreríes. El marès es un material muy poroso característico de las canteras de Menorca. Se deja pulir y tallar con facilidad y, por los caprichos de la geología, se encuentra sobre todo en la mitad sur de la isla. Su color, recién arrancado, es  blanco; con el tiempo, como observamos en muchos monumentos de Ciudadela, va tomando un tono dorado, o se oscurece cuando está junto al mar. Al recorrer las canteras de marès de Menorca, en particular las de s’Hostal, en las afueras de Ciudadela, nos asomamos a las entrañas de donde procede el material de esos monumentos admirables. Es un viaje a los sótanos de la tierra, a la dureza del trabajo y a los entresijos de la memoria de la isla.

La sociedad Lithica

La explotación de las canteras de marès se remonta a la prehistoria; desde la época de los talaiots, las taulas y las navetas hasta hoy, el subsuelo ha sido abierto y sus bloques arrancados. Pero la posibilidad de visitarlas es relativamente reciente. En 1994 un grupo de personas afincadas en Menorca constituyeron la sociedad cultural Lithica con el objetivo de recuperar para los visitantes la belleza paisajística de las canteras abandonadas. Tiempo, gestiones y esfuerzos. Los animosos integrantes de Líthica consiguieron eliminar los escombros almacenados en las canteras de s’Hostal, rehabilitaron el espacio y crearon un circuito botánico. S’Hostal se transformó en un territorio lleno de sorpresas para el paseante y un marco privilegiado para la realización de actividades culturales.

La historia del trabajo

Canteras de Marès de Menorca. Escaleras naturales. S'Hostal.

María Unceta

Las muescas dejadas por el corte de la piedra en las paredes y suelos de las canteras instruyen sobre la época y los métodos de extracción. Las más antiguas de s’Hostal presentan unos cortes irregulares, los bloques de piedra se arrancaban de las paredes manualmente a golpe de escoda y martillo. La selección de las mejores zonas y el desecho de las vetas de peor calidad convierten las canteras en auténticos laberintos de formas retorcidas y fantásticas. Salas de columnas, torres escalonadas, proas afiladas, peldaños que no van a ninguna parte y muros irregulares de los que salen ramas de árboles aventureros. En el recorrido tratamos de imaginar el terrible esfuerzo humano desplegado para realizar este trabajo cuyo resultado ahora podemos contemplar como una obra de arte.

Cuando se introduce la mecanización, a mediados del siglo XX, unas sierras circulares impulsadas por vagonetas a motor se encargan de rajar las paredes; en estas canteras recientes, los cortes se reconocen por su color blanco, sus espacios  inmensos y cúbicos y la rectitud de sus trazos verticales y horizontales. El vacío se proyecta desde las profundidades hacia el cielo abierto. La gigantesca figura de un hombre sin brazos, tótem colosal que ha sido adoptado por Líthica como símbolo de la asociación, separa las antiguas canteras de las más recientes.

Jardines y circuito botánico

Tras él se inicia el llamado laberinto de los Vergeles mientras la cantera de las Proas se abre a un lugar misterioso y secreto que recuerda al claustro de un monasterio. En él han diseñado un jardín medieval, recinto para el silencio, la armonía y el disfrute de los sentidos: el sonido del agua, los aromas de las flores y las hierbas, la visión de los colores, el gusto de los árboles frutales, el tacto de los relieves. Todo está dispuesto según un orden geométrico que remite al orden cósmico que los clásicos, desde Aristóteles a Leonardo da Vinci, identificaban con el orden de la creación. Las canteras de s’Hostal nos llevan a un mundo diferente, un universo de vacíos y formas que la imaginación de cada cual se encarga de revestir con sus propias sensaciones.

Canteras de Marès de Menorca. Paredes y laberinto de la cantera de s'Hostal.

María Unceta.

Siguiendo la tradición menorquina de reutilizar las canteras abandonadas como huertos de labor, Lhítica ha creado en las canteras de s’Hostal un circuito botánico, dividido en nueve áreas, en el que se reproducen las especies de la flora local. La cantera del Acebuche, la de los Almendros, la cantera de los Olivos entre plantas aromáticas. Un bosque de lentiscos, mirtos y boj proyecta sus sombras en la cantera del Bosquete, mientras en la siguiente se representa un bosque típicamente mediterráneo. En la cantera de Espino crece una colección de arbustos. Una plantación de limoneros junto a un área de descanso cierra el circuito botánico. Continuando el recorrido se llega al estanque donde se reproducen plantas típicas de los humedales de Menorca. Finalmente, se ha rehabilitado una cantera que sirve de vivero para la producción de plantas autóctonas.

Otras canteras visitables

Además de las de s’Hostal, acondicionadas por Líthica, la isla de Menorca cuenta con un buen número de canteras abandonadas que se pueden visitar. Las más interesantes son: las de Sa Cetaria, junto al puerto de Ciudadela; las de Sant Esteve-Montefí y Salord, vecinas de s’Hostal; la de Binicalsitx, con acceso desde la carretera que lleva a Cala Galdana; las de Santa Ponça, Sa Mola y Sa Moleta, próximas a Son Bou; la prehistórica de Torre d’en Gaumes, junto al yacimiento arqueológico de este mismo nombre; las de Robadones y Curnia Nou, en los alrededores de Mahón, y la del Cap de Cavalleria, junto al espectacular acantilado que forma el cabo más septentrional de la isla. Son muy diversas, algunas cubiertas en parte por la maleza, unas pequeñas, otras de proporciones colosales y todas de un gran interés.

Cómo llegar. Las canteras de s’Hostal se encuentran a 1 km de Ciudadela. Para acceder hay que tomar junto al polideportivo el Camí Vell de Maó y pasar por delante cementerio. Junto a las canteras hay un aparcamiento.

Visitas. Las canteras de s’Hostal están abiertas en invierno desde las 09.30h hasta las 14.30h. La entrada es libre. El resto de las canteras de la isla carece de señalización y circuito de visita; están abiertas permanentemente.

Información. Asociación Líthica. Teléfono: 971 481 578.

asociacion lithica, canteras

12345 (Sin votos)
Loading ... Loading ...
Más información de María Unceta

Comentarios sobre  Las canteras de marès de Menorca

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.