Azímut

21 de octubre de 2018
“Un derecho que pocos intelectuales se preocupan de reivindicar es el derecho a la errancia, ...
ver todos...
GeoGrafía
Colaboradores +
 
Nos gusta este libro

Imagen de la India

JULIAN MARIAS

Editorial: LA LINEA DEL HORIZONTE EDICIONES
Lugar: ESPAÑA
Año: 0
Páginas: 112
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

COMPRAR
Finales de los cincuenta. ¿Quién sabía algo de India? Los hippies españoles, que veinte años después aparecieron por ahí, aún no habían nacido, pero era el país con el que había soñado Julián Marías desde niño y la ocasión le llevó hasta ese fascinante país gracias a un congreso de Filosofía. Marías abre los ojos de par en par. Todo le interesa, todo le conmueve y en ese primer acercamiento ya da cuenta de manera sencilla, como un viajero más, de los grandes temas que conforman una sociedad tan compleja y distinta. Un texto que no ha perdido la frescura con la que fue escrito y que podría pertenecer a un viajero sensible de hoy día.
Noticias en la Línea
  • Festival Liternatura

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    “¿No tienen las montañas, las olas y los cielos otro significado, salvo el que le otorgamos conscientemente, cuando las usamos como emblemas del pensamiento?” Seguro que las palabras de Ralph Waldo Emerson resonarán en el primer festival de literatura y naturaleza que se celebra en el MUHBA Vil·la Joana de Barcelona los próximos 20 y 21 de octubre, con el objetivo de visibilizar una tendencia editorial en alza como es el Nature Writting. Presentación de libros, conferencias, ...[Leer más]

  • Anaran

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    "Hay una tierra al norte, muy lejos... Una tierra donde los inviernos son largos y el sol no brilla. Los días son tan oscuros como la noche. La tierra yace bajo espesos mantos de nieve y el mar se encuentra cubierto de hielo. Vientos salvajes silban y aúllan . No hay árboles en la tierra, no hay barcos en el océano. Es la tierra del rey Helado. Una tierra de más de mil años, donde los icebergs son tan grandes como montañas. Y hace frío, frío, frío... " Northland. Cuento inuit. A ...[Leer más]

  • Asia y el Museo Naval

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los marinos españoles no eran solo magníficos pilotos y valerosos estrategas; eran también hombres cultos, con pasión científica y curiosidad infinita. Fueron ellos quienes, con los materiales que iban recopilando aquí y acullá, nutrieron la colección  del actual Museo Naval. Especialmente entre 1840 y 1880, muchos marineros destinados en Filipinas remitieron a España generosas piezas relacionadas con Asia, sobre todo procedentes de China, con las cuales se creó un exclusivo Gabinete ...[Leer más]

  • El diccionario de Marie

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Marie Wilcox es la última hablante fluida de wukchumni, un dialecto de la tribu homónima, en el sur de California. Pasó más de siete años trabajando en un diccionario que se publicó en 2014 y que continúa actualizando, como muestra este corto-documental. Se trata de la obra más completa que existe al respecto, ya que, como la mayoría de nativos norteamericanos, los Wukchumni no escribieron su idioma hasta hace poco (las primeras gramáticas documentadas datan del siglo XX). El libro ...[Leer más]

  • Yōkai, iconografía de lo fantástico

    Actualidad, patrocinios, propuestas

    Los yōkai (monstruos japoneses) son las criaturas mitológicas por excelencia de la fantasía nipona, nacidas del temor a la Naturaleza, de la necesidad de explicar lo inexplicable y del poder de la imaginación. Además de los protagonistas de una exposición que hasta el 23 de septiembre puede verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se exhiben rollos horizontales ilustrados emakimono, grabados ukiyo-e, pequeñas cajas inro, kimonos y un largo etcétera que nos...[Leer más]

Histórico noticias

Libros de viaje




Línea y horizonte paleolítico

En Cantabria hay muchas cuevas paleolíticas, varias visitables, declaradas Patrimonio de la Humanidad. No se trata de réplicas, sino de grutas con pinturas originales. Al verlas, estamos ante el mundo que aquellos o aquellas pintoras realizaron entre 40.000 y 18.000 años atrás.

24 de septiembre de 2018

Línea y horizonte, viajes reales y mentales, origen del arte y de lo humano. Las notas con las que escribo este artículo las tomé en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) mientras me rompía la cabeza para escribir algo de interés para el blog de la Línea del Horizonte. Hasta que caí en la cuenta de que este museo va, entre otras cosas, de líneas y horizontes. Se trata de una pequeña institución situada en un espacio inapropiado. Es fácil de ver sus limitaciones conceptuales y museísticas, pero sobre todo políticas. Años de gobiernos autónomos y departamentos universitarios del ramo no han creado una estructura investigadora y expositiva para uno de los conjuntos culturales más importantes de la humanidad: el arte paleolítico en Cantabria. En esta Comunidad hay muchas cuevas, varias visitables, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. No se trata de réplicas, sino de las cuevas con las pinturas originales. Al verlas estamos de pie en el mundo que aquellos o aquellas pintoras (que esta es otra) realizaron entre 40.000 y 18.000 años atrás. Ya saben ustedes que esto de la datación es tema de bastante volatilidad. Estamos de pie, decía, probablemente en el mismo lugar en que aquellos artistas estuvieron mientras realizaban esas obras. Vemos lo que veían sus ojos. Difícil tener un privilegio mayor. Observamos el resultado de su trabajo con una mirada y desde un lugar similares a los suyos, en su mismo espacio.

Comprobamos que el origen del arte, de la representación, de la reflexión es fundamentalmente abstracto. Se ha mantenido durante tiempo que el arte había nacido a partir de simples representaciones realistas hasta llegar a lo más complejo y acabar, al final, en la abstracción. Y parece ser más bien al revés. El origen del arte y tal vez del pensamiento reflexivo nace de forma abstracta. Comenzó con la abstracción y con el paso del tiempo llegó al realismo. Así que ni Picasso ni muchos de los vanguardistas europeos de primeros del siglo XX ni los expresionistas abstractos norteamericanos crearon una forma de pintar y de ver. Regresaron a ella, de manera maravillosa, miles de años después.

Museo de Altamira

Lo interesante de esta visita, imprescindible si se viene a Cantabria, son las piezas que aquí se exhiben. No lo es el edificio ni su exposición ni sus paneles de explicación. Resulta deslumbrante una pequeña sala que contiene algo del apogeo del arte paleolítico. Se trata de grabados, realizados en huesos y astas, de imágenes de diversos animales, incluso peces, y también símbolos de los que luego hablaré. Están trazados con unas incisiones concisas, finas y elegantes. Se exponen en diversas vitrinas en forma de columna que dan la sensación de que estamos en una especie de laboratorio, de esos a los que nos tienen acostumbrados los filmes de ciencia ficción. Sobrecoge tanta habilidad y belleza.

Así como las pinturas se realizaron, obviamente, en el interior de las cuevas, estas obras sobre costillas o astas posiblemente se hicieron fuera. Con mucha luz. Supone un trabajo delicado y sutil. Sorprende que se hayan conservado tantos ejemplos. Siguen apareciendo más en recientes excavaciones.

Contemplarlos da una mágica e inefable unión de ellos con nosotros. De todos los seres humanos. Antes de esa sala se puede disfrutar con un espléndido vídeo titulado La línea. Muestra cómo con líneas precisas, abstractas, sencillas, sobrias, a veces utilizando los volúmenes y grietas de la pared, pero otras sin ese apoyo, realizan dibujos extraordinariamente bellos y eficaces. Conmueve una y otra vez pensar en cómo los realizaban. Cabeza y orejas, línea de lomo y cuartos traseros o delanteros. Tres trazos que determinan los animales importantes para ellos. Es necesario para poder hacer eso una mente precisa, inteligente, capaz de abstraer, de sintetizar y de expresar de tal manera que me viene a la memoria la frase, creo que de Joan Miró, que afirma que desde Altamira el arte no ha hecho más que decaer. Ellos lo comprendían y, en su mayor parte, también nosotros, sin más mediación. ¿Puede existir arte más universal?

Al tiempo, seres humanos tan alejados en muchos aspectos de nosotros se muestran iguales a los actuales pobladores de este planeta. No solo iguales: en su capacidad artística son superiores a la mayoría. En tiempo de xenofobias, racismos y nacionalismos, esta sala adquiere más importancia. Conecta a todos los seres humanos en lo que somos primordialmente: aquellos semejantes con los que compartimos esta tierra.

Teorías sobre el arte paleolítico hay muchas. Todas más o menos convincentes y más o menos inciertas. Una de ellas es la que aborda la extraordinaria similitud del arte a lo largo de miles de años y en lugares muy alejados entre sí. Eso se explica bien si imaginamos una ruta de comunicación e intercambio, al estilo de la ruta de la seda, entre la península Ibérica y los Urales. El arte se fue trasladando junto con sus pintores, influenciando y mostrando a las comunidades con las que se iban cruzando sus modos artísticos. También explicaría su enorme homogeneidad más allá de las diferencias que hay entre los diversos artistas.

Cautivan nuestro interés esas figuras que con tan alto grado de abstracción son, al tiempo, claramente figurativas. A ello hay que añadir las geometrías simbólicas. En la visita al MUPAC, como también en las pinturas si se visita cualquiera de la cuevas de Cantabria, se verán las piezas talladas en hueso con muchos signos geométricos: puntos o líneas agrupados de forma cuidadosa y cuyo significado aún no comprendemos. La comparación con lo que realizan los actuales habitantes aborígenes de Namibia o Australia no nos da mucha luz. Son signos misteriosos y bellos. Así que la geometría, y seguramente las matemáticas, están en el origen de lo humano. Euclides o Pitágoras estarían bastante satisfechos. Y tal vez ya lo sabían. ¿Algún día se descubrirá una serie matemática en ellas? Difícil. Pero quién sabe si algún Fibonacci ya había nacido en las cavernas de Cantabria.

Este pequeño museo y sus líneas, a pesar de estar en un sótano, y de una obscuridad seguramente necesaria para la preservación de las obras, están abriendo el horizonte más amplio posible: el del origen del arte y de la humanidad misma. No está claro si los Neardentales contemporáneos en sus últimos años (miles) a los Sapiens tuvieron arte, pero es probable que sí.

Hoy se habla de una cultura de la imagen mediada por las pantallas y la red Internet. Cierto, ¿pero qué decir de esas culturas que a lo largo de milenios expresaron algo que no comprendemos a través de imágenes?

¿Línea del horizonte? Encontrará alguna al visitar el MUPAC y las cuevas paleolíticas de Cantabria

Arte rupestre, museos, patrimonio de la humanidad, viaje a cantabria

12345 (3 votos. Media: 3,67 de 5)
Loading ... Loading ...
Más información de Rafael Manrique

Comentarios sobre  Línea y horizonte paleolítico

¿Qué opinas?

Comparte con nosotros tus puntos de vista. Enriquece estas miradas viajeras con las tuyas propias y haz las valoraciones y comentarios que desees. Opinar y disentir nos obliga a viajar por las ideas y el pensamiento, pero dejaremos fuera los comentarios insultantes o inadecuados.